Solicitan Reductores de Velocidad en Tuxtla Chico

504
Solicitan Reductores de Velocidad en Tuxtla Chico
Solicitan Reductores de Velocidad en Tuxtla Chico

Tuxtla Chico, Chiapas, 1 de mayo.- Habitantes del ejido Francisco Villa, de este municipio, pidieron a la SCT agilice la instalación de los reductores de velocidad sobre la carretera federal.
Juan Felipe Bolaños Ventura manifestó que este planteamiento lo han venido haciendo desde hace dos años, porque representa un peligro para la población, ya que la carretera quedó dentro de la zona urbana y los vehículos son conducidos a exceso de velocidad.
El flujo vehicular en este tramo carretero es bastante alto, situación que complica a las personas cruzar la carretera con facilidad, lo que ha provocado varios atropellamientos y hace varias semanas un choque entre dos vehículos.
Recordó que hace varios días se dio la primera reunión de trabajo donde estuvieron presentes el representante de la Policía Federal Sector Caminos, el delegado de Transporte Estatal, transportistas de Tuxtla Chico, de la Cooperativa Unión y Progreso, de Transportes Ahuacatlán, donde acordaron que en la glorieta que se ubica en la entrada al pueblo y carretera federal se iba a suprimir el ascenso y descenso de pasaje, pero ha habido incumplimiento y ahí sigue todavía la parada.
Bolaños Ventura señaló que hacen falta señalamientos y más reductores de velocidad, toda vez que los conductores de vehículos no respetan el límite de velocidad e indicó que han recibido el respaldo delingeniero Magariño, residente de la conservación de carreteras de la SCT, por lo que esperan que sí haya una solución pronta.
Dijo que se trata exclusivamente de la carretera federal, nada que ver con el tráfico vehicular dentro de la población, eso ya lo corresponde la autoridad municipal la gestión.
Por aquí transitan personasdela tercera edad, niños y adolescentes que van a la escuela, así como las amas de casa que van a realizar sus ventas y compras al mercado y atravesar esta carretera es bastante difícil, es un grave riesgo para la vida, concluyó. EL ORBE / Rodolfo Hernández González