sábado, noviembre 26, 2022
spot_img
InicioPortadaEn Protesta por “Cobro de Piso” Transportistas Paralizan sus Unidades

En Protesta por “Cobro de Piso” Transportistas Paralizan sus Unidades

* CHOFERES DEL TRANSPORTE PÚBLICO DE AL MENOS 19 MUNICIPIOS DE LA COSTA Y SIERRA DE CHIAPAS, EXIGEN A LAS AUTORIDADES SEGURIDAD Y ATENCION A SUS DEMANDAS.

Tapachula, Chiapas; 03 de Octubre del 2022.- Los choferes de miles de unidades del transporte público de al menos 19 municipios de la Costa y Sierra de Chiapas paralizaron este lunes sus actividades, en protesta porque durante más de un año han sido objeto de extorsiones semanales (cobro de piso) por parte de personas con acento centroamericano.
Los trabajadores del volante que se han opuesto a ese delito, han sido asesinados a balazos, incluso delante de sus propios compañeros.
Durante todo este tiempo ha habido infinidad de reuniones entre los concesionarios, representantes de cooperativas con las autoridades, para exigir precisamente seguridad, pero todo ha concluido con la firma de minutas y promesas de que ya van a actuar, pero todo queda en actos de buena voluntad.
Las amenazas de muerte son todos los días y han provocado que la problemática en la región haya ido en aumento, y lo peor, no hay detenidos. Ante esa dramática impunidad, el «cobro de piso» se ha ido esparciendo muy rápido -como un cáncer- a otros sectores de la sociedad, como comerciantes, prestadores de servicios y profesionistas.

Los transportistas bloquearon los accesos a las ciudades, calles, boulevares, libramientos, caminos rurales y la carretera Costera que va desde Arriaga hasta Motozintla.
Según algunos choferes que viven con la zozobra de que este día pueden ser asesinados, le han tenido que pedir a los patrones que reduzcan a la mitad los pagos de la cuenta del día, para que el resto del dinero se lo entreguen a la delincuencia organizada.
Otros, de plano, decidieron paralizar sus vehículos de manera permanente, porque los choferes señalan que no les queda ni para comprar un plato de comida y solo están trabajando para los extorsionadores.
Por si fuera poco, al menos 20 empresarios de la región han sido objeto de la misma situación, pero temen acudir a las autoridades por el riesgo de que los vayan a matar, o maten a los integrantes de sus familias.
A la par de la paralización de las unidades, los transportistas también bloquearon los accesos a las ciudades, calles, bulevares, libramientos, caminos rurales y la carretera Costera a lo largo de los alrededor de 260 kilómetros que hay entre el municipio fronterizo de Suchiate, con el de Arriaga, en los límites con Oaxaca.
En el caso de Tapachula, también frenaron la circulación vial en la carretera que conduce a Puerto Chiapas, Puerto Madero, el corredor industrial, aeropuerto, y sus inmediaciones.
El Grito de Auxilio que aún no es Atendido.
Este no es un hecho aislado o inédito. Apenas en la mañana del 24 de Junio de este año, decenas de unidades del transporte urbano colectivo paralizaron también sus actividades en protesta por las extorsiones a las que estaban siendo sometidos por el crimen organizado, de los llamados «cobros de piso» y por las amenazas de muerte si no acceden a ello.
Los choferes de las unidades que conforman la ruta «Cafetales», decidieron ese día hacer un plantón en la explanada externa de la Fiscalía de Distrito Fronterizo -con sede en Tapachula- para presentar sus denuncias.
Ante la autoridad ministerial, narraron, como ahora, que temían que los extorsionadores podrían tratarse de migrantes centroamericanos afiliados a las bandas delictivas Mara Salvatrucha 13 o a Barrio 18.
Los transportistas bloquearon los accesos a las ciudades, calles, boulevares, libramientos, caminos rurales y la carretera Costera que va desde Arriaga hasta Motozintla.
Explicaron que ya los habían estado amenazando, pero que, en esas fechas, dos camionetas arribaron a la parada de «Los Cafetales» y les dijeron que tenían que pagar una cuota semanal para dejarlos trabajar, o la vida de ellos y las de sus familiares estaba de por medio.
«Fueron dos camionetas y un auto compacto tipo Tsuru, color blanco. Llegaron a la base del transporte público, con personas armadas. Dijeron que teníamos que pagar una cuota al día de cien pesos por cada chofer y 200 por parte de los concesionarios de las unidades, lo que en global se trata de millones de pesos mensuales, tan solo en Tapachula», dijeron en lo que quedó asentado en la carpeta de investigación.
Los inconformes solicitaron a la Fiscalía que revisaran los videos de seguridad del C-5, desde la entrada al fraccionamiento, para que puedan dar con esos sujetos dedicados a extorsionar.
Pero también una situación similar se vivió meses atrás en la ruta «Indeco Cebadilla», en donde lamentablemente hubo ataques armados y decesos. En otros municipios de la Costa de Chiapas también hubo denuncias por parte de grupos del transporte en torno a los «cobros de piso», donde los maleantes mataron a más choferes.
Mientras que, en el último trimestre, empresarios de la localidad denunciaron ante rotativo EL ORBE que estaban siendo víctimas de extorsión y no querían presentar sus quejas penales, por el temor de ser asesinados.
Por si fuera poco, algunos Alcaldes de la región han confiado a EL ORBE que, al igual que los demás, han sido víctimas de ese flagelo y lo han expuesto en las mesas de seguridad.
Se espera que las autoridades apliquen medidas emergentes para frenar a esos grupos delincuenciales que han empezado a tomar a Tapachula como centro de operaciones, antes de que sea demasiado tarde. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

En Protesta por “Cobro de Piso” Transportistas Paralizan sus Unidades

* CHOFERES DEL TRANSPORTE PÚBLICO DE AL MENOS 19 MUNICIPIOS DE LA COSTA Y SIERRA DE CHIAPAS, EXIGEN A LAS AUTORIDADES SEGURIDAD Y ATENCION A SUS DEMANDAS.

Tapachula, Chiapas; 03 de Octubre del 2022.- Los choferes de miles de unidades del transporte público de al menos 19 municipios de la Costa y Sierra de Chiapas paralizaron este lunes sus actividades, en protesta porque durante más de un año han sido objeto de extorsiones semanales (cobro de piso) por parte de personas con acento centroamericano.
Los trabajadores del volante que se han opuesto a ese delito, han sido asesinados a balazos, incluso delante de sus propios compañeros.
Durante todo este tiempo ha habido infinidad de reuniones entre los concesionarios, representantes de cooperativas con las autoridades, para exigir precisamente seguridad, pero todo ha concluido con la firma de minutas y promesas de que ya van a actuar, pero todo queda en actos de buena voluntad.
Las amenazas de muerte son todos los días y han provocado que la problemática en la región haya ido en aumento, y lo peor, no hay detenidos. Ante esa dramática impunidad, el «cobro de piso» se ha ido esparciendo muy rápido -como un cáncer- a otros sectores de la sociedad, como comerciantes, prestadores de servicios y profesionistas.

Los transportistas bloquearon los accesos a las ciudades, calles, boulevares, libramientos, caminos rurales y la carretera Costera que va desde Arriaga hasta Motozintla.
Según algunos choferes que viven con la zozobra de que este día pueden ser asesinados, le han tenido que pedir a los patrones que reduzcan a la mitad los pagos de la cuenta del día, para que el resto del dinero se lo entreguen a la delincuencia organizada.
Otros, de plano, decidieron paralizar sus vehículos de manera permanente, porque los choferes señalan que no les queda ni para comprar un plato de comida y solo están trabajando para los extorsionadores.
Por si fuera poco, al menos 20 empresarios de la región han sido objeto de la misma situación, pero temen acudir a las autoridades por el riesgo de que los vayan a matar, o maten a los integrantes de sus familias.
A la par de la paralización de las unidades, los transportistas también bloquearon los accesos a las ciudades, calles, bulevares, libramientos, caminos rurales y la carretera Costera a lo largo de los alrededor de 260 kilómetros que hay entre el municipio fronterizo de Suchiate, con el de Arriaga, en los límites con Oaxaca.
En el caso de Tapachula, también frenaron la circulación vial en la carretera que conduce a Puerto Chiapas, Puerto Madero, el corredor industrial, aeropuerto, y sus inmediaciones.
El Grito de Auxilio que aún no es Atendido.
Este no es un hecho aislado o inédito. Apenas en la mañana del 24 de Junio de este año, decenas de unidades del transporte urbano colectivo paralizaron también sus actividades en protesta por las extorsiones a las que estaban siendo sometidos por el crimen organizado, de los llamados «cobros de piso» y por las amenazas de muerte si no acceden a ello.
Los choferes de las unidades que conforman la ruta «Cafetales», decidieron ese día hacer un plantón en la explanada externa de la Fiscalía de Distrito Fronterizo -con sede en Tapachula- para presentar sus denuncias.
Ante la autoridad ministerial, narraron, como ahora, que temían que los extorsionadores podrían tratarse de migrantes centroamericanos afiliados a las bandas delictivas Mara Salvatrucha 13 o a Barrio 18.
Los transportistas bloquearon los accesos a las ciudades, calles, boulevares, libramientos, caminos rurales y la carretera Costera que va desde Arriaga hasta Motozintla.
Explicaron que ya los habían estado amenazando, pero que, en esas fechas, dos camionetas arribaron a la parada de «Los Cafetales» y les dijeron que tenían que pagar una cuota semanal para dejarlos trabajar, o la vida de ellos y las de sus familiares estaba de por medio.
«Fueron dos camionetas y un auto compacto tipo Tsuru, color blanco. Llegaron a la base del transporte público, con personas armadas. Dijeron que teníamos que pagar una cuota al día de cien pesos por cada chofer y 200 por parte de los concesionarios de las unidades, lo que en global se trata de millones de pesos mensuales, tan solo en Tapachula», dijeron en lo que quedó asentado en la carpeta de investigación.
Los inconformes solicitaron a la Fiscalía que revisaran los videos de seguridad del C-5, desde la entrada al fraccionamiento, para que puedan dar con esos sujetos dedicados a extorsionar.
Pero también una situación similar se vivió meses atrás en la ruta «Indeco Cebadilla», en donde lamentablemente hubo ataques armados y decesos. En otros municipios de la Costa de Chiapas también hubo denuncias por parte de grupos del transporte en torno a los «cobros de piso», donde los maleantes mataron a más choferes.
Mientras que, en el último trimestre, empresarios de la localidad denunciaron ante rotativo EL ORBE que estaban siendo víctimas de extorsión y no querían presentar sus quejas penales, por el temor de ser asesinados.
Por si fuera poco, algunos Alcaldes de la región han confiado a EL ORBE que, al igual que los demás, han sido víctimas de ese flagelo y lo han expuesto en las mesas de seguridad.
Se espera que las autoridades apliquen medidas emergentes para frenar a esos grupos delincuenciales que han empezado a tomar a Tapachula como centro de operaciones, antes de que sea demasiado tarde. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

En Protesta por “Cobro de Piso” Transportistas Paralizan sus Unidades

* CHOFERES DEL TRANSPORTE PÚBLICO DE AL MENOS 19 MUNICIPIOS DE LA COSTA Y SIERRA DE CHIAPAS, EXIGEN A LAS AUTORIDADES SEGURIDAD Y ATENCION A SUS DEMANDAS.

Tapachula, Chiapas; 03 de Octubre del 2022.- Los choferes de miles de unidades del transporte público de al menos 19 municipios de la Costa y Sierra de Chiapas paralizaron este lunes sus actividades, en protesta porque durante más de un año han sido objeto de extorsiones semanales (cobro de piso) por parte de personas con acento centroamericano.
Los trabajadores del volante que se han opuesto a ese delito, han sido asesinados a balazos, incluso delante de sus propios compañeros.
Durante todo este tiempo ha habido infinidad de reuniones entre los concesionarios, representantes de cooperativas con las autoridades, para exigir precisamente seguridad, pero todo ha concluido con la firma de minutas y promesas de que ya van a actuar, pero todo queda en actos de buena voluntad.
Las amenazas de muerte son todos los días y han provocado que la problemática en la región haya ido en aumento, y lo peor, no hay detenidos. Ante esa dramática impunidad, el «cobro de piso» se ha ido esparciendo muy rápido -como un cáncer- a otros sectores de la sociedad, como comerciantes, prestadores de servicios y profesionistas.

Los transportistas bloquearon los accesos a las ciudades, calles, boulevares, libramientos, caminos rurales y la carretera Costera que va desde Arriaga hasta Motozintla.
Según algunos choferes que viven con la zozobra de que este día pueden ser asesinados, le han tenido que pedir a los patrones que reduzcan a la mitad los pagos de la cuenta del día, para que el resto del dinero se lo entreguen a la delincuencia organizada.
Otros, de plano, decidieron paralizar sus vehículos de manera permanente, porque los choferes señalan que no les queda ni para comprar un plato de comida y solo están trabajando para los extorsionadores.
Por si fuera poco, al menos 20 empresarios de la región han sido objeto de la misma situación, pero temen acudir a las autoridades por el riesgo de que los vayan a matar, o maten a los integrantes de sus familias.
A la par de la paralización de las unidades, los transportistas también bloquearon los accesos a las ciudades, calles, bulevares, libramientos, caminos rurales y la carretera Costera a lo largo de los alrededor de 260 kilómetros que hay entre el municipio fronterizo de Suchiate, con el de Arriaga, en los límites con Oaxaca.
En el caso de Tapachula, también frenaron la circulación vial en la carretera que conduce a Puerto Chiapas, Puerto Madero, el corredor industrial, aeropuerto, y sus inmediaciones.
El Grito de Auxilio que aún no es Atendido.
Este no es un hecho aislado o inédito. Apenas en la mañana del 24 de Junio de este año, decenas de unidades del transporte urbano colectivo paralizaron también sus actividades en protesta por las extorsiones a las que estaban siendo sometidos por el crimen organizado, de los llamados «cobros de piso» y por las amenazas de muerte si no acceden a ello.
Los choferes de las unidades que conforman la ruta «Cafetales», decidieron ese día hacer un plantón en la explanada externa de la Fiscalía de Distrito Fronterizo -con sede en Tapachula- para presentar sus denuncias.
Ante la autoridad ministerial, narraron, como ahora, que temían que los extorsionadores podrían tratarse de migrantes centroamericanos afiliados a las bandas delictivas Mara Salvatrucha 13 o a Barrio 18.
Los transportistas bloquearon los accesos a las ciudades, calles, boulevares, libramientos, caminos rurales y la carretera Costera que va desde Arriaga hasta Motozintla.
Explicaron que ya los habían estado amenazando, pero que, en esas fechas, dos camionetas arribaron a la parada de «Los Cafetales» y les dijeron que tenían que pagar una cuota semanal para dejarlos trabajar, o la vida de ellos y las de sus familiares estaba de por medio.
«Fueron dos camionetas y un auto compacto tipo Tsuru, color blanco. Llegaron a la base del transporte público, con personas armadas. Dijeron que teníamos que pagar una cuota al día de cien pesos por cada chofer y 200 por parte de los concesionarios de las unidades, lo que en global se trata de millones de pesos mensuales, tan solo en Tapachula», dijeron en lo que quedó asentado en la carpeta de investigación.
Los inconformes solicitaron a la Fiscalía que revisaran los videos de seguridad del C-5, desde la entrada al fraccionamiento, para que puedan dar con esos sujetos dedicados a extorsionar.
Pero también una situación similar se vivió meses atrás en la ruta «Indeco Cebadilla», en donde lamentablemente hubo ataques armados y decesos. En otros municipios de la Costa de Chiapas también hubo denuncias por parte de grupos del transporte en torno a los «cobros de piso», donde los maleantes mataron a más choferes.
Mientras que, en el último trimestre, empresarios de la localidad denunciaron ante rotativo EL ORBE que estaban siendo víctimas de extorsión y no querían presentar sus quejas penales, por el temor de ser asesinados.
Por si fuera poco, algunos Alcaldes de la región han confiado a EL ORBE que, al igual que los demás, han sido víctimas de ese flagelo y lo han expuesto en las mesas de seguridad.
Se espera que las autoridades apliquen medidas emergentes para frenar a esos grupos delincuenciales que han empezado a tomar a Tapachula como centro de operaciones, antes de que sea demasiado tarde. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com