Blinken Cuestiona Membresía de Rusia al Consejo de Derechos de la ONU y Condena Invasión a Ucrania

132

Gabriela Sotomayor

El secretario de Estado de Estados Unidos Antony Blinken llamó a la comunidad internacional a cerrar filas y condenar de manera inequívoca la invasión armada del gobierno de Vladimir Putin en Ucrania que va en contra de la Carta de las Naciones y el derecho internacional humanitario y otras convenciones y cuestionó la membresía de Rusia al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.
“Uno puede preguntarse razonablemente si un estado miembro de la ONU que intenta tomar el control de otro estado miembro de la ONU, mientras comete horribles abusos contra los derechos humanos y causa un sufrimiento humanitario masivo, debe permanecer en este Consejo’’, dijo Blinken en el Consejo de Derechos Humanos en mensaje video grabado.
“Los informes sobre los abusos de los derechos humanos y las violaciones del derecho internacional humanitario por parte de Rusia aumentan cada hora’’, criticó Blinken
“Los ataques rusos están afectando escuelas, hospitales y edificios residenciales. Están destruyendo infraestructura crítica, que proporciona a millones de personas en Ucrania agua potable, gas para evitar que mueran congelados y electricidad. Se han bombardeado autobuses, automóviles e incluso ambulancias civiles. Rusia está haciendo esto todos los días, en toda Ucrania’’, denunció.
Blinken llamó a la comunidad internacional a “condenar, firme e inequívocamente, el intento de Rusia de derrocar a un gobierno elegido democráticamente y sus flagrantes abusos de los derechos humanos y violaciones del derecho internacional humanitario. Y debemos tomar medidas para responsabilizar a los perpetradores’’.
Consideró que la celebración de un debate urgente en el Consejo sobre la crisis en Ucrania es un paso importante para garantizar la documentación y la rendición de cuentas. Dicho debate se llevará a cabo el jueves.
“Debemos subrayar la obligación de Rusia, incluso en su invasión ilegal, de respetar el derecho internacional humanitario, incluso en lo que se refiere a la protección de los civiles en el conflicto’’, remarcó.
A su modo de ver los miembros del Consejo deben dejar de usar lenguaje que implica que todas las partes tienen la misma responsabilidad por el ataque no provocado de una parte. Esto no es imparcial, está mal, y no coloca la rendición de cuentas donde corresponde. Lo mismo ocurre con los miembros que argumentan, falsamente, que denunciar los abusos contra los derechos humanos es “politizar” la situación. “Es el hecho de no hablar sobre los abusos de los derechos humanos lo que politiza la situación’’, manifestó.
Boicotean Discurso de Lavrov en la ONU.
Representantes de unos 40 países, incluyendo la Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido, Japón, abandonaron la sala del Consejo de Derechos Humanos al momento en el que el canciller ruso Sergey Lavrov comenzó su discurso.
Estaba planeado que Lavrov asistiera en persona a la cita, pero tuvo que hacerlo en mensaje de video, ya que no pudo viajar a Ginebra por el cierre del espacio aéreo para la aviación rusa impuesto por la UE y Suiza.
Alrededor de 100 diplomáticos le dieron la espalda a Lavrov en señal de protesta por la invasión militar de gran calado que tiene lugar en Ucrania en donde la ONU ha documentado muertes de 136 civiles, incluyendo 13 niños además de 400 civiles heridos, entre ellos 40 niños.
“La mayoría de estas bajas se debieron al uso de armas explosivas con una amplia área de impacto, incluidos bombardeos de artillería pesada y sistemas de lanzamiento de cohetes múltiples, y ataques aéreos. Estas son solo las bajas que pudimos verificar, y es probable que el número real sea mucho mayor’’, dijo a periodistas en Ginebra Liz Throssell portavoz de la Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos.
Entre los países que decidieron permanecer en la sala durante la intervención de Lavrov se encontraban China, Cuba, Nicaragua, Venezuela, Argentina, Brasil y México, entre otros países.
Proceso, al cuestionar a la Misión de México sobre las razones que tuvo el Gobierno de la 4T para permanecer en la sala y escuchar a Lavrov en lugar de unirse a la protesta de otros Estados contra la ofensiva militar de Rusia, no obtuvo respuesta de dicha oficina hasta la publicación de este texto. Apro