ALFIL NEGRO

154
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Miles de niños que sufren cáncer en México, mueren en medio de espantosos dolores, por falta de medicamentos”. (Padres de familia)

La Peste del Siglo XXI
Oscar D. Ballinas Lezama

México vive tiempos de turbulencia sanitaria, política, de inseguridad y económica, no se puede tapar el sol con un dedo; los gobernantes en turno, empezando por el ‘Gran Tlatoani’ que sigue dando palos de ciego en su afán de transformar el país.
La pandemia del Coronavirus fue recibida en México como una enfermedad que no representaba peligro para la sociedad, así lo dijo muchas veces el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, y lo confirmó el inquilino del Palacio Nacional, quien añadió que la peste del siglo XXI les había llegado como ‘anillo al dedo’.
El tiempo ha pasado y se ha comprobado que, tanto el ‘Señor de Macuspana’ como el ‘Príncipe de la mentira’, estaban equivocados y pusieron en peligro la vida de millones de mexicanos con sus declaraciones irresponsables que tienen contra la pared a los habitantes de este país.
Los muertos se cuentan por miles, oficialmente se habla de más de 256 mil, sin embargo, expertos en salud afirman que la pandemia contagiado a casi dos millones de gentes y mató más de 600 mil de ellas, lo que no es para echar las campanas al vuelo y permitir que la nación se ponga en semáforo sanitario color verde, eso es una irresponsabilidad.
Por si fuera poco, la cepa del Coronavirus ha venido mutando y convirtiéndose más peligrosa, según la información que ha dado la Organización Mundial de la Salud, que no deja de enviar mensajes de alerta a todos los habitantes del planeta que siguen al ‘filo de la navaja’.
Las vacunas se han convertido en un galimatías para la sociedad, ya que mientras el Gobierno jura y perjura que son efectivas y que todo va muy bien con el programa de vacunación, la sociedad escucha las voces de cientos de médicos y especialistas en salud, que juran y perjuran que presuntamente los antivirus no son del todo efectivos, que mucha gente ha fallecido aún cuando se aplicaron las dos dosis, comprobándose que estos antídotos siguen en fase experimental en el mundo.
Otro dato que ha quedado sin respuesta es la transparencia en la compra de estas vacunas en México, ya que el Gobierno Federal sigue guardando una supuesta secrecía sobre ese tema, en el que se presume se están gastando miles de millones de Pesos, sin embargo, nadie sabe de esos contratos ‘bajo el agua’ y los generadores de impuestos han empezado a exigir se hagan cuentas claras.
Por cierto, entre las plagas sanitarias que vive México, está también la falta de medicamentos contra el cáncer y por lo cual miles de enfermos, principalmente niños, están muriendo bajo terribles dolores y el olvido grosero del Gobierno Federal que no les atiende desde hace muchos meses, según las noticias nacionales e internacionales que hablan de este tema.
Otra preocupación para la sociedad mexicana, es el inicio de las clases presenciales que hasta ahora en algunas escuelas donde ya se están dando bajo las medidas sanitarias, se ha dicho que ya han detectado algunos casos de contagios de Covid-19.
En Chiapas, personal del Cobach 08 en Tapachula y otros municipios, denunciaron que tenían compañeros contagiados de Covid-19, por lo que exigieron a la Directora General que dejara a un lado sus compromisos políticos y velara por la salud de los trabajadores, así como de los alumnos, que al parecer ya estaban teniendo clases presenciales en algunos planteles.
Ahogado el niño, la titular del Cobach en Chiapas ordenó que ‘taparan el pozo’, y en el Soconusco se ordenó el cierre de las escuelas del Colegio de Bachilleres de Chiapas, en donde el personal estaba siendo obligado a presentarse en su trabajo, no obstante los diversos casos de contagios que se dieron.
En otros temas, sigue corriendo la cuenta regresiva para la toma de posesión de los alcaldes electos el pasado 6 de Junio, en la mayoría de los municipios chiapanecos los electores se han conformado con los resultados, aunque hay dos o tres municipios en donde los perdedores pretenden anular el proceso electoral, sin esperar que sean las autoridades electorales quienes revisen las impugnaciones y den su veredicto final.
Lo grave de este asunto es que esos inconformes están azuzando a gente inocente para que participen en acciones protestatarias fuera de la legalidad, poniendo en riesgo no solamente a los que de buena fe y con engaños son llevados al matadero, sino que crean zozobra y divisionismo en esos municipios.
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.