Se Duplican Servicios de Entrega a Domicilio por Temor a la Pandemia

159
Se Duplican Servicios de Entrega a Domicilio por Temor a la Pandemia

Tapachula, Chiapas; 02 de Agosto de 2020.- Los casi cinco meses que lleva la contingencia por el mortal Covid-19, representó la quiebra económica para muchas empresas, pero para otras, la oportunidad de obtener recursos sin pagos de impuestos, nóminas y otras responsabilidades.
Entre ellos están los repartidores a domicilio, la mayoría por medio de motocicletas. Algunos han establecido sus empresas de manera formal para ese giro, aunque otros solo le pusieron una caja en sus unidades y ofrecen sus servicios al mejor postor.
Los formales cuentan hasta con aplicaciones digitales que permiten saber qué repartidor está más cerca del domicilio de sus clientes o del producto a llevar; además de tener plenamente identificados a los operadores. De los otros no hay ningún control.
En algunos Estados de la República ya tiene varios años que se presta ese tipo de servicios. En Chiapas, sobre todo en la región Soconusco, llegó por necesidad en los últimos meses, ante la indicación de quedarse en casa para evitar los contagios del Coronavirus.
Jorge García, propietario de una empresa de repartidores a domicilio en motocicletas, dijo en entrevista para EL ORBE, que el incremento en esas actividades, al menos en la región, es debido a que la población teme infectarse de la pandemia.
Aunque para algunos ese mecanismo representa también un ahorro considerable, porque los operadores van hacia el lugar en donde están los productos, buscan estacionamiento, hacen filas de espera, algunas veces bajo el agua o los incandescentes rayos del sol, y llevan los pedidos.
Esas maniobras no solo representan tiempo, sino también gastos de gasolina que, a la hora de hacer cuentas, es mucho más barato y menos complicado que si las propias personas lo hicieran.
Según García, en los últimos dos meses aumento la solicitud de servicios por arriba del 70 por ciento, con relación al bimestre anterior, el cual ya tenía también incrementos considerables.
Por ejemplo, a finales de Mayo, un repartidor en Tapachula tenía un promedio de alrededor de 10 servicios al día. Al cierre de la semana pasada ya era de 25, en horarios corridos o mixtos de 09:00 de la mañana a las 22 horas, de lunes a domingo.
Durante la semana, los productos que más se movilizan son alimentos de todo tipo, crudos o cocinados, tanto de mercados, plazas, tiendas, restaurantes o establecimientos diversos.
También la compra y traslado de medicamentos, comida para mascotas, agua y productos desinfectantes para el hogar; mientras que los fines de semana se adiciona otros artículos, como las cervezas, botanas y comidas especiales.
Dijo que, a estas alturas, ya no se sabe cuántos repartidores hay en la ciudad, porque hay quienes lo están haciendo de manera formal y otros «nomás le montan una hielera a su moto». EL ORBE / M. Cancino