Exigen Investigar a Funcionarios del INM y Comar por Venta de Documentos Falsos

139
Exigen Investigar a Funcionarios del INM y Comar por Venta de Documentos Falsos

Tapachula, Chiapas; 05 de Enero del 2021.- El director del Centro de Dignificación Humana (CDH), Luis Rey García Villagrán, solicitó este martes al Gobierno Federal que se inicie una profunda investigación contra funcionarios federales de migración y de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), para evitar que los migrantes sigan siendo presuntamente extorsionados en la frontera sur de México.
En entrevista para EL ORBE, informó que se cuenta con varias denuncias ante la Fiscalía General de la Republica (FGR), por la supuesta venta de documentos apócrifos a los migrantes en la Comar y en el Instituto Nacional de Migración (INM), pero todo sigue impune.
Solicitó un alto a las extorsiones “sobre todo porque les ofrecen supuestos paliativos y pretextos que no están en la Ley de Migración y mucho menos en la de Refugiados y Asilo Político en México”.
Dio a conocer que en el modus vivendi de esas personas dedicadas a la venta de documentos “los citan, les hablan por teléfono y de alguna manera obtienen datos personales de los extranjeros y le dicen que su constancia de la condición de refugiado ya está lista, y cuando acuden a Migración les expresan los oficiales federales que esos documentos son apócrifos e ilegales”.
Recordó que cuentan con denuncias de los extranjeros que los días 23 y 24 de Diciembre fueron recibidos y literalmente les vendieron las visas entre 200 y 300 Dólares cada una, dejando varados a miles de migrantes esperando un turno.
García Villagrán enfatizó que las autoridades migratorias siguen otorgando las citas demasiado largas “ya hay para mayo, lo cual está convirtiendo a Tapachula en una olla de presión, porque se van a estacionar miles de migrantes de nueva cuenta, y siguen llegando más todos los días”.
Calculó que son alrededor de 50 mil migrantes varados en la ciudad, más la población que viene en tránsito, por lo que se prevé una crisis mucho mayor que la del año pasado. EL ORBE / M. Blanco