En Segundo Día de Caravana, Migrantes Pernoctan en Huehuetán; Muestran Amparos a Organizaciones Para Evitar ser Detenidos

186
Miles de Migrantes Arribaron a Huehuetán Para Descansar. Hoy Saldrán Rumbo a Huixtla.

Tapachula, Chiapas; 24 de Octubre del 2021.- La caravana de migrantes tomó su curso este domingo en su segundo día de recorrido por la Frontera Sur de Chiapas, con el propósito de llegar a la Ciudad de México, para realizar sus trámites migratorios.
El sábado descansaron en el ejido Álvaro Obregón, al poniente del municipio de Tapachula, en donde utilizaron el parque al aire libre y lugares circunvecinos para pernoctar, tras caminar unos 15 kilómetros

Llevan Visibles los Amparos que Tramitaron con un Juez Federal, Esperando no ser Detenidos por la GN y el INM. Tapachultecos Abogan por que Así sea, ya que Aquí no hay Trabajo Para Ellos.

Alrededor de las 8 de la mañana de este domingo, este éxodo de migrantes retomó su curso a la Carretera Costera rumbo al municipio de Huehuetán, a unos 12 kilómetros, bajo un clima adverso por los fuertes rayos del sol.
“Esta marcha es por la libertad. Tenemos la idea de llegar al norte del país», señaló el cubano Pablo Iván Cifrián, uno de los participantes de esa movilización. .
El caribeño señaló que no le importa caminar hasta mil kilómetros con tal de avanzar a su destino.
Para poder llegar, expresó que están dispuestos a romper barreras y todo lo que se interponga por delante, pues el objetivo es avanzar hasta el centro del país.
Denis, es otro migrante de Cuba, quien viaja acompañado de su esposa, ambos con pasaporte y se han unido a la caravana para empezar a realizar sus trámites administrativos en alguna oficina del Instituto Nacional de Migración.
Los viajeros siguen pugnando por la nula atención de las autoridades mexicanas, quienes aseguran que les negaron tramitar sus papeles.
Se estima que retomarán su marcha en las primeras horas de este lunes y su siguiente parada será el municipio de Huixtla, si es que los agentes federales se los permiten.
Las personas lesionadas o con problemas de salud han sido atendidas por paramédicos de diversas dependencias de auxilio, aunque hasta ahora no hay reportes de hospitalizados.
Las acciones para tratar de detenerlos han estado bajo la coordinación personal del general Aristeo Taboada Rivera, delegado del INM en Chiapas, pero sus intentos han fracasado, al menos hasta este domingo.
Sin embargo, se teme que en cualquier momento pudieran agarrar dormidos a los migrantes y detenerlos, como ocurrió en las caravanas recientes, en donde los agentes del INM hasta los agarraron a patadas cuando estaban tirados los extranjeros, como una prueba fiel del abuso de poder.
Migrantes Duermen en Huehuetán.
La caravana de migrantes que caminó al menos 11 kilómetros del ejido Álvaro Obregón hacia Huehuetán, pernoctó en el parque “5 de Mayo”, ubicado a unos cien metros de la carretera y el desvío de ese municipio.
Fue alrededor del mediodía que este grupo pasó el retén migratorio de Huehuetán sin ninguna novedad, ya que lo pasaron celebrando al grito de libertad, libertad y libertad y los agentes federales no eran suficientes para detenerlos.
El cansancio y las altas temperaturas los obligaron a buscar espacios libres para acostarse y poder conseguir algunos insumos y agua para hidratarse.
Esta columna de personas no avanza muy rápido, pero va compacta, es decir, juntos esperando a los niños, mujeres y personas discapacitadas que van empujados por otros extranjeros.
Una de las mujeres que caminaba en esta caravana, también sufrió golpe de calor, deshidratación y colapsó cerca a Huehuetán, por lo que fue atendida por un grupo de emergencia.
Ya en Huehuetán, Protección Civil estatal colocó una pipa de agua en el Parque Central, para abastecer a los miles de migrantes.
Asimismo, repartieron botellas de agua para darles a los niños que acompañan a sus familias en este drama migratorio.
Migrantes Presentan sus Amparos
Ante Observadores Internacionales

Según participantes, en la caravana que partió el sábado por la mañana desde Tapachula con rumbo a la Ciudad de México, viajan alrededor de seis mil extranjeros con sus amparos federales en mano. Una cantidad similar lo hace sin documentos, incluidos los que han salido en decenas de autobuses de pasajeros, en colectivos y otros medios de transporte.
En su recorrido de este domingo hacia el municipio de Huehuetán los extranjeros hicieron una pausa para presentar sus amparos federales a observadores de organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos, que se han integrado a ese movimiento masivo de personas.
Una familia salvadoreña y dos migrantes más narraron que el Instituto Nacional de Migración (INM) no está respetando los trámites ante los Jueces federales.
Eduardo Ángel Polanco Castro, de El Salvador, reseñó que ese amparo que tenía en mano con su familia, es un documento legal que les autoriza poder transitar libremente por todo México de la frontera sur a la norte, “pero Migración lo que está haciendo es bajándonos, rompiendo los papeles y nos están regresando a la Tapachula”.
Indicó que se mantendrán en la caravana porque en el documento dice que pueden caminar y las autoridades no los van a detener, “así como nosotros venimos amparados, vienen miles atrás”, subrayó.
La familia de Polanco Castro está compuesta de cinco personas, incluidos niños y su esposa, quienes tienen un mes de permanecer en Tapachula y 90 días de validez de ese amparo.
El documento, según dijo, les permite hacer algún trámite administrativo en cualquier oficina de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) y del Instituto Nacional de Migración (INM) ubicado en cualquier entidad del territorio mexicano.
“Lo que pedimos a las autoridades es que nos dejen caminar. Traemos un montón de niños, familias completas”, señaló Jonathan Rojas, otro migrante que llevaba consigo su amparo expedido por un Juez federal.
Asimismo, el cubano Dennis “N”, quien pudo obtener un oficio similar, indicó que no se dieron estos documentos a todos, sino solo a los que reunían los requisitos, “aún así, no nos dejan pasar y Migración lo rompe”.
Los migrantes señalan que no ya no podían estar en Tapachula, porque el municipio había colapsado con tantos migrantes y se habían agotado las oportunidades de trabajo.
De confirmarse que los agentes migratorios están rompiendo esos documentos oficiales, se cree que pudieran ser sancionados por desacato a un mandato judicial y por otros delitos, o de plano dejar todo en la impunidad. EL ORBE / M. Blanco