Aledaños a la COMAR Convertido en Baño Público

243
Aledaños a la COMAR Convertido en Baño Público

Tapachula, Chiapas; 12 de Enero del 2021.- Vecinos de la colonia Centro, ubicados sobre la Octava Avenida Sur esquina con Cuarta Poniente, justo donde se encuentran las oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), denunciaron que los migrantes que llegan a realizar sus trámites convierten todos los días en sanitario público ese sector y dejan mucha basura en la acera y las banquetas.
Estanislao Pacheco, uno de los afectados, informó a rotativo EL ORBE, que en las noches los migrantes llegan a apartar su turno para ser los primeros, pero se ponen a consumir bebidas embriagantes, sin que nadie les prohíba dicha conducta.
Señaló que los migrantes le han quebrado en varias ocasiones un barandal que utiliza para sostenerse e ingresar a su casa, por lo que cada ocasión tiene que pagar al menos unos 500 Pesos para que se lo reparen
A tres años de la instalación de esa oficina que sirve para recibir documentos en la petición de asilo para migrantes, ha generado malestar a los vecinos por el incremento en robos a comercios, asaltos a las viviendas e inconformidad general por la presencia de los migrantes.
La petición principal de la población de esa zona de la ciudad es que la Comar sea removida a otro lugar de la mancha urbana, porque ahora con la pandemia los migrantes se aglomeran y los vecinos tienen que salir a cuidar sus espacios para evitar que estén realizando sus necesidades fisiológicas.
Desde hace más de un año, un grupo de vecinos se reunió con miembros de Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en Tapachula, para tratar los malos hábitos de los migrantes que son atendidos por la Comar, donde se solicitó vigilancia continua, veladores, efectivos de seguridad, instalar cámaras de seguridad, mejorar la iluminación a la redonda e instalar un baño en la institución.
Los ciudadanos indicaron que hasta ahora no se han cumplido y la actitud de los migrantes es cada vez peor, porque siguen dejando las calles llenas de basura y excremento.
Otro de las inconformidades es que los migrantes ocupan las banquetas porque se acuestan y obstruyen las puertas de las viviendas, además de que se han presentado algunos asaltos. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello/ M. Blanco