OPINIÓN PÚBLICA

1131
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

 

Mendicidad, Lucrativo Negocio
Gonzalo Egremy

*La mayoría de las y los que piden limosna en vía pública, son de Centroamérica, al igual que numerosos grupos de “limpia-parabrisas”.

*Analistas consideran difícil que el PRI logre ganar comicios federal y estatal el próximo año 2018; aun así grupos proponen pre-candidatos.

Uno de pocos lucrativos negocios en esta ciudad de Tapachula, es la petición de limosna por parte de supuestos indigentes y de “limpia-parabrisas”.
De acuerdo con informes del Sistema para el Desarrollo de las Familias, la inmensa mayoría de las y los pedigüeños, son centroamericanos.
Personal del DIF que solicitaron la omisión, aseguran saber que la mayoría de los guatemaltecos dedicados a la mendicidad en Tapachula, ingresan diariamente por los puentes de Talismán y Ciudad Hidalgo.
“Llegan de Aldeas, que hacen frontera con Tuxtla Chico, Suchiate o Frontera Hidalgo, y entran a México a las siete u ocho de la mañana”.
Agregan que “debe de irles muy bien; cada una de las señoras que piden ‘ayuda’ recaba mínimo, al día (8 de la mañana a 3 de la tarde), unos 200 pesos”.
A las tres de la tarde, las guatemaltecas que “laboran” en las cercanías del IMSS, se dirigen a tiendas de autoservicios a comprar, y de ahí abordan combis que las llevan a Talismán o Ciudad Hidalgo, de regreso a sus comunidades.
Las banquetas y las bocacalles del primer cuadro de la ciudad, así como transitados cruceros viales son los lugares preferidos de los pedigüeños.
Menores de edad, adultos, ancianos y señoras cargando en las espaldas o en brazos a bebés, viven de ese negocio de la limosna.
Los lugares en donde más se apostan por las mañanas y hasta el mediodía son: la prolongación de la 17ª Calle Poniente y 14ª Avenida Norte.
En ese tramo frente a la aún clínica e instalaciones del IMSS, todos los días (menos domingo) se establecen entre dos y cuatro señoras guatemaltecas.
Sobre la 6ª Avenida Norte esquina con la Central Poniente; y alrededor y sobre el parque central, otros chapines más piden limosna a diario.
En diversos tramos del Par Vial, pero más en donde converge la 28ª Calle Oriente, otros centroamericanos se dedican a exigir “ayudadita”.
La 4ª Avenida Sur esquina con las tiendas departamentales, es lugar preferido diariamente también por los chapines para la mendicidad, y ahí se apostan no menos de 15 “limpia-parabrisas”.
Una persona de edad avanzada, que usa lentes oscuros, y que casi a diario pide dinero en la 7ª Avenida Sur y 28ª Calle Oriente, es llegado a dejar ahí en un taxi por otro sujeto.
En las banquetas y debajo de ellas, en las calles del primer cuadro de la ciudad, sobre todo en las puertas de comercios y empresas, otros pedigüeños más se dedican a la misma actividad.
Otro “ejército”, el de los limpia-parabrisas, usan los mismos cruceros en calles y avenidas en donde funcionan los semáforos, para obtener dinero de los automovilistas.
Y en verdad que urge que autoridades de los tres niveles de Gobierno, atiendan este fenómeno social que cada día crece.
En coordinación con los DIF, los representantes de los países centroamericanos, al menos en Tapachula, podrían elaborar un padrón de sus paisanos en esa actividad, con entrevistas en los lugares en donde se apostan.
Y solicitar la respetuosa colaboración de los Gobiernos del área, para que atiendan socialmente a su gente en mendicidad aquí, ¿no cree usted?//Salud.