OPINIÓN PÚBLICA

136
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

Derechos Humanos
Gonzalo Egremy

*Lamentablemente, México tiene una factura pendiente, desde hace cuatro décadas, en materia de Derechos Humanos.
*Dura tarea para la elegida nueva titular de la CNDH en el tema de desaparición de personas, que suman decenas de miles en todo el país.

Finalmente, el día de ayer en la Cámara de Senadores fue electa presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, María del Rosario Piedra Ibarra, quien sustituye a Luis Raúl González.
En una tercera ronda alcanzó los votos exactos de mayoría calificada, 76 a su favor, de los 114 Senadores presentes, votando por ella los de Morena y del PVEM; mientras Arturo Peimbert obtuvo 24 votos y José de Jesús Orozco, ocho, y seis legisladores se abstuvieron.
La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, la panista, Kenia López, consideró que “no es ético, no es lógico, buscar a un Presidente o, en este caso, Presidenta de la CNDH a modo, subordinada, cercana al Presidente de la República, porque en ese momento estaremos desvirtuando la naturaleza de esa Comisión y México no se lo merece”, declaró.
El diario El País, destacó ayer mismo: “El Senado ha elegido este jueves por mayoría calificada a la hija de la activista Rosario Ibarra de Piedra, un icono de la búsqueda de justicia para desaparecidos y presos políticos, como encargada de la máxima instancia en derechos humanos para los próximos cinco años”.
Ibarra de Piedra recibió la máxima condecoración del Gobierno mexicano por parte de la actual organización (Senado, la medalla Belisario Domínguez, subrayado de quien esto teclea).
Piedra sustituirá a Luis Raúl González y se convertirá en la segunda mujer que ocupe el puesto, tras el paso de Mireille Roccatti entre 1997 y 1999.
La oposición y organizaciones civiles agrupadas en el colectivo #CNDHAutónoma reclaman que Piedra es muy cercana al presidente Andrés Manuel López Obrador, y que su nombramiento compromete la autonomía de la Comisión.
Piedra es Psicóloga por la Universidad Autónoma de Nuevo León y pertenece, desde 1975, al Comité Eureka por la Búsqueda de Desaparecidos, que ha tomado el testigo de la causa de su madre y se ha abocado a aclarar los crímenes cometidos durante la guerra sucia en México, que abarca los años sesenta, setenta y ochenta.
La nueva titular de la CNDH fue candidata a Diputada y Secretaria de Derechos Humanos de Morena, el partido del Gobierno. «No hay impedimento legal, pero hay mucha reserva por parte de la oposición», apunta Emilio Álvarez Icaza, senador independiente.
«Primero está mi conciencia, mis principios, el imperativo ético de defender la justicia, y no las afinidades partidistas o de amistad», respondió Piedra cuando fue cuestionada sobre su apoyo a López Obrador.
«Trabajaré de la misma forma en que lo he hecho por más de 40 años», escribió la nueva Presidenta en su cuenta de Twitter tras conocerse la decisión.
La designación tuvo que votarse tres veces, después de que la terna que habían propuesto las Comisiones de Justicia y Derechos Humanos no contaran con el respaldo necesario de dos terceras partes de los Senadores presentes.
«Fue una terna envenenada. Carece de legitimidad, principalmente porque no se siguió el procedimiento y porque cuando una terna no reúne dos tercios, se tiene que proponer una nueva», afirma José Antonio Guevara, de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos.
«Tener una Presidenta a modo no ayuda a los mexicanos», dijo antes de la votación la senadora Kenia López, del conservador Partido Acción Nacional y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos.
«López Obrador no respeta la autonomía de los órganos autónomos», señaló Gustavo Madero, del mismo partido.
La CNDH se fundó en 1992, pero tiene autonomía desde 1994. «Prefiero a la gente que ha padecido en carne propia violaciones a los derechos humanos, entregarles a ellos la encomienda», rebatió López Obrador en su conferencia matutina del miércoles, aunque reiteró que la decisión era del Senado, que tiene una mayoría de Morena.
Karla Quintana, titular de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), dio una declaración relevante que pasó desapercibida para la mayoría de los medios, en una entrevista al diario La Razón el pasado domingo 25 de Agosto.
La titular de la comisión de búsqueda informó que se está actualizando el Registro Nacional de Personas Desaparecidas, luego de un año de rezago. Con cifras del año pasado, el registro nacional reportaba 40 mil denuncias de personas ausentes.
Con la actualización puesta en marcha, declaró Karla Quintana, la cifra se podría triplicar. ¡Para fin de año podríamos tener una cifra oficial de cerca de 120 mil personas desaparecidas en México! Es una cifra de vértigo que debería producir un enorme impacto político.
Luego entonces, doña María del Rosario Piedra Ibarra, tendrá al frente de la CNDH una tarea bastante difícil con el tema de las decenas de desaparecidos; así como de las violaciones a los derechos humanos a mujeres, trabajadoras, niñas, niños, inmigrantes y a muchas víctimas de violencia, ¿no cree usted?//Salud