COMENTARIO ZETA

991
COMENTARIO ZETA
COMENTARIO ZETA

Por Carlos Z. Cadena

Persiste la Inseguridad en Tapachula. El Secretario de Seguridad en Chiapas en Campaña Electoral.

Lamentable y deplorable la pésima actuación del titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de Chiapas, Jorge Luis Llaven Abarca, que el pasado viernes 4 de Agosto anunció que llegarían 500 elementos policiacos a Tapachula para resguardar la seguridad de la ciudad ante el fenómeno de incertidumbre que, desde Enero de este año, se confirmó: el de las pandillas de los Marasalvatruchas provenientes de Centroamérica.
La noticia fue de ocho columnas en diarios locales y estatales, sin embargo para el martes 15 de Agosto, trascendió que los policías estatales que había arribado a Tapachula, habrían regresado a Tuxtla Gutiérrez, desde donde habían llegado.
Pero lo más lamentable fue que esos policías llegaron a Tapachula no con actividades en labores preventivas o de vigilancia e investigación, de acuerdo a las necesidades de la población, como lo había anunciado Llaven Abarca, sino que habían llegado para concentrarse en la zona rural alta del municipio, donde participaron en el desalojo de las fincas San José Nexapa y Anexo San Felipe, ubicados sobre la carretera que comunica al ejido “26 de Octubre”. Esta información también fue consignada en los diarios chiapanecos.
Se trata de un escenario de engaños y simulaciones porque el problema de todos los días de la inseguridad pública persiste y no hay dinero para darle mayor seguridad a esta ciudad principal de esta frontera sur de México. Lo preocupante es la forma olímpica en que se opera una simulación con una promesa que enviarán uniformados para proveer seguridad pública, cuando los elementos vinieron a realizar desalojos de fincas cafetaleras constatados ante el Ministerio Público.
Pero más preocupa que el titular de Seguridad Pública, Jorge Luis Llaven Abarca, a quien se le señala su poder y soberanía con un Senador en Oaxaca que apoyó campañas electorales en Chiapas, es que también anda “caminando” buscando los reflectores electorales, donde primeramente lo habían puesto como futuro Alcalde de su municipio, y ahora se comenta en los grandes círculos del poder, que Llaven Abarca busca una Diputación federal, y que las razones resultan muy obvias. ¿Por qué una diputación federal? ¿Fuero?
Más allá del problema de la inseguridad de Tapachula, tema que hoy nos ocupa, se puede observar, y a las pruebas nos remitimos, es que la Secretaría de Seguridad Pública tiene olvidada a Tapachula, y se puede observar con las entradas principales de la ciudad, como por ejemplo la proveniente de la ciudad de México o de Tuxtla Gutiérrez, es vergonzante cómo está, ni luces tiene, menos profesionalismo policiaco como sucede en otras ciudades chiapanecas.
Es una vergüenza esta entrada con unos topes que pareciera que estamos en un ejido o rancho. No hay estética ni atractivo comparado con las entradas de otras ciudades del Estado. En resumen, no hay inversión policial para Tapachula, y se supone que es una ciudad de las más importantes, pero sobre todo una ciudad estratégica del país por ser frontera con Guatemala, y es donde aterrizan los turistas de esos países.
Habrá que ver los presupuestos estatales de estos cinco años, y muchos se preguntarán ¿en dónde se han invertido? Carecemos de policías estatales y sobre todo de policías capacitados. Hasta ahora el C4 no ha dado resultados, o al menos no se conocen que haya servido para una investigación policial. Se Habla de inversión en cámaras pero nunca en resultados. La Policía estatal en esta frontera sur sigue estando en las instalaciones de lo que se conoce como “el criminal”, alguna vez reclusorio estatal en Tapachula. No hay un avance de modernidad. Los indicadores de inseguridad aumentan y la zozobra ya empezó en todas las familias, hasta ahora no hay una estrategia inteligente de darle seguridad a esta puerta del país en materia de seguridad pública estatal, porque en lo que respecta al municipio, también hay yerros fatales con la policía local que no se les puede confiar.
Un jefe policiaco estatal en campaña política jamás podrá ser un eficiente jefe policial en favor de la seguridad de Chiapas. Lo que debe de hacer el Gobierno Federal de Enrique Peña Nieto, es empezar a ver a dónde se están yendo los dineros enviados por su Gobierno en materia de seguridad.
Al menos en Tapachula, que se está convirtiendo en una ciudad sin ley, no se ha visto una modernización policial de a de veras en estos años, todo es mediático con la supuesta instalación de cámaras se seguridad pero sin resultados concluyentes.
Un jefe policiaco en campaña electoral, demuestra también la enfermiza fiebre electorera que se está viviendo en la entidad. Mientras algunos Diputados federales chiapanecos actuales piden licencia de sus cargos, para convertirse en Delegados federales, otros funcionarios públicos chiapanecos hacen labor titánica para ser tomados en cuenta como legisladores federales. Un contrasentido político. Ver para creer.
A Partir de Septiembre “Cancha Pareja” en lo Electoral Para el País: INE
Por fin el Instituto Nacional Electoral dio a conocer lineamientos legales para evitar que se sigan violentando las leyes electorales y donde Chiapas no canta “mal las rancheras”, pues muchos protagonistas violentan la ley hasta en dos formas diversas, lo que no deja de ser casos excepcionales de absoluta ilegalidad democrática y los ojos que deberían de castigar, sencillamente ni lo hacen. Por lo pronto, el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, aseguró que los lineamientos de «cancha pareja» están vigentes para su aplicación a partir del 8 de Septiembre para evitar “trampas” en los procesos electorales.
Dijo también -ojo Chiapas- que quien se sienta inconforme con la actuación de la autoridad electoral de poner claridad en las reglas y evitar las trampas tiene el legítimo derecho de acudir ante el TEPJF. Refirió que las reglas que complementarán a «cancha pareja» son regular el uso de programas sociales antes del inicio de los procesos, entre otros. Aseguró que eso permitirá a la sociedad escrutar de manera detallada cómo se dará el proceso de generación del presupuesto del próximo año para evitar que haya intento o intención de programas sociales de temporada con fines electorales.
Indicó también que los lineamientos para garantizar la equidad en la contienda, no inhiben la libertad de expresión y tampoco implican un exceso de las atribuciones del Instituto. Sin embargo, insistió que con ellos no se acota la libertad de expresión, no se pretende regular las redes sociales ni se prohíbe la participación de los actores en medios de comunicación. “Lo que se está regulando o prohibiendo es ejercer recursos públicos o privados para la promoción individualizada de cara al arranque de las precampañas, previsto en la ley”. Consideró que el gran problema de las democracias es el uso del dinero y enfatizó que la autoridad electoral trabaja en la fiscalización.