Incrementa Indice de Alcoholismo en Jóvenes: Casa Hogar

165
Incrementa Indice de Alcoholismo en Jóvenes: Casa Hogar

Tapachula, Chiapas; 27 de Julio del 2020.- La proliferación de antros de vicio en la ciudad se ve reflejado en el aumento desproporcionado en los problemas de alcoholismo en menores de edad, quienes están siendo internados por sus familiares para la rehabilitación.
Erasmo Sánchez Solís, presidente Casa Hogar para Alcohólicos en la localidad, dijo en entrevista para EL ORBE, que el alcoholismo con o sin pandemia, es la enfermedad más grande en México, junto con la droga.
Además, que el alcoholismo va aumentando todos los días y que jóvenes desde temprana edad empiezan a probar la marihuana, y va en aumento.
Consideró que la pandemia vino a empeorar la situación económica del país, a endeudar más a las familias y a dejarlas más pobres.
En esas instalaciones actualmente cuentan con 31 miembros, de entre 15 y 70 años de edad, aunque la mayoría de ellos son muy jóvenes.
Los hogares disfuncionales son el principal motivo del alcoholismo en los jóvenes, desde donde empieza el problema con la droga y el alcohol.
Alrededor de 12 jóvenes que reciben la rehabilitación en ese lugar son menores de edad, aunque también hay estudiantes de diversas edades, maestros, licenciados, doctores, ingenieros.
La estancia es de dos a tres meses, pero el alcoholismo es una enfermedad tripartita, mental, física y del alma. Es un proceso para toda la vida, saliendo de ahí tienen que asistir a grupos de apoyo (Alcohólicos Anónimos) si quieren dejar de beber.
Por su parte, Carlos Enrique Ortiz Zavala, vicepresidente de la Casa Hogar, reveló que dentro de las actividades que realizan está el futbol, terapias, ajedrez y dominó, que está autorizado por el Centro de Salud.
El mantenimiento de las instalaciones es gracias al apoyo de los familiares, con lo que se paga los servicios de energía eléctrica, agua, telefonía, y otros como comida, tortillas, medicamentos.
El número más alto que han tenido es de 50 personas, en donde les hablan de Dios y de valores humanos, «para ayudarlos en ese infierno el que están viviendo».
Se calcula que alrededor del 50 por ciento de los rehabilitados vuelve a caer por no darle seguimiento a su problema en los grupos de apoyo. EL ORBE / Enrique Salazar