Inician Cierres de Oficinas en el Hospital Ciudad Salud

217
Trabajadores inconformes por diversas irregularidades que no han sido atendidas por las autoridades federales.

El pase a la 8

Tapachula, Chiapas; 20 de Febrero.- Alrededor de 900 trabajadores sindicalizados iniciaron este jueves con los primeros cierres de oficinas en el Centro Regional de Alta Especialidad “Ciudad Salud”, porque las denuncias de irregularidades no han sido atendidas por las autoridades federales.
En la víspera, se habían declarado en asamblea permanente y en las últimas horas arribaron representantes nacionales de ese gremio sindical, así como toda la directiva de la Sección 98, con sede en el Hospital Pediátrico de Tuxtla Gutiérrez, para brindar todo el respaldo.
En ese encuentro se determinó cerrar la oficina de la Dirección Médica, así como de las Jefaturas de Operaciones y de Diagnóstico de Laboratorio, además de no permitir la entrada de los titulares de esas áreas.
Tampoco se le permitió el acceso al director adjunto de ese hospital, ubicado al sur de la ciudad, José Manuel Pérez Tirado.
Mientras que el resto del nosocomio operó con normalidad y la atención médica e intervenciones quirúrgicas no fueron interrumpidas.
Se informó que, por acuerdo de la misma asamblea, esas tres áreas permanecerán cerradas por tiempo indefinido.
Para este viernes se tiene contemplado hacer una plenaria en la que se definirán las acciones a seguir, la propuesta es cerrar diariamente otras áreas hasta llegar a la paralización total, en tanto las autoridades no atiendan el pliego petitorio.
De entrada, están solicitando la destitución de los tres directivos de esas áreas; investigar a fondo los casos de conflictos de intereses -con sanciones contempladas en la ley, y el acoso laboral.
Así también, los supuestos actos de corrupción derivados en la ratificación de contrato de una empresa que incumplió con el abasto de medicamentos en hasta un 70 por ciento el año pasado, y que, en lugar de haber sido sancionada, ya informaron que continuará este 2020.
A esa empresa la acusan también de haber subcontratado a otra y una más, para tratar de cumplir con ese contrato.
Hasta la noche de este jueves, no había ningún acercamiento con las autoridades federales y, por lo tanto, la manifestación continuaba.
Antes de llegar a esas acciones, el sindicato había informado una y otra vez a las oficinas centrales sobre lo que estaba ocurriendo, pero no intervinieron.
Se desconoce cuáles fueron los motivos para dejar que las cosas se fueran poniendo peor, aunque el sindicato no descarta corrupción en la que directivos y funcionarios pudieran estar involucrados. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello