Persiste Inseguridad en Tapachula, el Hampa Rebasa a las Autoridades

527
Persiste Inseguridad en Tapachula, el Hampa Rebasa a las Autoridades

*Lamenta el Organismo “Una Mano Amiga”
Tapachula, Chiapas; 25 de Julio.- Basada en los asaltos diarios a comercios y transeúntes, robos de vehículos y en viviendas; homicidios, ataques sexuales y otros delitos graves, la Asociación Civil “Una Mano Amiga”, consideró este jueves que la estrategia de seguridad en Tapachula sigue siendo un fracaso.
La organización altruista y defensora de los derechos humanos, reconoció que los niveles de inseguridad en Tapachula ya es un problema preocupante.
Uno de sus directivos lamentó que el municipio aparezca entre los primeros cuatro lugares en los últimos indicadores nacionales en violencia extrema.
“Eso nos preocupa, sobre todo porque en los últimos días se ha incrementado el número de asaltos, robos y homicidios. Los ciudadanos estamos en riesgo y vulnerabilidad. Ya no estamos seguros en nuestro propio espacio”, afirmó.
Las autoridades municipales, que aún encabeza el alcalde, Oscar Gurría Penagos, han sido rebasadas por la delincuencia común y organizada, según afirma.
“Nos parece que dentro de esta nueva transformación no tiene la capacidad ni legal ni de instrumentación para ejercer una política pública de seguridad”, abundó.
Luego, se le preguntó si por esos niveles de inseguridad y por otros problemas por los que está atravesando Tapachula, en los últimos meses podría caer en la ingobernabilidad.
A ese cuestionamiento afirmó, “ya estamos en una cuestión de ingobernabilidad, tan solo basta ver la incapacidad de los policías y el rebase de la inseguridad en los lugares de vigilancia. Insisto, algo se está haciendo mal”.
Opinó también que las autoridades locales ponen cortinas de humo para no aceptar su responsabilidad y echar la culpa a cualquiera, “cuando no hay certeza jurídica de seguridad a la sociedad”.
Así también, que hay una forma de ocultamiento de datos, que no permite tener un análisis más amplio a la sociedad sobre lo que está pasando en su entorno.
En algunos Estados de la República celebran que se aumente el número de policías y militares en las calles durante este sexenio, cuando debería ser al revés. Opinó que el incremento en la inseguridad es el reflejo de estrategias fallidas en las políticas públicas.
Apuntó, hace sospechar a la población que la corrupción ha logrado infiltrarse en esas dependencias y que, por lo mismo, es urgente investigar a fondo lo que está ocurriendo, empezando por la Policía Municipal, y se haga una depuración general.
Lamentó que los policías que llegan primero a la escena de un crimen o al lugar de los hechos de algún accidente, se aprovechen para hurtar artículos de valor que podrían ser clave en las investigaciones.
López Samayoa participó también en una rueda de prensa acompañado de activistas de derechos humanos y de los familiares del empresario, Juan Ruiz Nicolás, asesinado brutalmente en la víspera, cuando se encontraba en su domicilio ubicado en el primer cuadro de la ciudad.
El occiso, propietario de un establecimiento conocido como Pollos Pancho, era miembro también de “Una Mano Amiga”, y es recordado por sus acciones altruistas y en beneficio de los sectores vulnerables de la sociedad.
En el acto, hicieron el recuento de los homicidios sangrientos que han ocurrido en Tapachula en los últimos meses, en donde muchos de ellos continúan en la impunidad.
Exigieron a las autoridades el esclarecimiento de ese homicidio y del resto que siguen pendientes, además del castigo a los responsables.
Pidieron la intervención de las Comisiones Estatal y Nacional de los Derechos Humanos para que se investigue el hecho, y de confirmar que hay elementos suficientes que corroborar las irregularidades, se emita una recomendación al Ayuntamiento de Tapachula.
Esto, con el objetivo de comprometer a las todavía autoridades municipales, a cumplir con su obligación de salvaguardar los Derechos Humanos de todas las personas, sobre todo las de mayor vulnerabilidad social. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello