ALFIL NEGRO

1019
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Las Injusticias
Oscar D. Ballinas Lezama

“Ya basta de los abusos que la Comisión Federal de Electricidad le impone a los chiapanecos, sobre todo porque somos un Estado productor de energía eléctrica que aporta más del 45 por ciento al país, es increíble que en comparación a otras entidades estemos por encima de las tarifas que se pagan”, dijo el senador Luis Armando Melgar.
Luego, añadió que entre los principales afectados están las personas que con gran esfuerzo logran sacar adelante a su familia o su negocio, y es irracional por parte de la CFE no replantear las tarifas y el uso de los nuevos medidores digitales, con los que cortan el servicio al más mínimo retraso del usuario.
Tiene razón Luis Armando, sin embargo, éste ha sido un flagelo que ha venido soportando por años Chiapas, sobre todo en este sexenio de la reforma energética cuando Enrique Peña juró y perjuró que con las nuevas leyes los más beneficiados serían los pobres, sin embargo, hoy ha quedado demostrado que fue otra gran mentira de las que tienen al pueblo contra la pared, principalmente a los más de 60 millones que sobreviven porque Dios es grande.
De ahí la necesidad que nuestros Senadores y Diputados se preocupen por llevar ante el Congreso de la Unión el desacuerdo de los usuarios de la CFE; pelear allá en la Cámara por todo lo que perjudica al pueblo como se debió haber hecho desde el principio, cuando las iniciativas presidenciales fueron puestas a su consideración para ser evaluadas y calificadas antes de echarlas a andar.
“En nombre de los chiapanecos le decimos a la CFE, ya basta de abusar de Chiapas, de su gente y sus recursos naturales; no tienen un mínimo de responsabilidad social con quienes hacen un gran esfuerzo para pagar sus recibos, sino que también por chiapanecos que trabajan de forma honesta para generar energía que ustedes venden a otros lugares y les genera una enorme utilidad”, argumenta el parlamentario oriundo de la costa chiapaneca, y nadie duda que tiene razón en sus palabras, no obstante, nos parece que no es a CFE a la que se le debe exigir que ya no cometa tanta injusticia, no olvidemos que esa institución -que ahora al parecer está siendo privatizada- sólo cumple y ejecuta ordenes de la Secretaría de Hacienda, que a su vez las recibe del Ejecutivo Federal quien antes de ordenar pidió el “visto bueno” del Congreso de la Unión.
La ‘diputada invisible’ María Elena Orantes, quien ahora anda muy ‘movidita’ haciendo recorridos por algunos municipios chiapanecos, y desde que llegó a la Cámara de Diputados no salía de su confortable oficina, al acercarse los tiempos electorales ahora empezamos a verla hasta en las piñatas de cualquier hijo de vecina, también hizo declaraciones allá por Coita, asegurando que Chiapas produce más del 43 por ciento de luz que destina al país, y a pesar de ello las tarifas para los chiapanecos siguen altas.
Añadió que los ciudadanos chiapanecos deben exigir a la Federación ser tratados con respeto y dignidad; la pregunta es por qué ella no lo hace, cuando esa es su chamba aunque sea Diputada plurinominal, ya que gana lo mismo que un legislador propietario y está ahí en el Congreso no por su carita linda, sino para defender los intereses de sus conciudadanos, que bonito que ahora esta legisladora trate de echarle la bolita al pueblo. Nomás eso nos faltaba.
El que no se anda por las ramas y lo ha demostrado con su trabajo legislativo, es el diputado costeño Enrique Zamora Morlet, quien no ha esperado los tiempos electorales para salir hacer el trabajo que le corresponde, eso y más, así lo hemos visto; como lo del hitazo de la tarjeta para visitantes guatemaltecos que ahora podrán venir a dejar sus quetzales durante siete días en todo el territorio chiapaneco, principalmente en Tapachula.
No obstante ser un legislador bastante joven, Zamora Morlet está dando el ejemplo de cómo se debe trabajar siendo representante popular, entre lo más reciente que ha hecho este legislador chiapaneco, está también su pronunciamiento por recuperar los recursos presupuestales que se le recortaron para proyectos productivos a Chiapas, con los que podría superar mejor los problemas que origina la pobreza y la marginación que sufre.
Zamora Morlet fue claro y preciso en la reciente reunión de comisiones para el desarrollo de los Estados del Sursureste de México, señalando que al igual que los Estados del norte que tienen ese apoyo federal, los del sur deben ser tratados de la misma manera, pues hasta ahora los han marginado y no le han otorgado a estas entidades, entre ellas Chiapas, esos recursos que por derecho le corresponden, ”eso no es justo señores, por lo tanto es necesario que ese presupuesto regrese para estos Estados del sur, que también lo necesitan para su desarrollo”.
Luego, con esa dignidad y valentía parlamentaria que deberían tener todos nuestros legisladores, siguió poniendo el dedo en la llaga y dijo: ”durante varios periodos el Fonsur contempló 500 millones de pesos en el PEF, para este año, por primera vez, no tuvo destinado un solo peso; es necesario que observemos los indicadores de desarrollo del norte, centro y occidente del país, que son muy superiores a las condiciones que se viven en el sur-sureste, exijo que para el año que viene no suceda lo mismo y se asigne también dinero para este fondo a los del sur”.
De esos Diputados y Senadores necesita México, los exige Chiapas y le urgen a Tapachula; es la hora de trabajar unidos y con valentía para exigir lo que por derecho le corresponde a esta región; de qué corona gozan las demás entidades del norte para que la Federación solamente se fije y les apoye a ellas.
Se necesitan hombres y mujeres de carácter, pero sobre todo, de vergüenza, dignidad y honestidad para ejercer el mandato del pueblo; nadie nos va a engañar porque, lo que se ve no se juzga.