CNDH Solicita Medidas de Protección Para la Caravana Migrante

260

 

Ciudad de México.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó medidas de protección para aproximadamente 4 mil personas que forman parte de la caravana migrante que este sábado 23 saldrá de Tapachula, Chiapas, a la Ciudad de México.
El organismo informó que pidió a autoridades federales y de los estados de Chiapas, Tabasco y Oaxaca, “implementar medidas para salvaguardar” a las personas migrantes en su integridad y derechos fundamentales, “ante la posibilidad de que se recurra al uso de la fuerza pública para contenerlos”.
También demandó que se tomen las previsiones para brindar “atención especializada y la provisión de satisfactores básicos en materia de alimentación, salud y seguridad”.
La CNDH envió los oficios a las secretarías de Salud, Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Guardia Nacional, Instituto Nacional de Migración (INM), Comisión Mexicana de Ayuda de Refugiados (Comar), Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, así como a las secretarías generales de las entidades mencionadas.
En dichos documentos “requirió garantizar la atención humanitaria de urgencia, proporcionando agua, suero hidratante, alimentos, personal médico especializado y de primeros auxilios, medicamentos, ambulancias para conducciones a hospital, especialistas que brinden atención psicológica, productos de aseo personal y pañales desechables, entre otros insumos”.
De igual manera, pidió privilegiar los cuidados para las personas más vulnerables, como niñas, niños y adolescentes, mujeres embarazadas y en lactancia, personas mayores y con discapacidad, e insistió en la conformación de un grupo multidisciplinario de médicos, psicólogos, trabajadores sociales y abogados “para otorgarles protección integral y determinar el interés superior de la niñez”.
Entre las peticiones particulares, la CNDH pidió a la Secretaría de Salud tomar medidas de prevención ante la pandemia de covid-19, y recomendó al INM que sus labores de verificación migratoria “se practiquen en el marco del respeto a los derechos humanos, se observe puntualmente el principio de no devolución de las personas solicitantes de refugio y brinde condiciones dignas de alojamiento en los lugares de pernocta”
A la Guardia Nacional, la SSPC y las secretarías de Gobierno de las entidades, les pidió específicamente que la vigilancia de la caravana migrante “se lleve a cabo salvaguardando la integridad de las personas y que, en caso de recurrir al uso de la fuerza, ésta se realice en armonía con los principios de legalidad, absoluta necesidad y proporcionalidad, así como brindar seguridad y protección perimetral”.
El organismo solicitó a la Comar responder de manera efectiva y ágil a las solicitudes de refugio y mantenerlos informados sobre el curso del trámite y emitir la constancia respectiva.
Aclaró que el gobierno de la Ciudad de México tiene comunicación permanente con la CNDH, por lo que no fue necesario incluir a sus autoridades en las medidas cautelares, ya que mantienen el compromiso “de otorgar a los integrantes de la caravana todas las medidas de protección y salvaguarda para una estancias segura y respetuosa”. Apro