ALFIL NEGRO

1487
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

 

El Señor de Macuspana
Oscar D. Ballinas Lezama

La presencia de Andrés Manuel López Obrador en Chiapas fue bien vista por miles de chiapanecos, que ayer domingo se dieron cita en el Parque Bicentenario de Tuxtla Gutiérrez para darle una bienvenida de Mesías; hartos de la corrupción y abusos de los dictadores que han desfilado, hasta ahora, por Los Pinos.
Su discurso no cambió en mucho a los que ha venido dando desde hace diez años, quizás un poco más moderados en sus acusaciones hacia lo que él llamada ‘la mafia del poder’, que desde luego ofrece quitar en cuanto llegue a la Presidencia de la República; ojalá lo cumpla, si es que llega, aunque existen antecedentes del buen trabajo que hizo como Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, lo que podría ser garantía de ‘macho calado’ para el pueblo mexicano.
Para nadie es secreto que el pueblo está bastante enojado por la forma corrupta e incapaz con que los Expresidentes y el actual, han venido gobernando un país que ahora se distingue como uno de los más corruptos del planeta; que teniendo grandes riquezas naturales, millones de sus habitantes padecen hambre y sobreviven en la miseria más espantosa.
El ‘Señor de Macuspana’ repite cada vez que ha podido en este sexenio, que al presidente Enrique Peña Nieto también se le está quemando el circo, se le escaparon los leones, se le afeitó la mujer barbuda y los enanos le crecieron; a tal grado ha llegado su desprestigio como mandatario, que los llamados miembros de la mafia del poder lo han convertido en el payaso que recibe las cachetadas, afirma el político tabasqueño.
Como esos gallitos de pelea al que sólo le quitado algunas plumas, López Obrador acostumbra a tener siempre la espada desenvainada para decirle a sus seguidores, que cada vez son más, que ‘no es lo mismo gallo que gallina’ y reafirmar su lucha por lograr una nueva democracia en México.
Entre los datos curiosos de esta visita del Peje a Chiapas, está la llamada de atención que veladamente le hizo al ensoberbecido dirigente estatal Oscar Gurría Penagos, quien al usar la palabra arremetió contra medio mundo, incluyendo a distinguidos militantes de Morena en esta entidad; un discurso que se vio fuera de contexto, haciendo necesario que al intervenir López Obrador, como viejo zorro de la política aclaró paradas, reafirmando que en su partido se busca la unidad y que ‘Morena no es de los dirigentes’, fue seco el elotazo.
En otras cosas que se vieron en dicho mitin, fue la gran ovación que dio la muchedumbre a Rutilio Escandón Cadenas, uno de los posibles candidatos de Morena a la gubernatura, quien a diferencia de los demás que se han nombrado como posibles aspirantes, estuvo más tiempo acuerpando al tabasqueño que le dio ‘calor’, desde que llegó hasta que se fue. ¿Será una señal?
Por otro lado, se supo que el dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional, obtuvo la reafirmación de empresarios chiapanecos para impulsar su candidatura a Los Pinos, con ello se deja en claro que el ‘Señor de Macuspana’ sigue ganando terreno al capitalizar todos los garrafales errores del ‘Señor de las reformas’, que sigue sin dar una .
Gran razón tiene el Peje al denunciar que el principal problema de México es la corrupción de la banda del ‘cuello blanco’, quienes desde el poder le roban al pueblo de México cada año más de 500 mil millones de pesos; por eso han llevado al país a la bancarrota, sobre todo en el campo, al que mantienen en completo olvido y la más grosera marginación, afirmó el posible candidato a la Presidencia.
Y no anda muy errado don Andrés, exgobernadores y exalcaldes de Chiapas, son ‘botones de muestras’ que con gran cinismo pretenden regresar a ocupar esos cargos en donde presuntamente fueron depredadores del erario; Juan Sabines Guerrero y Pablo Salazar Mendiguchía, entre los más recientes; mientras, el exalcalde de Tapachula, hoy flamante diputado invisible en el 12 Distrito, está al borde de la cárcel en caso de que no reintegre más de 60 millones de pesos, que según la Auditoría Superior de la Federación, no fueron aplicados debidamente cuando estuvo sentado en la ‘silla china’.
El supuesto error del exalcalde Samuel Chacón fue haber contratado créditos sin cumplir con la normatividad exigida por la Ley de Obra Pública Federal; se presume que ignoró las reglas de operación que establecían claramente que ya no se podían rehabilitar calles al libre criterio de los Presidentes Municipales, ya que todo fondo federal tenía que ser validado por la Secretaría de Desarrollo Social y además, encaminado a la Cruzada Nacional contra el Hambre.
De acuerdo a las investigaciones federales que se siguen en su contra, se le previno que solamente se podía utilizar de esos recursos el 15 por ciento de los techos financieros para los programas especiales de pavimentación de calles; sin embargo, se presume que el hoy Diputado federal hizo caso omiso de la advertencia y siguió haciendo vías, sabiendo que estaba incumpliendo las reglas de la ley federal, supuestamente.