OPINIÓN PÚBLICA

1758
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

Por: Gonzalo Egremy
Reprobación al Pabliato

* Pablo Salazar Mendiguchía y Juan Sabines Guerrero, reciben cúmulo de críticas por la presunta corrupción de sus administraciones.
* Saqueo del erario y quiebra de las finanzas públicas son los “logros” de ambos gobiernos; alertan que intentan imponer candidatos para el 2018.

El intento de Pablo Salazar Mendiguchía por resurgir a la vida pública con miras a las elecciones del 2018, le provocó una verdadera vapuleada.
Le recordaron que cuando detentó la gubernatura fue déspota, tirano, arbitrario, violador de derechos humanos y del estado de Derecho.
Un día antes del mensaje que envió, el periodista en Tuxtla Gutiérrez, Ángel Mario Ksherato, cuestionó ¿qué diría en su mensaje el sátrapa?:
¿El secuestro y asesinato de normalistas?; ¿Los más de 117 asesinados y desaparecidos durante su sexenio?; ¿Los más de 30 niños asesinados en el Hospital de Comitán?; ¿La represión en Ixtapa?;
¿La detención ilegal de más de 50 ciudadanos inocentes en Marqués de Comillas?; ¿La masacre en Tres Cruces?; ¿Los 12 muertos en Viejo Velasco?;
¿Las constantes violaciones a los derechos humanos de mujeres, niños y ancianos indígenas en todo el estado?; ¿La desaparición de los ciento once mil millones de pesos para la reconstrucción de los estragos causados por el huracán «Stan»?;
¿El allanamiento (violentando el Derecho, Salazar Mendiguchía asaltó al Tribunal de Justicia y al Congreso del estado e impuso a sus amigos en esos cargos, subrayado de quien esto teclea)?
¿La represión contra el magisterio?; ¿El ilegal bono de 107 millones de pesos que se autoasignó cuando dejó el poder?
¿La persecución política contra sus adversarios?; ¿Sus turbios negocios con Kamel Nacif?; ¿Su participación en la detención de Lidia Cacho?
Y así como Ksherato, otros muchos periodistas recordaron que Pablo Salazar Mendiguchía encabezó un gobierno represivo y que intentó amordazar la Libre Expresión y a la Prensa.
En tanto que el comunicador, Víctor Manuel Cruz Roque, escribió en su cuenta de Facebook: “Sólo un pusilánime como PSM puede decirnos que quiere volver a imponer su reino de terror e ignominia.
Ahora resulta que a nombre de la «esperanza», tenemos que volver a sus tiempos de terror político y represión. ¿Estará en sus cabales el oligarca de “soloyo”?.
Los anteriores son sólo dos ejemplos de cientos, o quizá miles, de respuestas que recibió Pablo Salazar Mendiguchía al intentar simular, otra vez, ser un redentor de Chiapas.
También al ex gobernador, Juan Sabines Guerrero, a quien dejó como gerente de Chiapas, no le fue nada bien ayer al brotar un cúmulo de presuntas irregularidades (corrupción) y la bancarrota en que dejó a Chiapas.
Al hoy cónsul de México en Orlando, Florida, Estados Unidos, Juan Sabines, le descubrieron las transas que hizo con dinero público al crear las empresas Conejobús y también el Tapachultecobús.
Con empresas fantasmas desde Veracruz, evadió al fisco y destinó cientos de millones de pesos para ambas empresas, que surgieron con el engaño que hizo con el biodiesel, y sus ligas con funcionarios corruptos de aquel estado.
El sentir ciudadano es que tanto Pablo Salazar Mendiguchía y Juan Sabines Guerrero, sean procesados penalmente por la serie de delitos que cometieron y que devuelvan a la hacienda pública lo sustraído, y eso sí que sería Justicia, ¿no cree usted?
BISBISEO
Y mientras el Pabliato intenta hacerse de nuevo del poder, secuaces del ex secretario de gobierno del Sabinato, el michoacano Nemesio Ponce, quien es señalado de haber saqueado a Chiapas y el sector salud, andan creyendo que serán candidatos a regidores, síndicos, a ediles, diputados locales o federales o al menos titulares de alguna secretaría estatal. ¿Quién los cilindrea?//Salud.