Productores del Soconusco Inician Exportación de Canela al Extranjero

149
Productores del Soconusco Inician Exportación de Canela al Extranjero

* A Francia y Japón.

Tapachula, Chiapas; 23 de octubre del 2021.- Hace cinco años una doctora trajo a la región Soconusco las primeras semillas de canela desde Veracruz, con las que un grupo de familias campesinas decidieron iniciar el gran reto de aprovechar las grandes propiedades de la tierra de la región pero sin usar agroquímicos y respetando las costumbres ancestrales de conservación al medio ambiente.
Apenas hace un par de años empezaron a cultivar ese nuevo cultivo en Chiapas y se esmeraron que desde el primer momento cumpliera con las especificaciones para ser orgánico, y con ello lograron la certificación.
Hasta entonces creían que se toparían con el gran problema de las ventas y los canales de comercialización. Sin embargo, fabricantes, procesadores e intermediarios de Francia seguían de cerca esas actividades de los chipanecos y de inmediato acapararon todo el cultivo, el cual está próximo a entrar a una segunda cosecha, la que ´por cierto ya está comprada por los franceses.
Así lo narró Ruviel Velázquez Toledo, técnico en la agricultura orgánica que participa en ese proyecto, el cual ha pasado muy rápido de ser un simple sueño a una realidad en la que todavía no pueden cumplir con la demanda de los compradores y en la que Japón también está en la lista de espera de esa mercancía, aunque también está exigiendo les vendan toda la producción.
Son 22 familias del municipio de Tuzantán que decidieron emprender en ese mercado y que unieron todos sus esfuerzos, recursos y terrenos para que en diez hectáreas se lanzaran a la exportación.
Les ha sido muy difícil contar con nuevas plantas, porque las aves de la región son altamente atraídas por las semillas de la canela, las arrancan y se las comen.
Por eso optaron por hacer almácigos protegidos en la que ya tienen listas otras 3 mil 800 plántulas que esperen se desarrollen bien y se resembren en otras 12 hectáreas que ya están preparando para esos fines, para utilizarlas lo más pronto posible.
El problema ahora es cultivar mucho más, con la misma calidad y la certificación orgánica, porque no pueden cumplir con los pedidos de los compradores extranjeros, ni tampoco hay para los locales.
Las cosechas, que se refiere a la corta de las remas con determinado grosor, se dan entre los meses de noviembre y enero de cada año, además de tener terrenos con árboles alternos para el respeto al medio ambiente
Se han inscrito al sector productivo como la Red de Productores Ecológicos la Aurora, quienes están ilusionados con salir adelante por sí solos, como hasta ahora lo han hecho.
El primer envío a Francia fue de una tonelada que representó todo su esfuerzo para un producto que reunió los requisitos de exportación. En esta segunda ocasión pretenden de que sea de al menos 1.5 toneladas o un poco más.
Curiosamente, en la producción de esos aromáticos granos del Soconusco participan mayormente mujeres, quienes también están al frente de la comercialización
Debido a los estrictos requisitos que les exigen para la certificación orgánica, descartó que vayan incursionar en injertos o modificaciones genéticas para aumentar la producción. EL ORBE / JC