Indocumentados se Apoderan de Banquetas y Calles de la Ciudad

204
Indocumentados se Apoderan de Banquetas y Calles de la Ciudad
Indocumentados se Apoderan de Banquetas y Calles de la Ciudad

 

*Comerciantes y Automovilistas Temen ser Agredidos.
Tapachula, Chiapas; 15 de mayo.- Hombres, mujeres y hasta menores de edad de origen centroamericano se han apoderado de las principales calles del centro de la ciudad, en donde exigen dinero a los automovilistas para permitirles estacionar sus vehículos, como si se tratara de un negocio particular.
De acuerdo a comerciantes establecidos, los indocumentados se han ido repartiendo las arterias y hasta las banquetas, en la que colocan objetos para impedir estacionarse, y solo permiten a los que pagan las cuotas, independientemente del cobro de los parquímetros.
En el caso de las banquetas, dijeron, esas mismas personas se encargan de cobrar a los vendedores ambulantes que se instalan momentáneamente “en su cuadra”.
Comentaron que han visto que hacen sus necesidades fisiológicas en plena calle y que varios de ellos son agresivos si no se les entrega la cantidad de dinero que exigen.
Los comerciantes que los han encarado porque no dejan que los posibles compradores y turistas se estacionen, han recibido a cambio amenazas y temen ser objeto de agresiones.
Así también, que es curioso que se ubiquen principalmente en las inmediaciones de los bancos y de empresas donde se otorgan créditos, casas de cambio, empeños o se manejan valores.
“El centro de Tapachula, es el motor económico de la ciudad desde hace décadas. Sin embargo, los espacios públicos en ese sector, como las banquetas y las calles, han sido tomadas poco a poco por migrantes centroamericanos quienes acomodan carros y apartan espacios”, explicaron.
Los declarantes afirmaron además que rápidamente esos extranjeros se han apoderado de esos espacios ciudadanos, “y ahora usan hasta mujeres y niños migrantes para exigir dinero, como ocurre en la 1ª calle poniente, entre Central y 2ª Norte, en la 6ª norte desde la 3ª hasta la central poniente, entre otras”.
Además de las principales calles, también se apostan en los centros comerciales donde dicen pedir una moneda, pero si no se les otorga le aporrean los vidrios de los autos, ocasionando con esto molestia en la ciudadanía. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello