ALFIL NEGRO

665
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Quien no quiera ver fantasmas, que no salga de noche” (Refrán popular)

La Gallera Alborotada
Oscar D. Ballinas Lezama

En la política de Chiapas el horno no está para bollos, sobre todo cuando en México la hierba está tan seca que puede arder; de ahí, que quienes mueven las piezas del ajedrez político, deben hacerlo con mucho tiento y respetando la voluntad popular, cuando menos la de su militancia partidista.
Para nadie es secreto que el PRI chiapaneco no las tiene todas consigo, sus huestes se han dividido con la rebeldía de sus exdirigentes, quienes comandados por el tapachulteco José Antonio Aguilar Bodegas exigen a su líder nacional que respete la voluntad de la mayoría de los priistas.
Enrique Ochoa Reza, comandante en jefe del PRI en México, ha puesto oídos sordos al clamor de su militancia y los generales de su partido, por lo que de persistir en su necedad de imponer al senador Roberto Albores Gleason, no dudan que en el pecado va a llevar la penitencia, manifiesta la mayoría de militantes tricolores.
Ante este panorama que se avizora en el hándicap político del 2018, los analistas en estos temas ven como una buena solución que el PRI chiapaneco nombre como su candidato de unidad al senador del partido Verde Luis Armando Melgar, tomando en consideración que mañana lunes podría darse a conocer oficialmente, la alianza PRI-PVEM, que funcionará a nivel nacional y con lo que el parlamentario ambientalista oriundo de Tapachula, se perfila como el mejor posicionado para ser el abanderado de ésta coalición partidista.
Melgar, quien de entrada sea dicho, es uno de los grandes amigos del hoy candidato del priismo nacional, José Antonio Meade Kuribreña; pero lo más importante es que el legislador soconusquense ha trabajado palmo a palmo en la geografía chiapaneca; sin alardes y en forma mesurada, el tapachulteco ha caminado y desgastado el caite, sudado la camiseta y ha conocido de cara al pueblo, la problemática de sus habitantes; además les ha gestionando y apoyado con todo lo que puede hacer desde la más alta tribuna del pueblo.
Mientras, Albores Gleason poco le puede ofrecer en este momento a Meade Kuribreña, como abanderado del PRI a la gubernatura chiapaneca; el comiteco no solo tiene en contra a más de la mitad de su militancia, además de todos los estrategas que en los buenos tiempos del tricolor lo fortalecieron con su experiencia y su lealtad; amén de que las huestes del partido Verde ya le mostraron su total rechazo para ir en una alianza, argumentando que en dado caso de una imposición de la candidatura del comiteco, le dejarán únicamente el cascaron verde, más no la estructura ni la militancia.
No hay que olvidar que actualmente en Chiapas el Verde es el que domina políticamente, es el más organizado, mantiene la unión entre su militancia y directiva, así como con los sectores sociales; basados en eso, si el PRI chiapaneco aspira a una victoria limpia, no tiene más que de dos sopas: Luis Armando Melgar Bravo y Eduardo Ramírez Aguilar, quienes vienen trabajando en coordinación y no se duda llegarían a un acuerdo armonioso para decidir en determinado momento, quién podría ser el candidato de la alianza PRI-PVEM, argumentan algunos militantes de estos partidos.
No hay que pasar por alto que el senador Luis Armando Melgar, a diferencia de Albores Gleason, le ofrece a Meade una estructura sólida y organizada del partido Verde, amén de las buenas relaciones que podría tenerse con el canal de televisión Azteca, que es mucho más de lo que Albores tiene, sin embargo, se debe esperar que antes del 15 de Enero, a más tardar, los priistas decidan si van con ‘melón o con sandía’ y sabremos también qué chicharrones son los que truenan más.
De última hora, ayer después del medio día las redes soltaron el rumor de que ya había ‘humo blanco’ en el PRI Chiapas, y que el cónclave había impuesto, como ya se esperaba, a la ‘única opción’ Roberto Albores Gleason, como candidato único del tricolor a la Gubernatura chiapaneca; lo que se considera un madruguete para dejar afuera las aspiraciones de los verdes.
Por otro lado, en el frente conformado por panistas, perredistas y movimiento ciudadano, parece ser que ya no hay vuelta de hoja y será otro tapachulteco el posible candidato de esa alianza, en la que los analistas colocan ya a José Antonio Aguilar Bodegas, que ha venido trabajando a ras de tierra y levantando mucho polvo entre sus seguidores que siguen sumándose a su proyecto.
El tercer candidato casi amarrado, es Rutilio Escandón Cadenas que pián pianito se ha venido posicionando en muchos sectores sociales, como el virtual candidato del partido Morena que hasta ahora no ha decidido desenterrar el hacha de guerra, sonar los tambores y mover sus banderas, sin embargo, no deja de quitarle el sueño a sus virtuales adversarios políticos que buscarán también suplir al ‘Güero’ Velasco en el 2018.
Desde Mapastepec, nos llegan los vientos llenos de rumores sobre los posibles ‘calientes’ a la sufrida alcaldía de ese municipio; Nicolás Noriega, de oficio comerciante es al parecer de los habitantes de ese lugar, el menos malo y mejor posicionado en el sentir del pueblo. Aunque Emmanuel Noriega, hermano de Nico, le está poniendo piedritas en el camino, no obstante que los electores no quieren verlo ni en pintura.
El edil actual, Martín Ruiz Rosales, es otro de los que no tienen vergüenza, luego de que llevan dos años sin trabajar como Dios manda; ha mantenido a los mapanecos en el más completo olvido, no existen obras públicas que valgan la pena y por ello, tiene el repudio total de la población, afirman los habitantes.
Finalmente, comentan sobre Amado Espinoza, quien hace meses empezó a hacer campaña y se puso en primer lugar de las encuestas, lamentablemente parece ser que se le acabó el dinero y su esfuerzo solo tuvo ‘arranque de burro viejo’, afirman los que opinan en ese municipio.
Va mi abrazo fuerte para mi amigo Manuel de Jesús Márquez, por la irreparable pérdida de su hijo Rafa, Dios te dé fortaleza hermano y tenga a tu ‘campeón’ en sus brazos, allá en el espacio de la muerte; donde tarde que temprano, nos iremos todos.