Empresas y Ayuntamientos Deben Incluir la Energía 440 en la Frontera Sur

221
Empresas y Ayuntamientos Deben Incluir la Energía 440 en la Frontera Sur
Empresas y Ayuntamientos Deben Incluir la Energía 440 en la Frontera Sur

Tapachula, Chiapas; 15 de mayo. – Un grupo de especialistas en el ramo eléctrico expusieron este miércoles un proyecto para el beneficio de los usuarios a través del uso de energía 220 y 440.
Felipe Arellano Méndez, ingeniero electricista egresado del Instituto Politécnico Nacional (IPN), dijo que, al contar con ese tipo de voltajes, las empresas y en viviendas pudieran disminuir sus pagos por el servicio, hasta un 50 por ciento.
En una reunión sostenida con el director general del rotativo EL ORBE, Enrique Zamora Cruz, el ingeniero dijo que los ayuntamientos pudieran aprovechar esos beneficios y pagar la mitad de su facturación, sobre todo en el consumo del alumbrado público.
“Hemos observado que los ayuntamientos tienen que destinar gran parte de sus presupuestos a pagar esos servicios a costos muy elevados y con estos cambios se podrían ahorrar mucho”, indicó.
De acuerdo a su explicación, la cantidad de voltaje en uso, ahora también marca una clara diferencia entre los países subdesarrollados y los progresistas. Una parte del continente americano usa una potencia de 110v a 120v; mientras que gran parte de Europa y Asia en un rango que va de 220v a 240v.
El flujo de electricidad en un circuito es descrito por dos cantidades, el voltaje y la corriente. El primero se mide en voltios y la siguiente en amperios.
En el acto, en donde estuvo también el Coordinador General de este rotativo, Enrique Zamora Morlet, puso como ejemplo, para entenderlo mejor, al agua que fluye en una tubería o una manguera. El voltaje equivale a la presión y la corriente es cuánto líquido circula por la tubería. Se necesita de ambos para transmitir energía.
Así, pues, en una región con voltaje 110, un foco de 60 vatios requerirá unos 0,54 amperios de corriente. En cambio, en una zona donde ya se usa un voltaje 220, la misma bombilla requerirá 0,27 amperios de corriente.

Lo que pagan los consumidores, tanto gubernamentales empresariales y domiciliarios es la potencia, es decir, los vatios consumidos por hora, expresados en la unidad kilovatios/hora.
Recalcó que, en este periodo de transición y de austeridad, es necesario aplicar medidas gubernamentales para hacer esos ahorros a través de utilizar energías 220 y 440, y aprovechar los recursos para la atención de rezagos y obras de beneficio colectivo.
Recordó que el reclamo de una tarifa justa para Chiapas, primer lugar en pobreza extrema y marginación, ha sido la demanda más sentida en al menos los últimos treinta años.
Por ello hizo un llamado al gobierno federal a atender ese reclamo histórico y aplicar tarifas, como la 1F, que ya se utilizan en varias entidades del país.
Cabe mencionar que hay empresas en Tapachula que ya utilizan energía 440, como la Gasolinera Akishino (la primera en hacerlo en Chiapas); maderería Los Pinos; Nescafé, Trituradora del Soconusco, Cinemex, Yazaki, entre otras.
En la reunión estuvieron también los especialistas en el ramo, Omar Alejandro Coutiño Ramírez, Miguel Ángel Oseki López y Roldan Rosales Camacho, responsables del control y mantenimiento eléctrico de varias empresas de la región. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello