Con Cerca de 2 mil 500 Contagios Semanales es Tiempo que Chiapas Regrese al Amarillo

162
Con Cerca de 2 mil 500 Contagios Semanales es Tiempo que Chiapas Regrese al Amarillo

 

Tapachula, Chiapas; 27 de Enero del 2022.- «Al pasar de siete contagios de Covid-19 al día que ocurrían hace dos semanas en Chiapas, ahora hay más de 340 actuales, es decir, un promedio cercano a los 2 mil 500 semanales en apenas una quincena, es tiempo de pasar del semáforo epidemiológico en verde al amarillo, porque ya nadie lo cree al estar fuera de toda realidad».
Así lo consideró María Eugenia Moreno Mendoza, presidente de Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en la región Soconusco, quien dijo que el Sector Salud está haciendo todo el esfuerzo para contener la pandemia, pero los ciudadanos y migrantes han bajado la guardia y ya ni siquiera usan cubrebocas.
Así también, que el transporte público canceló el uso obligado de las medidas sanitarias y ahora nadie lleva el cubrebocas ni se respeta la sana distancia, y eso ha contribuido a la proliferación del virus.
«Desgraciadamente la gente escucha semáforo verde y lo interpretan a que pueden salir a cualquier lado, hacer una fiesta, tener reuniones, y hasta abarrotar los comercios, las plazas y los cines. Por eso es necesario regresar al amarillo para que la población entienda que es hora de ayudar a las autoridades a frenar los contagios, porque el número de contagios está subiendo de manera impresionante, señaló.
Lamentó que la Secretaría de Salud y hasta la rectoría de las universidades están obligando a los alumnos a las clases presenciales, cuando hay infinidad de niños, adolescentes y jóvenes infectados, en donde la vida de cada uno de ellos está en riesgo mortal.
Para justificar su comentario, mencionó que la Secretaría de Salud en la entidad reportó que este jueves dieron positivo a ese virus, 342 personas, entre ellos nueve niños, ocho adolescentes y 64 jóvenes de entre 20 y 28 años.
Por eso, hizo un reconocimiento público a los maestros y padres de familia que se opusieron a las imposiciones de la Secretaría de Salud y decidieron regresar a las clases virtuales en escuelas públicas y privadas, «porque ellos mismos lo han dicho, que el pueblo es el que manda».
Consideró, incluso, es una crueldad de parte de aquellos servidores públicos que están obligando a los niños a regresar a las aulas, cuando ni siquiera han recibido una sola vacuna, o sea, en estado de indefensión.
El avance de la enfermedad ya está haciendo estragos nuevamente a la economía del país, sobre todo por la ausencia masiva de trabajadores y consumidores, reconoció.
«Aunque se trate de ocultar o de plano guardar silencio, la economía del país va para abajo; tratamos de que las empresas sobrevivan, pero ahorita con el tema del Ómicron, estamos retrocediendo nuevamente», abundó.
El retornar al amarillo no es para cerrar los comercios «porque sería fatal», señaló, sino para que todos asuman con responsabilidad las acciones preventivas, incluso, ya exigir las cartillas de vacunación para poder entrar a los establecimientos, ya que la vida de todos está de por medio. EL ORBE / JC