Cae “El Porky” por Robo de Motocicleta

1558
Cae “El Porky” por Robo de Motocicleta
Cae “El Porky” por Robo de Motocicleta

 

*En Xochimilco
*Tiene más de 30 Denuncias por el Mismo Delito
*Al Parecer Pertenece a una Banda de Roba Carros

Tapachula, Chiapas; 29 de julio.- Por medio de una llamada de auxilio al servicio de Emergencias 911, el señor Rubén reportó que un delincuente se había llevado su motocicleta que tenía estacionada sobre la 8ª avenida Norte y 13ª calle Poniente de la colonia Centro, señaló que el bandido había escapado por la 12ª avenida Norte, rumbo a la colonia Xochimilco.
Se activó la alerta para las diferentes corporaciones policiacas estatales y municipales, quienes montaron un operativo a bordo de patrullas y otros elementos se quedaron para entrevistar a la víctima, que dijo ser el propietario de una motocicleta Dinamo 150 CC. modelo 2015 y que el delincuente que se la robo “es un gordo que viste playera azul deslavada y pantalón negro”.
Los hechos se registraron a las 13:30 horas, los patrulleros se dividieron, unos entraron por la bajada “Pérez Herrera” y otros por la avenida Esperanza, hasta llegar al fraccionamiento Infonavit Xochimilco y sobre el andador 9, ubicaron al presunto.
Al ser asegurado, estaba a bordo de la motocicleta que se robó minutos antes, dijo llamarse Julio L. A. y/o Ervin E. N. de 36 años, mejor conocido como “El Porky”, con domicilio en la colonia “13 de Septiembre”, fue sindicado de dedicarse al robo de motocicletas y tiene más de 30 denuncias por el mismo delito.
Los uniformados le dieron a conocer el porqué de su detención y le leyeron sus derechos, posteriormente lo pusieron a disposición del Ministerio Público por el delito de robo de vehículo en flagrancia.
Este sujeto presuntamente es responsable del delito de robo de más de 30 motos, asimismo indicaron que es integrante de una banda dedicada al asalto y robo de vehículos. Las autoridades iniciaron la carpeta de investigación para que pueda ser procesado y/o vinculado, de lo contrario será libreado 48 horas después. EL ORBE / Álvaro Islas Hernández