Polígrafo Político

554
Polígrafo Político
Polígrafo Político

Lealtades y Rebeldías Electorales
Darinel Zacarías

“Que Rajoy se pase al enemigo, que Rouco haga un desnudo de portada, que crezca más el coco que el ombligo, que Afrodita me inspire una balada”
Joaquín Sabina

Carriles y colores, pactos, coyunturas y simulaciones han empezado en Chiapas, previo a la fiesta electoral. Los más trompudos se comerán las mejores mazorcas. Y la supervivencia en la jungla ha comenzado.
Los registros, según el OPL, iniciaron este domingo 1 de Abril. Los partidos políticos, coaliciones, candidaturas comunes e independientes, ya presentan sus solicitudes de registro de candidaturas para Diputaciones Locales y miembros de Ayuntamientos.
Entre aspirantes y suspirantes, el ajedrez político cobra efervescencia en las aldeas. Deserciones y mutaciones. Engaños, astucias y desparpajo electorero.
Los que ayer juraban amor hoy niegan la cruz de sus parroquias. Y la trasmutación impera. Insolencia descomunal.
El juego perverso de la política es eso, ayer te amaba, hoy te olvidé. Y así las singularidades e incongruencias en estas alegorías electorales. El asunto es salvar su pellejo. Ponerse a resguardo y encubrir el jibarito.
La política es de tiempos. Las lealtades tienen fecha de caducidad. Y los colores e ideales es lo de menos. Teñirse la camiseta es la boga.
Abundan pretensos, proliferan de todos los talantes. Todos con dueños. Unos con muchas probabilidades, otros más, prestos al juego del disimulo y el henchido. Esperando papeles de alquileres.
Y los nombres ya suenan por doquier. Unos celebran su untura, otros más su calamitoso futuro. Muchos más han empezado a patear el pesebre y se han investido en el surco de la indocilidad. A esos, la cacería los espera.
Ayer, por ejemplo, sonó en Tuxtla Chico, que Esaú Guzmán fue el predestinado por las huestes de la cúpula del PVEM para abanderar el proyecto a la alcaldía. Con ello, soterró la pretensión de una reelección.
Esaú Guzmán es un galeno de profesión, que en su andar en la política y en el servicio público ha construido una política de servicio. Esperamos, que su gente le responda y que venga ya, un verdadero cambio para su natal municipio.
En la Suiza Chiapaneca, quién trae la venia del war room de Roberto Albores Gleason, es Guadalupe García Muñoz. Priista de cepa, diestra en la ingeniería electoral.
Ahí, la candidata de los rojos, ha erigido un proyecto incluyente. Donde ha dado cobijo a todas las voces. Ahí parece que los dados están cargados y que los resultados serán de gran abono a la ecuación estatal y nacional.
Mientras en la diputación local por el 24 distrito electoral, según el IEPC, le corresponde en la coalición Todos Por Chiapas poner candidato a los de Mover a Chiapas. Suena fuerte Matilde Espinoza y Uriel Mérida. Ninguno de estirpe de los morados.
PD: «Quién sea el candidato, les pido su respaldo. No caer en divisionismos. Que mantengamos la unidad. Dejemos a un lado los privilegios personales. Esto es un llamado para ayudar al pueblo», expresó Rutilio Escandón en Cacahoatán, ante el evidente cambio de su aspirante a la alcaldía de la Villa de las Hortensias, luego de que un grupo de militantes de MORENA lo cuestionaran sobre el cambio de género en este fronterizo municipio. Revuelta a la vista.
¿Quién dijo que tengo sed?