Vuelca Tráiler Cargado de Plátano

578
Vuelca Tráiler Cargado de Plátano
Vuelca Tráiler Cargado de Plátano

*En la vía a Puerto Madero

*El Chofer Señala que Intentó Esquivar un Remolque que no Tenía Luces, dio el Volantazo Pero ya no Pudo Enderezar el Camión
*La Carga de la Empresa Chiquita, iba Para Puerto Chiapas, Para ser Enviada a Estados Unidos

Tapachula, Chiapas; 25 de febrero.- Un fuerte accidente ocurrió sobre el tramo carretero Jaritas a Puerto Madero, un tráiler de la empresa Chiquita, volcó sobre su costado derecho.
Alrededor de las 05:30 de la mañana, el camión Freightliner de color rojo con placas de circulación EA 19 016 del estado de Chihuahua, con una caja cargada de 25 toneladas de banano, se salió de la carpeta asfáltica y volcó por el peso.
Circulaba de Jaritas a Puerto Madero, el conductor señala que al llegar a la altura del huerto de mango, sobre el kilómetro 40.2 estaba un tractor agrícola John Deere con un remolque sin luces y apenas lo alcanzó a ver, lo esquivó pero le pegó un rozón y del volantazo, ya no pudo enderezar la unidad.
El tráiler terminó en un zanjo, se le desprendió uno de los tanques de diesel, el contenedor volcó y el cabezal sufrió daños en la parte de enfrente, se le desprendieron las 2 llantas delanteras.
Mario “N”, chofer del tráiler, iba acompañado del encargado del rancho platanero Wilmer “N”, ambos salieron intactos y señalaron que se dirigían a dejar la carga a Puerto Chiapas para ser llevada a Estados unidos.
Elementos de la Policía Federal División Caminos, realizaron las respectivas diligencias, posteriormente se entrevistó con ambos choferes quienes decían que no tenían la culpa ninguno, se verificó el frenado y testificó que este accidente vehicular fue por alcance.
Personal de CFE comenta que dañaron la estructura de un poste de cemento, tendrá que ser removido para evitar algún accidente a futuro y surte de energía eléctrica al huerto “La Andrea”.
La caja del tráiler fue desprendida para poder realizar las maniobras, se utilizaron dos grúas y finalmente fue llevado a un corralón. EL ORBE / Raymundo Grajales