Desmantelan Plantas de Biodiesel en Tuxtla Gutiérrez y Puerto Chiapas

159
Desmantelan Plantas de Biodiesel en Tuxtla Gutiérrez y Puerto Chiapas

* Por Inoperantes.

Tapachula, Chiapas; 20 de noviembre. – Sexenios anteriores en Chiapas no solo dejaron la deuda más grande en la historia del Estado y una crisis financiera que ha costado muchos esfuerzos ir pagando en abonos, sino que también se impulsó proyectos plagados de mentiras e irregularidades, como el de las plantas productoras de biodiesel.
Con ello se dejó embarcados a más de mil productores de jatropha curcas –piñón mexicano- y muchos más de palma africana, ya que supuestamente esos cultivos serían aprovechados para crear biocombustibles.
Hoy, ambas plantas han sido desmanteladas y los predios donde se supone funcionaran´ como modelos de desarrollo en el continente, han sido desmanteladas.
La inconformidad de los productores de esos cultivos pasó en los últimos años de la desesperación al estado e indefensión, porque por un lado ven la impunidad con la que se hicieron las cosas y, por otro, los países avanzados desde hace décadas ya no usan biocombustibles sino energías híbridas que incluyen a la solar, y por tanto no había mucho futuro.
Lo cierto es que, en Chiapas, como se hace desde hace cientos de años, el piñón se sigue utilizando solo como cercos en los potreros, pero nada más.
Y en el caso de las Plantas Procesadoras y las terminales de abastecimiento de ese combustible pasaron también de ser elefantes blancos a un simple ejemplo del fracaso.
También eran un monumento de los despilfarros de dinero y los desvíos de recursos, hasta ahora que retiraron los últimos vestigios. Esas plantas costaron millones de pesos con recursos del pueblo.
Fue el sábado 27 de noviembre del 2010, cuando se puso en marcha la planta de biodiesel en Puerto Chiapas.Ese día se dijo que supuestamente se habían gastado unos 21 millones de pesos del gobierno estatal y 15 de la administración federal, más apoyos de Proárbol que iban de entre 6 y 8 mil pesos por hectárea.
Así también, que ese proyecto generaría inicialmente 3 mil empleos y miles de fuentes laborales. La planta procesadora de piñón en Puerto Chiapas, según el discurso, tenía la capacidad de producir hasta 20 mil litros diarios de biodiesel, pero la verdad es que dejaron de funcionar desde el 2011.
Se supone que, alguna vez, un vuelo comercial de un avión que partió de Chiapas uso biodiesel, del que decía también servía para abastecer a las unidades del transporte público “Conejobus” y “Tapachulteco”, aunque ahora los operadores lo han desmentido todo.
En esos años también se anunció que se hicieron otras inversiones sobre biocombustibles que no se sabe a ciencia cierta si esos millonarios recursos fueron aplicados correctamente o si se trató de proyectos fracasados ya que en la actualidad están desaparecidos.
Un ejemplo de ello es el laboratorio en bioenergía, construido -supuestamente- con la justificación de llevar a cabo en ese sitio investigaciones del cultivo de la jatropha curcas, la producción de aceites y biocombustibles, el cual supuestamente entró en operaciones en marzo del 2010 con una inversión anunciada de diez millones de pesos pero, ¿en dónde está?.
Este viernes, Edgar Martínez, encargado de la seguridad de la extinta Planta Biodiésel, reveló a EL ORBE que esas instalaciones ya no son del gobierno, si no pasaron a ser propiedad privada. En ese lugar, dijo, se van a construir bodegas y oficinas, pero que nada que ver con el biocombustible.
Incluso comentó que en esas oficinas nunca hubo entrada de personal ni tampoco las echaron a andar, “nada más vinieron a inaugurar las instalaciones que aquí iba a ser, pero no había nada y nunca hubo nada”.
“De hecho fue una burla para todos, porque yo platiqué con uno de los operadores de los tapachultecobus en ese entonces, pero dijo que todo había sido una farsa, que nunca funcionó esto y que fue dinero perdido.
Hasta ahora no se sabe qué pasó con las auditorías de ese y otros proyectos, y si los diputados aprobaron todo sin investigar. EL ORBE / M. Cancino / Ildefonso Ochoa Argüello