Reconstrucción del Kiosco, un Error Arquitectónico:MZH

884

Tapachula, Chiapas; 29 de Abril.- Al considerar que Tapachula no es una ciudad colonial, la instalación nuevamente de un kiosco en el parque central se trata de un error o de una “estupidez” urbanística, así lo dio a conocer el arquitecto, con más de 40 años de experiencia, Melvin Zamora Hernández.
En Tapachula se construyen obras sólo por caprichos de algunos políticos, ya que para determinar la construcción de un elemento arquitectónico o urbanístico en una ciudad se requiere de un análisis previo, además de conocer la historia, rubros que la autoridad ignora o sólo buscan jugosas ganancias.
Tapachula no tiene historia colonial, ya que desde que se fueron los españoles, era sólo una aldea, no había calles definidas, por lo que en este rubro a la ciudad no le corresponde un elemento colonial, de ahí que arquitectónicamente la reconstrucción del kiosco emprendida por el Gobierno Municipal en turno, es considerado como un error o una estupidez.
El Parque Central construido por el arquitecto Rolando Gutiérrez, en las décadas de los 50 y 60’s, al principio no tenía un kiosco, pero con el tiempo y por capricho decidieron construirlo, aún cuando no corresponde a la historia de la ciudad.
El Parque Central ya no requiere de otro espacio cultural toda vez que existe la pérgola o también llamada “media luna”, el cual debe estar habilitado para realizar eventos culturales y artísticos, sin embargo la autoridad no ha tenido la capacidad para liberarlo, ya que está invadido por migrantes, por lo que construir otro elemento para un mismo fin en este lugar, representa un error arquitectónico y urbanístico.
En lo que respecta a la cuestión de funcionalidad, el Parque Central no está acorde a las condiciones climáticas que se viven en la zona, ya que el 90 por ciento del área está habilitado para zonas de circulación y sólo el 10 por ciento es área verde, a diferencia de zócalos de otras ciudades, en donde ambos rubros están en un 50 por ciento, por lo que reconstruir una vez más un kiosco, no tiene sentido.
El entrevistado puntualizó que en diversas ocasiones ha buscado el acercamiento con el Presidente Municipal, para dar a conocer su propuesta, pero no ha tenido éxito, pues desde su experiencia profesional ha desarrollado un proyecto para que en lugar de reconstruir un kiosco que no está acorde a la historia de la ciudad y que no es funcional, se ocupe este espacio para edificar un área verde, con un concepto de jardín oriental, en donde prevalezca mayor vegetación que zonas de circulación de las personas.
Un proyecto de área verde como el que se ha propuesto sería más atractivo y mucho más económico que reconstruir un kiosco, y es que según las estimaciones dadas por la autoridad municipal, esta obra tendrá una inversión de más de un millón 700 mil pesos, sin embargo, estas obras son construidas por ignorancia y capricho de gobernantes, además de representar un jugoso negocio entre constructores y autoridades. EL ORBE/Marvin Bautista.