Chiapas no Celebra Anexión a México Porque Sigue Marginado por la Federación: LAM

1442
El Senador por Chiapas, Luis Armando Melgar Bravo, ofreció su 5º Informe de Actividades Legislativas ante la sociedad tapachulteca, diputados, alcaldes, empresarios, sectores productivos y organizaciones, donde destacó que nuestro Estado debe avanzar hacia el progreso, “porque tiene con qué”.
El Senador por Chiapas, Luis Armando Melgar Bravo, ofreció su 5º Informe de Actividades Legislativas ante la sociedad tapachulteca, diputados, alcaldes, empresarios, sectores productivos y organizaciones, donde destacó que nuestro Estado debe avanzar hacia el progreso, “porque tiene con qué”.

* DURANTE SU 5º INFORME DE ACTIVIDADES LEGISLATIVAS, EL SENADOR MELGAR HIZO UN LLAMADO PARA CONSOLIDAR UN CHIAPAS PRODUCTIVO.
* NUESTRO ESTADO ES RICO EN RECURSOS NATURALES, Y HAY QUE APROVECHARLO, REMARCÓ.

Tapachula, Chiapas; 20 de Agosto.- El senador Luis Armando Melgar Bravo, señaló que Chiapas no puede celebrar su segundo centenario de anexión a México -que se cumplen en el 2024-, porque la Federación lo tiene marginado, olvidado y hundido la pobreza.
Al ofrecer su 5º Informe de Actividades Legislativas, celebrado este domingo en las instalaciones de la Feria Internacional Mesoamericana, al sur de la ciudad, recalcó que los chipanecos ahora tienen que replantear su relación con la Federación, “porque no es posible que nos sigan explotando y no podamos salir de la pobreza extrema”.
Ante miles de personas que se dieron cita al evento, recalcó que la pobreza no se combate con asistencialismo sino con desarrollo económico y generación de empleos pero, sobre todo, con el combate a la corrupción, “porque la población requiere de ingresos para ser libres y no depender de nadie que nos quiera dar sólo migajas”.
En el acto, en donde acudieron como invitados especiales, Diputados federales y locales, Alcaldes, empresarios, representantes de sectores productivos y de la sociedad en general, Melgar rompió los protocolos y, el suyo, fue un informe muy apegado a la realidad que vive el Estado.
Recordó que hace cinco años asumió un compromiso con las mujeres y los hombres de Chiapas pero, sobre todo, del Soconusco y Tapachula.
“Representar a mi tierra en la más alta tribuna de la República, sin duda ha implicado una gran responsabilidad y ha sido el mayor honor de mi vida hasta este momento”, dijo.
En ese caminar por la Entidad, “aprendí que somos una tierra rica en todo lo que hoy vale para el mundo moderno que progresa. Porque tenemos agua, que es el origen de la vida misma; tenemos la reserva de recursos naturales más importante de nuestro México y de las más importantes de América. Aprendí, que Chiapas tiene con qué”.
Fue interrumpido por aplausos cuando señaló que en esos recorridos se encontró con un Chiapas profundamente contradictorio: con grandes riquezas, logros y potencialidades; y con graves carencias, insuficiencias y rezagos.
Un Estado en el que la desigualdad y la inequidad, la pobreza y la marginación, el autoritarismo y la injusticia aún prevalecientes, “y exigen ser abatidos en razón de un imperativo ético y moral, social y político, con honestidad de principio a fin”.
En su discurso, indicó que Chiapas, al principio del siglo 21, tiene como realidad un universo de gente pobre, en una tierra rica por sus recursos naturales y por su ubicación en la geografía mundial.
“En el desarrollo del país, Chiapas es un activo estratégico de la mayor importancia, pues basta pensar que además de albergar algunos de los más asombrosos y bellos escenarios naturales del continente, es el pulmón de México y la mayor reserva de recursos bióticos de la nación”, recalcó.
Aprovechó para señalar que los ríos Grijalva y Usumacinta alimentan más de una tercera parte de las corrientes del territorio nacional y, en el Estado, se genera alrededor de la mitad de la energía hidroeléctrica del país.
Por contraste, dijo, Chiapas ocupa el lugar 29 en la economía nacional y la gente tiene el peor ingreso del país sólo por encima de Guerrero y Oaxaca -que no tienen ni la mitad de la riqueza que la Entidad tiene-, con un crecimiento que en los últimos años apenas ha alcanzado una tasa promedio de uno por ciento.
Eso, sin contar, según destacó, a todos los chiapanecos que no tienen ingreso alguno y no han tenido futuro y debaten con su dignidad todos los días de su existencia, “es por esto que ya no hay tiempo para seguir haciendo lo mismo, tenemos que tener rumbo productivo con honestidad”.
El Reclamo Popular del Soconusco.
Melgar Bravo, quien llegó acompañado de su familia, insistió que en Chiapas, “la liga no solo ya se estiró, sino que ya se rompió y estamos al filo para arreglarlo, entendiendo que el rumbo es un camino de productividad y honestidad en cada uno de los rincones de nuestra tierra. Basta de injusticia”.
Luego diría que la honestidad y la productividad es el camino para hacer las cosas bien en todo lo que suma a construir riqueza, “que es la única forma para acabar con la pobreza y el abuso que nos tiene sin rumbo, que nos tiene enojados”.
No actuar en consecuencia, reconoció, sería incurrir en una grave falta de orden ético y político; y aceptar, como necesariamente injusto, un orden que sin duda puede y debe ser transformado y reparado.
“Ni Chiapas ni los chiapanecos podemos seguir esperando que nuestro desarrollo provenga de fuera y tampoco insistir en las mismas fórmulas y recetas que no sólo han probado no ser la solución a nuestro rezago económico y social, sino que también han llegado a agravarlo”, destacó.
Melgar Bravo recordó que desde 1982 con el Plan Chiapas y luego en1994 con el levantamiento armado, el Estado ha recibido miles de millones de Pesos para combatir una guerra contra la pobreza, “que nunca se va a ganar de esta forma y que sólo genera corrupción y desigualdad, y por lo contrario los recursos para una infraestructura moderna que impulse el desarrollo económico no han llegado”.
A razón de ejemplo, dio a conocer que, a pesar del esfuerzo y la permanente e incansable gestión del gobernador Manuel Velasco Coello, ante la Federación, en estos cinco años en infraestructura carretera, Chiapas recibió 4 mil 180 millones de Pesos.
Mientras que Morelos (con la mitad de la población de Chiapas) ha recibido 7 mil 852; Nayarit, 16 mil 363 millones; y Puebla, 17 mil 883 millones de Pesos, cuando Chiapas es el Estado con más rezagos, necesidades y pobreza.
“Así, ¿cómo vamos a salir adelante, con el desarrollo productivo que le urge a Chiapas? ¡Levantemos la voz! Urge un nuevo arreglo con la federación. Urge justicia productiva para Chiapas, porque Chiapas tiene con qué”, insistió.
Las Propuestas de Melgar.
En su opinión, propuso que se construya una economía donde toda la gente tenga un lugar y haya oportunidades para todos; en el que los jóvenes accedan a empleos que les enseñe y les dé para vivir con dignidad; al igual que las madres solteras; y en el que las personas de la tercera edad puedan trabajar.
“Se requiere de un Chiapas productivo, no un asistencialista, sin rumbo y futuro. Para ello es preciso liberar a las fuerzas productivas y a las iniciativas sociales del yugo de la política mal entendida y peor practicada; sustituirla por una muy distinta, de altura de miras y de entendimiento entre los distintos niveles de gobierno y los sectores y las organizaciones de la sociedad, en conclusión, cambiar el objetivo político por uno productivo”, insistió.
Apoyado en videos en el que hizo un recuento de sus gestiones a favor del Estado, Melgar dijo estar convencido que le urge a Chiapas un cambio con rumbo productivo y honesto, que le dé seguridad a las futuras generaciones de chiapanecos.
Propuso el impulso a los empresarios, campo, industria, comercio, mercados, servicios, que de la mano con un Gobierno que haga fomento con los recursos públicos, se logre ingreso para los que no tienen y mayores para los que tienen poco.
Asegurar el éxito de un proyecto que logre transformar a Chiapas, con una visión estratégica y una representación del futuro deseado racional y técnicamente fundada, integradora y prospectiva, con indudable sentido social y con una visión que permita soñar con lucidez lo que se desea.
Remarcó que, en esa visión estratégica, desempeña un papel crucial la creación de las Zonas Económicas Especiales por parte del Gobierno Federal, como una oportunidad extraordinaria para llevar a cabo las transformaciones que demandan los chiapanecos y la economía del Estado.
“Con esta visión, el desarrollo económico para todos será el camino a seguir y no un asistencialismo ciego e inmoral que no da fruto y sólo nos desgasta todos los días. Basta de corrupción y que venga el futuro productivo para todos”, apuntó.
Los Recursos Naturales y la Sociedad.
El Senador abordó también el tema de los recursos naturales, de los que dijo, son la riqueza que Dios sembró en nuestra tierra y debemos defender.
“Chiapas ya no puede seguir ciega ante lo que significa acabar con los árboles, tan solo la Selva Lacandona -ícono de Chiapas- paso de tener un millón quinientos mil hectáreas hace 20 años a tan sólo 460 mil al día de hoy. Ni un árbol más. Basta de corrupción”.
Así también que el Estado tiene la reserva de agua de las más importantes de México y del mundo, pero cada día son más los ríos contaminados y cuencas hidrológicas que se pierden. Todo por malas prácticas de manejo de basura y falta de conciencia, “urge cuidar el agua que es el futuro de Chiapas y del mundo. Basta de un centralismo absurdo y ciego. Que nos den a los chiapanecos los recursos para salvarlo”.
Aseguró que Chiapas tiene a la mejor gente, con pasión y valores, que tan solo busca estar bien, que no quiere conflictos, aspiran a una vida justa y una relación pareja, sana, transparente y de rendición de cuentas con el Gobierno, “pero para lograr esto se requiere ciudadanizar todos los servicios públicos, como la salud, la educación, la limpieza, la seguridad y todo lo que impacte su vida cotidiana”.
Eso significa hacer las cosas bien, agregó; salir del reclamo social y entrar a la responsabilidad compartida; con transparencia, con honestidad y construyendo ciudadanía.
Reconoció todo lo bueno que se ha hecho por el Gobierno, pero también en que se viven tiempos donde ya no se puede dejar de exigir, “y saber que hay muchos intereses perversos de gente que no quiere a Chiapas, que solo les preocupa los asuntos personales, y que se aprovechan de cualquier circunstancia para causar conflicto. Hoy es hora de hacer las cosas bien”.
Al final, Melgar se dio tiempo para convivir con quienes asistieron al evento y se dijo estar listo, para lo que venga. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello