México, de los Países Predilectos en AL Para los Ciberataques

141

Ataques más agresivos de ransomware contra organizaciones y estrategias de phishing enfocadas en engañar al usuario final, son algunas de las estrategias más empleadas a últimas fechas por delincuentes y que convierten a México en uno de los países predilectos para ciberataques.
«México ha sido a lo largo de los últimos cinco años foco de ataques al tener una de las industrias de comercio electrónico más maduras en América Latina y el nivel de concientización que tiene el usuario es uno de los más decadentes que podemos llegar a tener. México ocupa uno de los tres primeros lugares en la región», dijo en entrevista el director de ciberseguridad de Minsaint México, Érik Moreno.
En entrevista, el especialista explicó que en meses recientes se ha detectado un incremento de 100% en los ataques de phishing hacia usuarios finales, mediante llamadas telefónicas, de SMS apócrifos y campañas en redes sociales y correo electrónico que busca redireccionar a sitios falsos con el fin de robar información.
«Toma mayor relevancia. Es un tema preocupante. El nivel de riesgo al que se están enfrentando las organizaciones se ha incrementado sustancialmente en los últimos años. El Covid-19 trajo un área de oportunidad para los [cibercriminales] para aprovecharse e incrementar los ataques contra las organizaciones», añadió.
El especialista recalcó que los ataques mediante ransomware se han vuelto más comunes entre empresas mexicanas, tal es el caso del gran impacto reportado en días recientes en Lotería Nacional, por lo que exhortó a las organizaciones a reforzar sus estrategias de seguridad para lograr reducir el riesgo de ciberataques en el país.
Preocupa el Robo de Identidad.
De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef), al cierre de 2020 los reclamos de los clientes de los bancos por posibles fraudes robo de identidad, así como operaciones en banca electrónica sumaron 4 millones 781 mil 840 casos, las cuales significaron pérdidas por 24 mil 870 millones de pesos.
Solamente en el caso de fraude, se presentaron 4 millones 593 mil 966 reclamaciones por parte de clientes contra los bancos, esto significa que siete de cada 10 quejas que se hicieron fueron por posibles casos de estafa.
Sobre el tema, el director de riesgos de Lockton, Ricardo Alvarado, resaltó que entre los diversos tipos de fraudes que se comenten contra personas físicas y empresas en México es preocupante el crecimiento que se presenta en casos como los de robo de identidad.
«El robo de identidad nos tiene muy preocupados. Si bien los robos de los datos de las tarjetas u otros productos bancarios son preocupantes, el robo de identidad es un problema del cual la población se puede dar cuenta en el mediano plazo», dijo el especialista en ciberseguridad.
A la par, explicó que los constantes ataques que viven las empresas donde se busca el robo de datos confidenciales ha tenido un fuerte crecimiento en los días de la pandemia del Covid-19.
«El problema de las empresas es más grande por la dimensión financiera. Hemos tenido un crecimiento drástico en ciberataques que han llevado a tener pérdidas financieras a las compañías», detalló. Sun