Se Desploma la Venta de Carne Tablajeros Están Cerrando Locales

404
Se Desploma la Venta de Carne Tablajeros Están Cerrando Locales

Tapachula, Chiapas; 30 de octubre.- La apatía gubernamental y la falta de una estrategia que apoye al sector empresarial y comercial ante la histórica crisis que está atravesando el país, ha provocado la quiebra de sectores establecidos, como el tablajero.
En el caso de los abastecedores de carne del mercado “General Sebastián Escobar”, informaron este miércoles a EL ORBE que las ventas se han desplomado en lo que va de este año.
Entre los factores que lo han ocasionado señalaron la falta de estrategias del gobierno municipal que aún encabeza el alcalde, Oscar Gurría Penagos, “quien se muestra apático ante las necesidades que viven los comerciantes de uno de los principales mercados de esta ciudad”.
Fidel Aguilar López, en voz de los locatarios afectados de ese mercado, denunció la falta de aplicación de la autoridad competente en el tema de los espacios de estacionamiento que los franeleros comercializan, apartando el lugar para el mejor postor.
«Casi todo el año las ventas han estado muy bajas. Es más, ya ni las quincenas podemos ver, como era antes”, afirmó al considerar que ya es un problema grande, tanto para las carnicerías de cerdo, como las de res.
Señaló que, independientemente de la falta de estacionamiento y los cambios de acera para la vialidad, el transporte colectivo se apoderó de las calles que quiere y eso provoca caos vial.
Al hacer un balance de lo que ha ocurrido con el comercio establecido en Tapachula durante el primer año de administración de Gurría, emanado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), calculó que las ventas de los tablajeros han caído alrededor del 60 por ciento.
Por esas lamentables condiciones, según Aguilar López, “muchos se han visto en la necesidad de cerrar sus locales y dedicarse a otras actividades y, en algunos casos, a emigrar a otros estados”.
Reconoció que cada vez hay más locales que se quedan sin ventas. Tan es así que, han decidido cerrar al menos la mitad de ellos.
Eso ha causado otro problema, ya que malvivientes los ocupan para drogarse o simplemente son utilizados como basureros que, a su vez, genera insalubridad y desconfianza para quienes aún llegan a realizar sus compras. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello