ALFIL NEGRO

254
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Los Chamaquearon
Oscar D. Ballinas Lezama

Como ya se había comentado en esta columna, los gringos que son unas ‘chuchas cuereras’ para los negocios, actuaron con alevosía y ventaja en la firma del acuerdo comercial que denominaron T-MEC; se la aplicaron en su propia casa a los novatos, confiados e inexpertos funcionarios del Gobierno mexicano, que ahora salieron con el cuento que ‘a chuchita la bolsearon’, jurando y perjurando que no se dieron cuenta de las ‘letras chiquitas’ en las que se estipuló la imposición de inspectores disfrazados.
Para fortuna de los ‘chamaqueados’ funcionarios del gabinete presidencial de ‘la cuarta transformación’, los legisladores estadounidenses y canadienses no actúan impulsados por el dedo imperial; son parlamentarios, cuyo objetivo es defender los derechos y beneficios de sus conciudadanos, no dejan nada al ‘ahí se va’ o firman y votan para quemarle incienso al mandatario en turno, como desafortunadamente sigue sucediendo en nuestro país.
El tratado comercial de México con Estados Unidos y Canadá, sería positivo siempre y cuando se analizara a detalle antes de ser autorizado por el Senado, evitando así que se afecte al comercio y la competitividad de país azteca, afirmaron especialistas en la materia.
Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política de Morena en la Cámara de Senadores, al dar su opinión sobre este asunto, consideró inaceptable el proyecto de ley de Estados Unidos, argumentando que se ha implicado un mecanismo adicional estipulado en el T- MEC, sin embargo, ya firmaron y echaron las campanas al vuelo diciendo que era otra de las panaceas para México, llenándose la boca al decir: “Ya cumplió México”.
El presidente Andrés Manuel López Obrador, así como los Diputados y Senadores que verdaderamente representan los intereses del pueblo mexicano y no los de un partido político, deberían de llamar a cuentas a quienes se les confió el andamiaje para construir un Tratado Comercial con Canadá y Estados Unidos, en el que dieron todo a favor de las dos grandes potencias extranjeras, sin importarles la suerte real del pueblo de México; no solamente traicionaron la confianza del Presidente, sino la de toda esta nación que ahora seguirá nadando a contracorriente, no obstante los titánicos esfuerzos del político tabasqueño para ‘sacar el buey de la barranca’.
Después de la pifia política comercial de Jesús Seade, ahora el senador Ricardo Monreal, sale con su ‘batea de baba’ afirmando que el Senado de la República rechaza tajantemente toda posibilidad de establecer ese componente que se agregó al convenio, considerando que va en contra de la buena voluntad del acuerdo tomado en el Palacio Nacional, por los representantes de las tres naciones involucradas.
Los Senadores de Acción Nacional anunciaron que mañana miércoles en la sesión de la Comisión Permanente, demandarán la comparecencia del subsecretario de Relaciones Exteriores para América del norte, Jesús Seade, para que explique por qué el Gobierno afirmó haber rechazado la inspección laboral en México, cuando ésta ya estaba aceptada y firmada.
Los panistas reiteraron su apoyo al T-MEC, afirmando que da certidumbre económica al país, pero rechazan cualquier medida que implique la perdida de la soberanía ante Gobiernos extranjeros.
En Estados Unidos dieron a conocer el contenido de su legislación del ahora controvertido tratado comercial, en el que se establece que los funcionarios norteamericanos estarán con un ojo al gato y otro al garabato, vigilando que los mexicanos no vayan a hacerles de chivo los tamales con los fondos que se proporcionarán para implementar y hacer cumplir la reforma laboral.
Lo que el Gobierno mexicano va aportar de los impuestos de sus conciudadanos a este tratado comercial, serán de entrada 176 millones de Dólares en el 2021; para el 2022, tendrá que entregar 325 millones y para el 2023, pagará 328 millones de Dólares.
En los agregados que se le hicieron al documento firmado y celebrado con bombos y platillos por el Gobierno mexicano, que supuestamente no vieron los funcionarios federales de la cuarta transformación, ni los Diputados y Senadores que le dieron el visto bueno, se establece que la Secretaría del Trabajo contratará y fijará la compensación de más de cinco funcionarios o empleados de tiempo completo del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, quienes serán asignados a la Embajada o Consulado de los gringos en México, en donde monitorearán al Gobierno azteca.
Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador, jura y perjura que todo va bien, que sus enemigos políticos tratan de amarrarle navajas con el presidente Donald Trump, pero que eso no va a suceder porque que ambos mantienen excelentes relaciones y el mandatario gringo, tampoco ha mostrado querer echar manos a sus fierros, queriendo pelear: ”La firma del T-MEC ha sido conveniente para los Estados Unidos y para nuestro gran país, México”, afirmó el ‘Señor de Macuspana’.
Automovilistas, comerciantes y empresarios de la otrora Perla del Soconusco, están exigiendo a las autoridades de los tres niveles de Gobierno, que pongan más esmero en resolver el problema de la inseguridad en esta región, debido a los asaltos de ladrones comunes y los abusos de los que roban con charola oficial.
Añaden los inconformes, que agentes de todas las corporaciones policiacas que pululan en este municipio, no han podido contener la ola de robos que un enjambre de malandrines comete en el parque “Miguel Hidalgo”, así como en los centros de abasto y calles aledañas a esos lugares.
Por si esto fuera poco, el poco turismo que visita esta región es ahuyentado por la voracidad de los agentes de Vialidad Municipal y Tránsito del Estado, que en vez de vigilar y controlar el exceso de velocidad con que conducen los cafres de las combis y taxis del transporte público, presuntamente se han dedicado a extorsionar y multar con cualquier pretexto a los turistas y automovilistas locales que llegan al centro de la ciudad.