Aprueban Recursos Para Rehabilitar Carretera Costera y Caminos Rurales

201
Aprueban Recursos Para Rehabilitar Carretera Costera y Caminos Rurales
Aprueban Recursos Para Rehabilitar Carretera Costera y Caminos Rurales

Tapachula, Chiapas; 13 de Noviembre.- En el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del 2018, el cual deberá ser puesto a consideración del pleno en el Congreso de la Unión en las próximas horas para su ratificación, no hay grandes esperanzas para sacar Chiapas de sus rezagos ancestrales y mucho menos para la modernización del Estado.
De entrada, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) tendrá el próximo año el presupuesto más bajo del sexenio, con 84 mil 548.6 millones de Pesos.
Esta cifra es casi 10 por ciento más que el que se había solicitado a la Cámara de Diputados en el proyecto de presupuesto, es decir, 7 mil 294.4 millones de Pesos adicionales, de los cuales la ampliación más grande es para la conservación de infraestructura de caminos rurales y carreteras alimentadoras con 3 mil 417.5 millones de Pesos, los cuales se sumarán a los 4 mil 855.6 millones que ya había solicitado la SCT.
Mientras que en lo que se refiere a la construcción de carreteras, que es donde más recursos destina la dependencia, se agregaron mil 253.3 millones de Pesos, para totalizar 16 mil 466.6 millones.
En la propuesta inicial de la dependencia, no se había incluido proyectos de construcción de carreteras alimentadoras y caminos rurales, pero posteriormente se obtuvieron mil 253.3 millones más, donde Chiapas, Guerrero y el Estado de México destacan como las entidades más beneficiadas.
Con ello, hasta ahora están aprobados mil 840.3 millones de Pesos para el 2018, que se utilizarán en cuatro nuevos paquetes de conservación plurianual de la red federal de carretas que requieren de un total de 10 mil 718.2 millones de Pesos.
Estos son las carreteras Arriaga-Tapachula, Campeche-Mérida, San Luis Potosí-Matehuala y Tampico Ciudad Victoria.
Sin embargo, quedará en manos de la próxima administración federal y de los legisladores, que aprueben los otros 8 mil 877.9 millones de Pesos que se requerirán para completar los cuatro proyectos o, de lo contrario, quedarán a medias.
Se creía que con el Decreto para la instalación de la Zona Económica Especial (ZEE) de Puerto Chiapas, la carretera de la Costa sería convertida en una autopista de primer nivel, que permita la conectividad requeridas por las empresas que tienen la intención de instalarse en la misma.
En lugar de ello, los recursos a los que se podrá tener acceso, servirá solo para el mantenimiento con pavimento asfáltico (chapopote), tal y como lo han hecho siempre.
Con ese sistema, las obras de rehabilitación se vuelven eternas, provocan accidentes mortales, quedan inconclusas, o antes de que se concluyan -como es el caso actual-, ya están en pésimas condiciones.
La inversión plurianual para ese tipo de proyectos, o sea por abonos, ocasionó que, por meses, la carretera Costera en varios tramos fuera reducida a un camino de terracería.
A punto de concluir el sexenio, el tramo entre Tonalá y Arriaga todavía esté destrozado, después de casi tres años de que empezaron esos trabajos.
En otros puntos, que se supone ya concluidos, hay grandes hoyos que ponen en riesgo la vida de los usuarios; aunque tampoco se colocaron señalizaciones ni las líneas de división y límite de los carriles, por lo que en la noche es casi imposible poder ver la carretera.
Ni siquiera ha concluido este sexenio, pero desde ahora ya sabemos, gracias al Presupuesto de Egresos, que en los próximos años el Soconusco seguirá igual de marginado por la Federación, como siempre. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello