Realizan Programa de Cirugías a Niños con Paladar Hendido y Labio Leporino

130
Realizan Programa de Cirugías a Niños con Paladar Hendido y Labio Leporino

Tapachula, Chiapas; 26 de Junio del 2021.- Jaime Antonio López Meza, director médico de la organización Misión 33, informó que este sábado se puso en marcha en Tapachula el programa de cirugías altruistas a niños con paladar hendido y labio leporino.
En rueda de prensa indicó que, en dos días (sábado y hoy domingo), tienen programado atender en quirófano a 30 menores de edad.
Uno de cada 750 niños nace con esas malformaciones, detalló, y actualmente tienen conocimiento de, al menos, 400 casos activos.
Precisó que cada paciente requiere de entre 3 y 5 cirugías durante su vida, es decir, que en la región ya hay un rezago de al menos mil intervenciones quirúrgicas, sin contar las más de cien que cada año se tienen que estar cumpliendo.
Con tarifas actuales, calculó que cada familia necesitaría hacer un gasto aproximado de 150 mil Pesos anuales para la atención médica del menor, aunque el caso de ellos todo es completamente gratuito.
Aunque es un problema que afecta a la población en general, comentó que la mayor incidencia se refleja en clases de personas de bajos recursos económicos, es decir, pudiera haber una relación con el tipo de alimentación.
Recordó que la situación se agrava luego de que Chiapas es el tercer lugar nacional en pobreza extrema y el primero en marginación, y que por eso la entidad es de los más vulnerables en esa situación.
Ellos, dijo, los médicos especialistas, son parte de una cadena de esfuerzos que busca de manera anónima y altruista la ayuda a quienes más los necesitan, que en este caso son niños.
Contrario a lo que ocurre en Chiapas, informó que en los Estados Unidos es un afectado por cada mil; mientras que, en Centroamérica es uno en cada 600 nacimientos.
En la región Soconusco ya hay 57 niños y niñas que ya están dentro del proyecto, pero que aún les falta atender a otros 350.
Los niños que están siendo intervenidos en estos dos años tuvieron que cumplir con una rigorosa evaluación, incluso pasar como negativo en la prueba Covid-19, además de cumplir con una serie de requisitos, al igual que todo el personal que participa.
Para llegar a ese momento, los aspirantes tienen que cumplir también con varias medidas desde meses antes, desde los estudios preoperatorios en manos de médicos especialistas, hasta detalles, como la alimentación.
La idea es que, en esa suma de esfuerzos, puedan hacer en el año tres jornadas con el programa de cirugías y, si es posible, más.
El Hospital del Cofat, al norte de la ciudad, ofreció sus instalaciones y quirófanos para poder lograr todo esto, también de manera altruista. EL ORBE / M. Cancino