miércoles, agosto 17, 2022
spot_img
InicioHoy EscribenProyectan 70 Mil Casos al día en Pico de la Quinta Ola...

Proyectan 70 Mil Casos al día en Pico de la Quinta Ola de Covid-19

Berenice González Durand

La pandemia toma nuevos caminos. Los contagios se han incrementado alrededor de 30% en todo el mundo en las últimas semanas. Para finalizar la primera semana de junio, nuestro país sumaba más de 32 mil casos al día y las proyecciones de los especialistas son que podrían reportarse 70 mil casos diarios a finales de este mes y principios del siguiente para posarse en la parte más alta de la quinta ola de Covid-19.
Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideran que la nueva ola se debe al hartazgo de la gente después de dos años de pandemia y al relajamiento de las medidas de seguridad. A esto se suma que ómicron retoma la batalla con la presencia cada vez más contundente de dos sublinajes del SARS-CoV-2 que ya se han detectado en docenas de países. La principal característica de BA.4 y BA.5 es que muestran una mayor capacidad de volver a infectar, incluso a vacunados o personas con infección previa. Su presencia se está volviendo más contundente porque pueden propagarse más rápido en personas que eran inmunes a linajes anteriores.
En México, según el Reporte de Vigilancia Genómica del SARS-CoV-2 con distribución nacional y estatal al 4 de julio del 2022, 23% de las secuencias registradas ya pertenecen al linaje BA.5. Las subvariantes se detectaron por primera vez en Sudáfrica en enero y febrero de 2022 y se convirtieron en las dominantes en ese país en mayo de este año. La tendencia creciente en los indicadores epidemiológicos de varios países que las fueron detectando paulatinamente provocaron que a mediados de mayo pasaran de ser variantes de interés a variantes de preocupación. Aunque el impacto de la enfermedad parece no ser tan agresivo, el aumento repentino de contagios le da la oportunidad al virus de mutar. Durante 3 a 7 días una persona infectada posee miles de células que producen copias donde pueden aparecer mutaciones con efectos inesperados.
Estos sublinajes del clado Ómicron (B.1.1.529), comparten el mismo perfil de mutación en el gen de la espiga, mientras que tienen diferentes conjuntos de mutaciones en el genoma restante. Las dos subvariantes son más similares a BA.2 que a la cepa BA.1 que inició a subrayar la presencia de Ómicron a fines del año pasado, pero BA.4 y BA.5 llevan sus propias mutaciones, incluidos los cambios llamados L452R y F486V en la proteína del pico viral que modifica su capacidad para adherirse más rápidamente a las células huésped.
El Aumento de las Variantes.
En un reciente artículo titulado «¿Qué significan las variantes de ómicron BA.4 y BA.5 para la pandemia?», publicado en la revista Nature, la genetista evolutiva Bette Korber del Laboratorio Nacional de Nuevo México en Los Alamos sugiere que las ventajas de transmisión de estas ramificaciones son el resultado de cambios biológicos que aceleran la infección, permitiendo que el virus infecte a más gente más rápidamente. Lo que han observado específicamente con el surgimiento de BA.4 y BA.5 es que este cambio radica principalmente en su capacidad para infectar personas que eran inmunes a formas anteriores de Ómicron y otras variantes.
El Futuro de la Pandemia.
A pesar de los cambios en el virus, las vacunas se mantienen como el principal escudo contra el SARS-CoV-2. Después de dos años de investigación, los fármacos para tratar a las personas con Covid-19 aún no tienen una presencia clara y los ensayos clínicos necesarios para probarlos se vuelven cada vez más complejos, pues finalmente las vacunas han llevado a una disminución de la enfermedad grave que también ha mermado el grupo de posibles participantes en los ensayos de nuevos medicamentos.
Oficialmente se han infectado 555 millones de seres humanos por SARS-Cov-2, pero la cifra podría ser mucho mayor.
Especialistas como Ravindra Gupta, virólogo de la Universidad de Cambridge en Reino Unido, han señalado que lo que viene después aún es una incógnita, pero es muy poco probable que con estas nuevas subvariantes se cierre el ciclo del virus, pues vendrán otras que busquen más posibilidades en penetrar la inmunidad ya adquirida.
En el texto de Nature, Kei Sato, un virólogo de la Universidad de Tokio, señala que se han identificado varios puntos en las proteínas espiga que fácilmente podrían mutar en otros sublinajes de Ómicron, pero también existe la posibilidad de la aparición de una variante de una rama diferente del SARS-CoV-2.
Lo que esto significa para el futuro de la pandemia es que las medidas como el uso de cubrebocas y algunas restricciones deben permanecer para evitar los contagios, mientras las vacunas siguen manteniendo un nivel de protección que necesitará ser ajustado en futuras versiones. Los nuevos y acelerados contagios parecen más inofensivos, pero no lo son para el futuro de la pandemia. Sun

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Proyectan 70 Mil Casos al día en Pico de la Quinta Ola de Covid-19

Berenice González Durand

La pandemia toma nuevos caminos. Los contagios se han incrementado alrededor de 30% en todo el mundo en las últimas semanas. Para finalizar la primera semana de junio, nuestro país sumaba más de 32 mil casos al día y las proyecciones de los especialistas son que podrían reportarse 70 mil casos diarios a finales de este mes y principios del siguiente para posarse en la parte más alta de la quinta ola de Covid-19.
Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideran que la nueva ola se debe al hartazgo de la gente después de dos años de pandemia y al relajamiento de las medidas de seguridad. A esto se suma que ómicron retoma la batalla con la presencia cada vez más contundente de dos sublinajes del SARS-CoV-2 que ya se han detectado en docenas de países. La principal característica de BA.4 y BA.5 es que muestran una mayor capacidad de volver a infectar, incluso a vacunados o personas con infección previa. Su presencia se está volviendo más contundente porque pueden propagarse más rápido en personas que eran inmunes a linajes anteriores.
En México, según el Reporte de Vigilancia Genómica del SARS-CoV-2 con distribución nacional y estatal al 4 de julio del 2022, 23% de las secuencias registradas ya pertenecen al linaje BA.5. Las subvariantes se detectaron por primera vez en Sudáfrica en enero y febrero de 2022 y se convirtieron en las dominantes en ese país en mayo de este año. La tendencia creciente en los indicadores epidemiológicos de varios países que las fueron detectando paulatinamente provocaron que a mediados de mayo pasaran de ser variantes de interés a variantes de preocupación. Aunque el impacto de la enfermedad parece no ser tan agresivo, el aumento repentino de contagios le da la oportunidad al virus de mutar. Durante 3 a 7 días una persona infectada posee miles de células que producen copias donde pueden aparecer mutaciones con efectos inesperados.
Estos sublinajes del clado Ómicron (B.1.1.529), comparten el mismo perfil de mutación en el gen de la espiga, mientras que tienen diferentes conjuntos de mutaciones en el genoma restante. Las dos subvariantes son más similares a BA.2 que a la cepa BA.1 que inició a subrayar la presencia de Ómicron a fines del año pasado, pero BA.4 y BA.5 llevan sus propias mutaciones, incluidos los cambios llamados L452R y F486V en la proteína del pico viral que modifica su capacidad para adherirse más rápidamente a las células huésped.
El Aumento de las Variantes.
En un reciente artículo titulado «¿Qué significan las variantes de ómicron BA.4 y BA.5 para la pandemia?», publicado en la revista Nature, la genetista evolutiva Bette Korber del Laboratorio Nacional de Nuevo México en Los Alamos sugiere que las ventajas de transmisión de estas ramificaciones son el resultado de cambios biológicos que aceleran la infección, permitiendo que el virus infecte a más gente más rápidamente. Lo que han observado específicamente con el surgimiento de BA.4 y BA.5 es que este cambio radica principalmente en su capacidad para infectar personas que eran inmunes a formas anteriores de Ómicron y otras variantes.
El Futuro de la Pandemia.
A pesar de los cambios en el virus, las vacunas se mantienen como el principal escudo contra el SARS-CoV-2. Después de dos años de investigación, los fármacos para tratar a las personas con Covid-19 aún no tienen una presencia clara y los ensayos clínicos necesarios para probarlos se vuelven cada vez más complejos, pues finalmente las vacunas han llevado a una disminución de la enfermedad grave que también ha mermado el grupo de posibles participantes en los ensayos de nuevos medicamentos.
Oficialmente se han infectado 555 millones de seres humanos por SARS-Cov-2, pero la cifra podría ser mucho mayor.
Especialistas como Ravindra Gupta, virólogo de la Universidad de Cambridge en Reino Unido, han señalado que lo que viene después aún es una incógnita, pero es muy poco probable que con estas nuevas subvariantes se cierre el ciclo del virus, pues vendrán otras que busquen más posibilidades en penetrar la inmunidad ya adquirida.
En el texto de Nature, Kei Sato, un virólogo de la Universidad de Tokio, señala que se han identificado varios puntos en las proteínas espiga que fácilmente podrían mutar en otros sublinajes de Ómicron, pero también existe la posibilidad de la aparición de una variante de una rama diferente del SARS-CoV-2.
Lo que esto significa para el futuro de la pandemia es que las medidas como el uso de cubrebocas y algunas restricciones deben permanecer para evitar los contagios, mientras las vacunas siguen manteniendo un nivel de protección que necesitará ser ajustado en futuras versiones. Los nuevos y acelerados contagios parecen más inofensivos, pero no lo son para el futuro de la pandemia. Sun

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Proyectan 70 Mil Casos al día en Pico de la Quinta Ola de Covid-19

Berenice González Durand

La pandemia toma nuevos caminos. Los contagios se han incrementado alrededor de 30% en todo el mundo en las últimas semanas. Para finalizar la primera semana de junio, nuestro país sumaba más de 32 mil casos al día y las proyecciones de los especialistas son que podrían reportarse 70 mil casos diarios a finales de este mes y principios del siguiente para posarse en la parte más alta de la quinta ola de Covid-19.
Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideran que la nueva ola se debe al hartazgo de la gente después de dos años de pandemia y al relajamiento de las medidas de seguridad. A esto se suma que ómicron retoma la batalla con la presencia cada vez más contundente de dos sublinajes del SARS-CoV-2 que ya se han detectado en docenas de países. La principal característica de BA.4 y BA.5 es que muestran una mayor capacidad de volver a infectar, incluso a vacunados o personas con infección previa. Su presencia se está volviendo más contundente porque pueden propagarse más rápido en personas que eran inmunes a linajes anteriores.
En México, según el Reporte de Vigilancia Genómica del SARS-CoV-2 con distribución nacional y estatal al 4 de julio del 2022, 23% de las secuencias registradas ya pertenecen al linaje BA.5. Las subvariantes se detectaron por primera vez en Sudáfrica en enero y febrero de 2022 y se convirtieron en las dominantes en ese país en mayo de este año. La tendencia creciente en los indicadores epidemiológicos de varios países que las fueron detectando paulatinamente provocaron que a mediados de mayo pasaran de ser variantes de interés a variantes de preocupación. Aunque el impacto de la enfermedad parece no ser tan agresivo, el aumento repentino de contagios le da la oportunidad al virus de mutar. Durante 3 a 7 días una persona infectada posee miles de células que producen copias donde pueden aparecer mutaciones con efectos inesperados.
Estos sublinajes del clado Ómicron (B.1.1.529), comparten el mismo perfil de mutación en el gen de la espiga, mientras que tienen diferentes conjuntos de mutaciones en el genoma restante. Las dos subvariantes son más similares a BA.2 que a la cepa BA.1 que inició a subrayar la presencia de Ómicron a fines del año pasado, pero BA.4 y BA.5 llevan sus propias mutaciones, incluidos los cambios llamados L452R y F486V en la proteína del pico viral que modifica su capacidad para adherirse más rápidamente a las células huésped.
El Aumento de las Variantes.
En un reciente artículo titulado «¿Qué significan las variantes de ómicron BA.4 y BA.5 para la pandemia?», publicado en la revista Nature, la genetista evolutiva Bette Korber del Laboratorio Nacional de Nuevo México en Los Alamos sugiere que las ventajas de transmisión de estas ramificaciones son el resultado de cambios biológicos que aceleran la infección, permitiendo que el virus infecte a más gente más rápidamente. Lo que han observado específicamente con el surgimiento de BA.4 y BA.5 es que este cambio radica principalmente en su capacidad para infectar personas que eran inmunes a formas anteriores de Ómicron y otras variantes.
El Futuro de la Pandemia.
A pesar de los cambios en el virus, las vacunas se mantienen como el principal escudo contra el SARS-CoV-2. Después de dos años de investigación, los fármacos para tratar a las personas con Covid-19 aún no tienen una presencia clara y los ensayos clínicos necesarios para probarlos se vuelven cada vez más complejos, pues finalmente las vacunas han llevado a una disminución de la enfermedad grave que también ha mermado el grupo de posibles participantes en los ensayos de nuevos medicamentos.
Oficialmente se han infectado 555 millones de seres humanos por SARS-Cov-2, pero la cifra podría ser mucho mayor.
Especialistas como Ravindra Gupta, virólogo de la Universidad de Cambridge en Reino Unido, han señalado que lo que viene después aún es una incógnita, pero es muy poco probable que con estas nuevas subvariantes se cierre el ciclo del virus, pues vendrán otras que busquen más posibilidades en penetrar la inmunidad ya adquirida.
En el texto de Nature, Kei Sato, un virólogo de la Universidad de Tokio, señala que se han identificado varios puntos en las proteínas espiga que fácilmente podrían mutar en otros sublinajes de Ómicron, pero también existe la posibilidad de la aparición de una variante de una rama diferente del SARS-CoV-2.
Lo que esto significa para el futuro de la pandemia es que las medidas como el uso de cubrebocas y algunas restricciones deben permanecer para evitar los contagios, mientras las vacunas siguen manteniendo un nivel de protección que necesitará ser ajustado en futuras versiones. Los nuevos y acelerados contagios parecen más inofensivos, pero no lo son para el futuro de la pandemia. Sun

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular