De Tres Balazos Matan a Guatemalteco

513
De Tres Balazos Matan a Guatemalteco

* En Suchiate.
* Sólo le dijo a la Esposa que Tomaría unas Cervezas.

Suchiate, Chiapas; 26 de Julio.- Continúan las investigaciones sobre la ejecución de un guatemalteco, quien fue privado de la vida con tres disparos.
Los hechos ocurrieron el pasado viernes en el Ejido La Libertad, aproximadamente a las 23:30 horas.
Elementos de la Policía Municipal de este municipio fronterizo, que está siendo rebasado por la delincuencia y la existencia de las bandas Delictivas Barrio 18 Maras Salvatrucha MS-13.
Los elementos policíacos después de recibir el reporte de lo ocurrido, se trasladaron al Ejido la Libertad, a unos metros del «Bar La Quinta» se encontraba una persona del sexo masculino sin vida y con señales de tres disparos de arma de fuego, al parecer calibre 9 milímetro. Los elementos de la Policía Municipal se entrevistaron con la señora Angelina «N» de 38 años de edad, quien dijo ser originaria de Guatemala, quien reconoció el cuerpo de su concubino Wilson Yosimar «N» de 25 años de edad, también originario de Guatemala, de oficio jornalero.
La señora dio a conocer que su esposo había salido de su casa aproximadamente a las 13:00 horas con rumbo hacia El Ejido la Cigüeña del Municipio de Tapachula, donde le había dicho se tomaría unas cervezas, avisándole horas más tarde que su esposo se encontraba muerto. Por el momento se desconoce quién o quienes pudieron haberlo quitado la vida.
La persona fallecida es de complexión delgada, tez morena clara, de aproximadamente 1.60 metros de estatura, vestía una playera de color azul, short tipo comando y chanclas de color negras. El cuerpo se encontraba boca abajo y presentaba al parecer tres orificio provocados por un arma de fuego.
Personal de la Fiscalía de Inmigrantes se encargó de realizar el levantamiento del cuerpo de este sujeto, y trasladarlo al SEMEFO para la necropsia de ley.
Hasta el momento no se ha logrado saber de algún avance en el esclarecimiento del crimen y mucho menos la identidad de sus ejecutores. EL ORBE / Roberto Corado Mosqueda