Denuncian Incremento de Violencia Contra Adultos Mayores

279
Denuncian Incremento de Violencia Contra Adultos Mayores

Tapachula, Chiapas; 1 de Septiembre.- Ante la falta de acciones de prevención por parte de las autoridades municipales, desafortunadamente se ha vuelto cotidiano el maltrato, la discriminación y el abandono hacia las personas de la tercera edad, refirió el Presidente del Centro Integral de Prevención y Rehabilitación en el Adulto Mayor (CIPRAM), José Antonio Manjarrez García.
El maltrato psicológico, físico, económico y hasta de tipo sexual, son los tipos de violencia que mayor se han generado en los adultos mayores, en el que más del 50 por ciento de esas agresiones las sufren dentro del seno familiar, es decir, los parientes cercanos resultan ser los victimarios.
Comúnmente, los adultos mayores no denuncian la violencia que sufren, derivado al condicionamiento moral de señalar a sus propios hijos o parientes cercanos, o por la amenaza de ser despojados, por lo que la violencia se queda en las cuatro paredes en las que viven, señaló.
La sociedad mexicana no está preparada para enfrentar una sociedad vieja en los próximos 7 años, conocido como el cambio intergeneracional, en el que se vislumbran dificultades sociales, médicas, económicas, ambientales y sicológicas porque la población económicamente activa estará disminuida drásticamente.
En estos momentos, según los registros poblacionales se calcula que existen unos 20 millones de adultos mayores en el país; pero contrario a ello, sólo existen 500 Geriatras certificados, lo cual la diferencia es abismal para brindar un apoyo a los adultos mayores de manera efectiva y afectiva.
El Presidente del CIPRAM, lamentó que este panorama no está considerado en las políticas públicas de las tres órdenes de Gobierno, ya que no existe un plan para enfrentar el colapso económico por el sistema de pensiones o de establecer centros de rehabilitación públicos para los adultos mayores.
Finalmente, mencionó que los abuelos necesitan de una mayor integración y comprensión de la sociedad en general, por lo que pidió a las familias comenzar en el hogar y en la calle, queriéndolos y apoyándolos en todo lo necesario, cederles el asiento en el transporte público, ayudarles a cruzar la calle y tener una mejor actitud hacia ellos. EL ORBE/ Marvin Bautista