El Instituto del Café es un “Elefante Blanco” en Chiapas

186
El Instituto del Café es un “Elefante Blanco” en Chiapas

* Lamentan Productores de la Región.

Tapachula, Chiapas; 05 de julio del 2020. – “El instituto del Café es un elefante blanco que solo ha servido para darle empleo a los que apoyaron en la campaña, pero solamente”, sostuvo Ismael Gómez Coronel, presidente de la Confederación de Cooperativas de Productores “Unidos para estar bien”.
En entrevista exclusiva para el rotativo EL ORBE, dijo que, a casi dos años del actual gobierno federal, los cafeticultores en el país no han recibido un solo apoyo que, en el caso de Chiapas, son alrededor de 170 mil familias campesinas.
“Independientemente de la pandemia, unos de los problemas por los que están atravesando en estos momentos los cafeticultores, es la falta de apoyo del gobierno federal y por eso coincidimos que la esperanza ha muerto para la inmensa mayoría de los productores y campesinos en el país”, dijo
Recordó que, en las campañas electorales de hace dos años, las autoridades en el poder llevaban como bandera que “primero rimero eran los pobres” y que “el campo será prioridad en nuestro gobierno”, pero que mintieron.
“En lugar de que se cumplieran esos compromisos, desgraciadamente hubo recortes drásticos para el campo y no hay ningún tipo de apoyo”, recalcó.
Luego retomó lo que se ha dicho del programa federal “Sembrando Vida”, en donde supuestamente se está apoyando a los campesinos de Chiapas.
En torno a ello, indicó que. si se parte que solamente se está beneficiando a unos 20 mil productores, tan solo en el café unos 150 mil estarían sin apoyo alguno.
“El campo está completamente abandonado y no sabemos cómo vienen este año los precios de nuestros cultivos. Lo peor es que la producción depende mucho de la situación climática; es decir, si hay buenas lluvias, habrá también buenos resultados”, apuntó.
Aunado a eso, se refirió sobre las plagas de la roya y la broca del cafeto, que no han podido superar luego de más de dos décadas d combatirlas y que ha ocasionado la pérdida de la producción anual hasta en un 50 por ciento.
Por si fuera poco, dejó en claro que tampoco existe la renovación de los cafetales, que permitió en sexenios pasados tener sembradíos jóvenes para mejores cosechas, y que le daba trabajo en los viveros a los campesinos de más bajos recursos económicos.
“En las administraciones federales pasadas, que creíamos que todo era malo, por lo menos había pequeños programas que nosotros decíamos que eran insuficientes y que solo eran paliativos para la gente del campo. Hoy no tenemos absolutamente nada y no se vislumbra ningún tipo de apoyo de parte del gobierno federal”, abundó.
En el caso de la región Soconusco resumió que se encuentra completamente abandonado, no solo en obras, “porque antes había por lo menos algún programa para la cafeticultura, pero actualmente no hay absolutamente nada.
También destacó que muchos paisanos han perdido su trabajo en los Estados Unidos a consecuencia de la paralización de los sectores productivos en territorio nacional y en los Estados Unidos, y que de ahí dependían miles de familias chiapanecas.
Consideró que, en suma, todos esos factores ocasionarán en breve que la pobreza extrema del campo pase a la categoría de miseria, se generen actos de ingobernabilidad e inseguridad, “porque la crisis que sigue es la del hambre”. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello