Vigilancia Epidemiológica Para Atender Focos Rojos de Roya

1114
Vigilancia Epidemiológica Para Atender Focos Rojos de Roya
Vigilancia Epidemiológica Para Atender Focos Rojos de Roya

 

*Informa SENASICA.

Tapachula, Chiapas; 25 de mayo.- Félix Martínez Salazar, coordinador del programa de la roya del café del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), informó que antes de la temporada de lluvias, se atienden focos rojos donde hay variedades susceptibles a roya, a través de los Comités de Sanidad Vegetal.
En entrevista, precisó que el objetivo es no permitir el rebrote de la plaga que durante los años 2013 y 2014 provocó severos daños a la cafeticultura, para lo cual indicó que el año pasado se definieron 39 áreas de control o focos rojos que se han mantenido bajo control, que consiste en una superficie de 83 mil hectáreas distribuidas en todo el estado.
Precisó que de un año para otro no son los mismos focos rojos, toda vez que cambian las condiciones de tiempo y el comportamiento de la enfermedad, por lo que se van actualizando los datos.
La enfermedad en el país está controlada, los niveles se mantienen a la baja, la cual representa un peligro durante la temporada de lluvias, pero para que no resurja se deben de hacer las labores preventivas, lo cual ya debió de hacerse durante el presente mes de mayo.
Martínez Salazar destacó que cuentan con más de 28 mil litros de fungicida para atender los rebrotes de roya que pudieran presentarse, hasta en una superficie de 46 mil hectáreas, con dos aplicaciones.
Se mantiene el programa de vigilancia epidemiológica con ochenta parcelas fijas en todo el estado y semanalmente se monitorea la enfermedad, en estos momentos no hay problemas, persiste la baja incidencia, reiteró.
Con relación a la presencia de casos de roya en Honduras, manifestó que hasta el momento no se tiene información científica que corrobore que haya una nueva raza, está en proceso de estudio en aquel país e indicó que las variedades de la enfermedad que tienen allá no están presentes en territorio mexicano. EL ORBE/Rodolfo Hernández González