ALFIL NEGRO

169
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Pidiendo Chance
Oscar D. Ballinas Lezama

Poco a poco van amainando los vientos de la tormenta política en México, la nave nacional sigue navegando en medio de un mar picado, sin embargo, el timón aún está bajo el control de las manos de mujeres y hombres de buena voluntad, que parecen estar decididos a no perder de vista la luz del faro que los conducirá a la tierra prometida.
El nuevo mesías mexicano no se da punto de reposo en la titánica lucha que ha emprendido, sin embargo, la tarea no es nada fácil en un país contaminado, no solamente en su medio ambiente, sino también en una gran parte de la sociedad, que durante décadas se rigió por el espíritu de maldad que genera corrupción, impunidad y violencia.
Más allá de los dimes y diretes que se han generado por algunos cambios que se están dando en la forma de gobernar de López Obrador, la población mexicana se niega a perder la esperanza de que las nuevas administraciones a nivel federal y estatal pudieran sacar el buey de la barranca en México, en donde el horno ya no está para bollos, ni para la misma mica, aunque sea revolcada.
Otro sexenio como los anteriores, cuya carta de presentación fue la corrupción, la impunidad, la pobreza, la insalubridad, la falta de fuentes de trabajo, el alza en los precios de las gasolinas y la luz, así como la violencia generada por la delincuencia organizada, llevaría al país a la debacle completa y entonces ni Dios padre podrá ayudar a los mexicanos, que ya no ven lo duro sino lo tupido.
La prueba de fuego a la que están siendo sometidos los nuevos gobernantes deberá dar sus primeros resultados al concluir este 2019 y de no ser así, en el pecado pueden llevar la penitencia, con la que arrastrarían al pueblo, de ahí la importancia de que Gobierno y ciudadanía trabajen en unidad.
Es precisamente en este renglón donde la puerca está torciendo el rabo, porque los divisionismos de los partidos políticos, así como los que se sirvieron con la cuchara grande en los sexenios pasados y se niegan a dejar esa minita de oro, están retrasando el movimiento de la cuarta transformación, la que nadie duda, ha iniciado al perjudicar los intereses personales de esa gente.
Para nadie es secreto que no todos los nuevos gobernantes están en sintonía con la política del Presidente de la República, pocos son los Gobernadores que han entendido y practican esa nueva forma de gobernar y lo siguen al pie de la letra, aunque hay muchos que perdieron la brújula y continúan dando brincos en un suelo parejo.
Por otro lado, hay ciudadanos que piden se les otorgue un poco más de tiempo, mencionando que cinco o seis meses no es suficiente para calar al Gobernador, Alcalde y funcionarios de sus gabinetes, sacando el argumento que los que les precedieron tuvieron seis o tres años para demostrar sus fortalezas y debilidades. “Vamos a ver”, dijo un ciego.
En otras cosas, en forma irregular iniciaron las lluvias de Mayo y vinieron a darle un leve respiro a Coapatap en Tapachula, que durante más de una semana dejó sin agua a la población, el Director de este organismo municipal argumentó que el desabasto se debió la suciedad de las aguas del río, lo que dificultó tratarlas para enviarlas a la desvencijada red de tuberías; los consumidores no han quedado satisfechos con esa ‘explicación’ y lo sindican como un funcionario con falta de capacidad.
Por cierto, ayer empezó a llegar el agua rodada en algunas partes de la ciudad, sin embargo, habitantes de la 13 Norte, entre 7ª y 15 Oriente, entre otras zonas de Tapachula, juran y perjuran que el agua les llegó convertido en un chorrito, el cual para colmo de males no tardó ni una hora y era más lodo que agua.
Maestros ultrarradicales de la CNTE, sección 22 de Oaxaca, 7 de Chiapas, 14 de Michoacán y 9 de la Ciudad de México, siguen montados en su macho y llevarán a cabo un paro indefinido, según anunciaron, no sin antes organizar una magna marcha nacional de protesta contra la reforma educativa.
Cientos de alumnos de las diversas preparatorias y universidades en Tapachula, siguen esperando la respuesta del profesor Armando Robledo, coordinador regional del programa Bienestar, quien al parecer es responsable de las becas ofrecidas a los jóvenes estudiantes, quienes de buena fe dieron sus datos y permitieron que los fotografiaran, luego que al parecer, fueron convencidos por encuestadores bajo el mando del citado Coordinador Regional de ‘Bienestar’.
El caso es que los jovencitos estudiantes argumentan que no recibieron nunca la tarjeta o plástico que prometieron dárselos en ocho días, lo grave del asunto es que han descubierto que presuntamente siguen apareciendo en la lista de beneficiados que se subieron a la plataforma de internet, que les impide ingresar a cualquier otro programa de asistencia social, debido a que el Gobierno Federal les ha estado depositando las becas, ignorándose quién o quiénes las están cobrando.
Es por ello que piden a Armando Robledo les dé la cara y explique lo que está pasando con su registro para obtener becas, sin que se las entreguen realmente a los beneficiados, sospechando que puede haberse creado con multimillonario fraude.
Algunos de los estudiantes se han dirigido con el doctor Abel Leyva Castellanos, Coordinador Nacional de Planeación y Estrategia de Prevención del Delito en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, que hace menos de un mes visitó Tapachula y manifestó que estaría pendiente para atender cualquier acto de corrupción por funcionarios federales, como supuestamente está ocurriendo en este caso en el Soconusco.