Subsidios Aplicados a las Gasolinas Podrían Generar Pérdidas Recaudatorias por 554 Mil Mdp: CIEP

179

Juan Carlos Cruz Vargas

Ciudad de México. –La aplicación de subsidios al Impuesto Especial a Producción y Servicios (IEPS) a las gasolinas y diésel, derivado de un incremento en el precio del petróleo, podría generar pérdidas recaudatorias por alrededor de 554 mil millones de pesos (mdpl para el gobierno federal, lo cual significa un 2% del Producto Interno Bruto (PIB).
De acuerdo con una investigación del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) la buena noticia es que dicha pérdida se compensa con ingresos adicionales por la exportación de crudo, la aplicación de este tipo de subsidios puede tener un efecto regresivo en la población.
Debido al contexto internacional actual, el precio del petróleo ha aumentado de manera constante en el último año.
La mezcla mexicana de petróleo pasó de 47.12 dólares por barril el 4 de enero de 2021 a 103.71 dólares por barril el tres de marzo de 2022. Esta situación ha ocasionado que el estímulo fiscal aplicable a las gasolinas y diésel haya incrementado cada semana, al llegar a 100% el 18 de Febrero de 2022 para la gasolina menor a 91 octanos (gasolina Magna); es decir, que para la gasolina magna se dejó de recaudar el IEPS.
Al incrementar el precio del petróleo, el 4 de marzo de 2022 se publicó un decreto en el cual se establece que podrán implementarse estímulos fiscales complementarios. Esto implica que no sólo dejará de recaudarse el 100% del IEPS a las gasolinas y diésel, sino que su cuota podría ser negativa; es decir, convertirse en subsidio.
De acuerdo con la Ley de Ingresos de la Federación (LIF 2022), la recaudación del IEPS a gasolinas y diésel estimada para 2022 es de 288 mil 602.5 mdp. Considerando esto, el efecto neto; es decir la suma de la recaudación que se va a dejar de percibir más la recaudación negativa del IEPS a las gasolinas y diésel es de 554 mil 193 mdp.
Para estimar la recaudación proveniente del IEPS a las gasolinas y el diésel se utiliza una estimación de los litros de gasolina para el 2022. Debido a que es complicado de predecir y en los últimos años no se observa una tendencia ni a la alza ni a la baja del volumen de ventas, se utiliza el promedio de ventas de 2016 a 2021 publicado en el SIE. Dichas ventas se dividen en ventas de Pemex, importaciones de Pemex y de privados y exportaciones de Pemex y privados, todo esto tanto para el diésel como la gasolina.
Para obtener las ventas en determinado año se toman las ventas de Pemex, más las importaciones de los privados menos las exportaciones totales. En el caso de las ventas de Pemex, el volumen es dividido entre gasolina Magna y gasolina Premium. Se obtiene la proporción promedio de gasolina Magna y Premium durante 2016 a 2021 y se asume que esa misma proporción se mantiene en las ventas de los participantes privados.
Una vez obtenidas las estimaciones de venta de gasolina y diésel se siguieron los siguientes pasos:
Se transforman las ventas, obtenidas en miles de barriles diarios, a miles de litros anuales. Un barril contiene 158.987 litros, por lo que se multiplica la cantidad de barriles por este número. Se obtienen los litros anuales, multiplicando el valor obtenido en el paso anterior por 365  y por último se multiplican los litros anuales por la cuota de IEPS correspondiente, obteniendo de esta manera la recaudación estimada.
En cuanto a los ingresos petroleros, se asume que el precio promedio de la mezcla mexicana durante 2022 será igual al precio del 10 de marzo de 2022 (102.49 dólares por barril) y considerando que el precio promedio de la mezcla mexicana utilizado en los Criterios General de Política Económica (CGPE 2022) para estimar los ingresos petroleros es de 55.1 dólares por barril, obtenemos un ingreso petrolero adicional de 643 mil 941 mdp.
De acuerdo con las estimaciones anteriores, la pérdida recaudatoria derivada de los estímulos fiscales al IEPS a las gasolinas y el diésel es de 554 mil 193 millones, mientras que el incremento en los ingresos petroleros derivado de un mayor precio del petróleo es de 643 mil 941 mdp. Esto nos da como efecto neto una recaudación adicional de 89 mil 747 millones de pesos. Apro