Denuncian que Migrantes Invaden Viviendas en Colonias de Tapachula

143
Denuncian que Migrantes Invaden Viviendas en Colonias de Tapachula

*Además Viven Amontonados en Cuartos que Rentan.

Tapachula, Chiapas; 07 de diciembre del 2021.- Habitantes de diversas colonias de este municipio denunciaron que decenas de viviendas están siendo invadidas ya que una persona se puso a observar las casas donde no había habitantes y las estuvo dando a rentar a los indocumentados
Luciana Guadalupe Escobar Morales, de la asociación civil “Creando ayuda y bienestar”, dijo a EL ORBE que los ciudadanos están viendo este tema como un negocio cínico de algunas personas que pasan a perjudicar a la sociedad en general.
“Nosotros hacemos un llamado a las autoridades federales y estatales para que pongan sus ojos en Tapachula y ayuden a resolver el fenómeno migratorio”, dijo al pedir que se abra una carpeta de investigación para dar con el paradero de los defraudadores.
Puso como ejemplo que, en el fraccionamiento “La Ceiba”, invadieron casas porque hubo personas que sin ser el titular las rentaron. Se calcula que en ese lugar fueron al menos 10 viviendas.
En el caso de la colonia Nuevo Mundo, según abundó, también se ha tenido hacinamiento de personas porque se les renta para una, pero entran hasta diez migrantes.
La entrevistada, relató que la mejor solución que están pidiendo es que se tenga mayor fluidez de los migrantes a otras partes del país, ya que los mantienen estancados en este municipio.
Narró que los migrantes ya han abarcado un 70 por ciento de la población que buscan salir de esta ciudad, “y vas a la zona alta y baja, a Puerto Madero, al Parque Central o alguna colonia, y están llenas de indocumentados. Por ello, reiteramos el llamado para que se les de mayor fluidez“.
Asimismo, exigió a las autoridades del Instituto Nacional de Migración, a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) al Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR), que se pongan a trabajar y no los tengan retenidos por meses en Tapachula. EL ORBE / M. Blanco