Investigan a Empleados Municipales Por Robo

259

Tapachula Chiapas 27 de febrero. – El corresponsal de un medio nacional, Edgar Clemente Hernández, acudió este miércoles a los organismos nacionales e internacionales de prensa y derechos humanos, para denunciar la posible participación de empleados municipales en un robo cometido en el interior de su domicilio.
Según una carta remitida además en su cuenta personal y a diversos medios de comunicación, establece que “han transcurrido tres meses desde que fui objeto de robo a mi departamento, el 25 de noviembre del 2018, del que sustrajeron computadoras, cámara fotográfica y demás pertenencias personales”.
Según su narración “un mes después, una computadora iMac fue encendida y marcó su ubicación GPS en la casa de José… Subdirector de Comunicación Social del Ayuntamiento de Tapachula, en la colonia Los Reyes”.
Esos hechos fueron reportados de inmediato a la Fiscalía de Justicia del Estado de Chiapas, “pero el agente del Ministerio Público responsable del caso, José Manuel López López ordenó acudir al lugar tres semanas después”.
Agregó que, al llegar al domicilio del funcionario municipal, éste no permitió el acceso al inmueble a los agentes ministeriales, alegando que esa casa pertenecía a su suegra, y tampoco la Fiscalía hizo nada después por solicitar un cateo.
Según el reportero, la autoridad perdió el principal indicio de la investigación para conocer las causas reales del atraco a su persona y a sus bienes.
La computadora que le fue sustraída y, de acuerdo al GPS fue encendida en ese lugar, contenía información personal y de su labor periodística.
Después del robo a su departamento -agregó- agentes ministeriales se dieron a la tarea de revisar cámaras de vigilancia instaladas en ese sector de la ciudad.
El propietario de una de esas cámaras accedió a compartir las imágenes captadas durante el día en que se cometió el ilícito, “pero los oficiales dijeron que no tenían como descargarlas y yo personalmente adquirí un disco duro”.
Además, que el día en que se hizo la diligencia a la casa del funcionario municipal, los agentes argumentaron que no contaban con vehículo y por ello el reportero les tuvo que prestar uno.
Posteriormente ubiqué en una casa de empeño de Tapachula, según dijo, un pulso muy similar a uno de los que sustrajeron de mi departamento. Di la información al Ministerio Público, pero éste nunca hizo la solicitud a esa empresa porque no tenía cómo imprimir una fotografía de prueba, entre otros pretextos. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello