ALFIL NEGRO

175
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Aumentan los Bloqueos
Oscar D. Ballinas Lezama

Un verdadero caos están causando en las carreteras de Chiapas las diversas organizaciones que han puesto ‘cerrojos humanos’ en entradas y salidas de los principales municipios de esta entidad; provocando pérdidas económicas y el enojo de quienes han quedado varados en esos puntos bloqueados por integrantes del magisterio.
El Gobierno del Estado, a través del Secretario de Gobierno, ha llamado a la cordura a las voces protestatarias, quienes no parecen estar dispuestos a ceder en las exigencias que en su mayoría corresponde a la Federación darles atención.
Mario Carlos Culebro Velasco, responsable de la política interior en el Estado, pidió nuevamente a los maestros de las dirigencias de las secciones 7 y 40 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación, que se instale una mesa del diálogo en donde se atiendan sus demandas, añadiendo que por parte del Gobierno Estatal existe una apertura total para escuchar a los quejosos.
El funcionario estatal, mencionó que se debe privilegiar la vía institucional para resolver las inconformidades, sobre todo, cuando se encuentran en una tierra de libertades, donde se respeta la ley y se buscan los mecanismos para encontrar solución a las diferencias que se puedan tener.
Hasta ayer por la tarde los grupos inconformes habían ampliado sus acciones en toda la zona Costera, aumentado los bloqueos en todos los caminos y veredas que estaban utilizando muchos conductores para burlar el cerco magisterial.
Debido a que al principio estaban dejando el paso libre a los automóviles pequeños, los conductores de camiones y tráiler optaron por atravesar sus unidades sobre las carreteras, impidiendo el paso a medio mundo bajo la consigna de “todos coludos o todos rabones”; los conductores de camiones con mercancía perecedera y los del transporte que son obligados a abandonar a su suerte a los pasajeros, argumentaron que era un atropello de los inconformes con algunas autoridades.
En otro orden de ideas, pobladores de los municipios del Soconusco han manifestado su preocupación con la transferencia de poder entre los Alcaldes salientes y entrantes, ya que a un mes de haberse suscitado el cambio de estafeta ninguno de los recién ungidos ha dicho esta boca es mía, para informar el estado en que dejaron las finanzas sus antecesores, quienes ya se apuntaron al ‘borrón y cuenta nueva’.
Sin embargo, la sociedad soconusquense no quita el dedo del renglón y empieza a exigir a sus nuevos gobernantes municipales que informen cómo recibieron las finanzas y qué van hacer en caso de que los Exalcaldes les hayan hecho ‘las cuentas del gran capitán’, toda vez que al parecer la mayoría de ellos se fue como el jibarito, loco de contento con su cargamento.
Confiados en que el Congreso del Estado a través del Órgano de Fiscalización se ha hecho de ‘la vista gorda’, varios de los ex presidentes municipales se olvidaron de las formas y la vergüenza no parecen conocerla, se presume que en los tres años que desgobernaron sus municipios se hicieron de ‘Mulas Pedro’ y muestra de ello es la adquisición que han hecho de grandes propiedades y la instalación de negocios o empresas millonarias, restaurantes, y hoteles de lujo, forman parte ahora de su patrimonio que debe investigarse para saber si provienen de finanzas sanas o son producto del enriquecimiento ‘explicable’.
Los soconusquenses se preguntan ‘de qué corona gozarán ahora los Exalcaldes, para no ser obligados a informar y transparentar sus ‘cuentas claras’ de las que se jactan de haber hecho con sus relevos, quienes hasta ahora no han dicho esta boca es mía para al menos informar ellos (los nuevos Presidentes Municipales) en qué condiciones recibieron la administración, evitando de esa manera convertirse en cómplices con su omisión, más cuando todo mundo sabe que lo mismo peca el que mata la vaca, que quien le agarra la pata.
Vientos de duda soplan sobre el actuar de los Exalcaldes, que al parecer no respetaron la normatividad para ejercer los presupuestos y se envalentonaron frente a un Congreso local lleno de legisladores ciegos, mudos y sordos; mujeres y hombres que recibieron jugosos salarios para trabajar defendiendo las causas justas a favor del pueblo (sus representados), sin embargo, se la llevaron de ‘muertito’ y lo que menos hicieron o les interesó fue levantar la voz a favor de los intereses de sus conciudadanos.
Lo mismo hicieron la gran mayoría de los regidores de esos municipios soconusquenses, en donde hoy es rumor a voces que los que gobernaron y ‘administraron’ los dineros del pueblo, se concretaron a guardar un silencio cómplice, mientras que la población no deja de pagar los platos rotos y soñando con la esperanza de ya no tener la misma gata, sino sólo un poco revolcada.