ALFIL NEGRO

1170
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Lobos de la Misma Loma
Oscar D. Ballinas Lezama

Los priistas en México no esperaban que la Policía Nacional Civil de Guatemala y la Interpol lograran la captura del ‘chapo de cuello blanco’, Javier Duarte, quien se gozaba de la dulce vida en estas vacaciones de semana santa, en un lugar paradisiaco del país chapín.
El Exgobernador de Veracruz ha sido acusado de una diversidad de delitos como delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita; y según las autoridades que le ‘armaron la fiesta’, presuntamente se robó del erario de los veracruzanos no menos de 3 mil millones de pesos.
Para nadie es secreto que en México rara vez los ladrones de ‘cuello blanco’ son castigados, mucho menos que les quiten un solo pesos del dinero que sustraen de las arcas públicas para su beneficio personal; podríamos adelantar que en el caso de Duarte sucederá lo mismo y la detención huele a ‘plan con maña’, ya que de esta manera el Gobierno mexicano podría matar dos pájaros de una pedrada: por un lado lavaría un poco la sucia imagen del PRI y por otro, le daría la gran oportunidad a Duarte de demostrar su inocencia y más adelante liberarlo de toda culpa.
Duarte podría ser un sinvergüenza pero no es nada tonto, y sabe que si la ‘mafia en el poder’ le juega sucio, podría jugar sus cartas que debe tener escondidas bajo la manga; porque nadie que esté cuerdo puede imaginar que un mandatario estatal robe tanto y tan descaradamente sin que sus altos mandos lo sepan y estén conscientes del ‘reparto de la milpa’ (mil pa’ mí, mil pa’ ti), eso en México es elemental, como diría el famoso detective inglés Sherlock Holmes.
Por qué cree usted, amable lector, que las autoridades judiciales en nuestro país se hicieron de la ‘vista gorda’ y se presume que dejaron huir delante de sus narices a Javier Duarte; y no hay que ir muy lejos para darnos cuenta de la forma en que los de la ley investigan y actúan en este país de las maravillas, aquí en Chiapas hay infinidad de denuncias en contra de Pablo Salazar Mendiguchía y Juan Sabines Guerrero, exgobernadores de esta entidad y qué ha sucedido.
Pablo Salazar Mendiguchía fue encarcelado no más de seis meses, nadie le quitó un quinto de la cuantiosa fortuna que supuestamente hizo como primer mandatario de los chiapanecos; ahora se da el lujo de incursionar nuevamente en la política y con un cinismo inusitado pretende ser electo nuevamente Gobernador de Chiapas; de ese tamaño se las gastan nuestros politiqueros.
Juan Sabines Guerrero ha sido acusado de supuestos desvíos en su provecho personal de más de 41 mil millones de pesos, las denuncias le llovieron a más no poder, sin embargo, Peña Nieto lo premió con el cargo de Cónsul en Orlando Florida; y en el colmo de los colmos, también ya se apuntó para tratar de regresar en el 2018, ojalá que regrese pero lo que se llevó, no obstante, no le han quitado un solo centavo de esa millonada de pesos, que se presume es propiedad de los chiapanecos.
Uno más de los tantos Exgobernadores priistas de la ‘generación perdida’, buscados por la Interpol, es César Duarte, también acusado de ser presunto responsable del delito de peculado por 246 millones de pesos en Chihuahua; Roberto Sandoval, otro priista que aún gobierna en Nayarit y está ‘bailando en la cuerda floja’ luego de que su fiscal general, Édgar Veytia Cambero, fue detenido en los Estados Unidos, por sus nexos con el narcotráfico.
De Roberto Borge, exmandatario priista de Quintana Roo, desconocen su paradero y lo buscan por uso ilegal de bienes públicos, terrenos reserva del Estado; Rubén Moreira, gobernador priista saliente del Gobierno de Coahuila, al parecer tiene nexos con los Zetas; Fausto Vallejo, ex gobernador de Michoacán, Carlos Lozano en Aguascalientes lo acusan de supuestos irregularidades por 812 millones, también priista; Miguel Alonso Reyes, exgobernador de Zacatecas, Andrés Granier, por malversación de recursos públicos, claro, de la camada priista; Ángel Aguirre exgobernador de Guerrero y Graco Ramírez, éste último sigue gobernando Morelos, ambos de la bancada del PRD, y miembros de la lista negra en la que aparecen los ‘ladrones de cuello blanco’.
En otros temas; el ‘Príncipe pelos de elote’ en los Estados Unidos de Norteamérica, no quita el ‘dedo del renglón’ y sigue de ‘rasquita’ con países con los países que traten de impedirle invadir Siria, se presume que para quedarse con su petróleo; sin importarle que al iniciar una guerra mundial se lleve ‘entre las patas de los caballos’ a medio mundo. Corea del Norte ya está listo para responder sus bravuconadas; es cuestión de tiempo para tener encima la tercera guerra mundial. ¡Dios nos ampare!