Imparable la Inseguridad en la Región; Tapachula y la Costa Llena de Ejecuciones

931
Imparable la Inseguridad en la Región; Tapachula y la Costa Llena de Ejecuciones
Imparable la Inseguridad en la Región; Tapachula y la Costa Llena de Ejecuciones

* Juzgados Deben ser Reubicados a las Afueras de la Ciudad.

Tapachula, Chiapas. 23 de Noviembre.- En las últimas horas, cuatro personas han sido ejecutadas a balazos en los municipios costeros de Arriaga y Mapastepec, sin que se sepa el paradero de los homicidas.
En el primero de los casos, un grupo de campesinos de Mapastepec, encontraron los cuerpos de tres personas con el tiro de gracia, justo cuando caminaban rumbo a sus parcelas.
Ante ello dieron parte a las autoridades policíacas, quienes se trasladaron al lugar e iniciaron un operativo multidisciplinario para dar con el paradero de los responsables, sin resultados positivos hasta el momento.
De acuerdo a las primeras versiones, los peritos encontraron los cadáveres, al parecer uno menor de edad, con un disparo de arma de fuego en la cabeza de cada uno.
Se cree que el o las armas utilizadas para ello pudieran haber sido AK-47, de acuerdo a los indicios que quedaron en la escena del crimen.
Luego de las diligencias, los cuerpos fueron levantados y trasladados hacia las instalaciones del Servicio Médico Forense (SEMEFO), para practicarles las necropsias de ley.
Además, se abrió una carpeta de investigación para darle seguimiento al caso y se informó que las víctimas permanecen en calidad de desconocidos.
En la víspera, se confirmó que en el municipio de Arriaga fue localizado también el cadáver de un sujeto, quien tenía rastros de haber sido torturado, estaba atado de manos y ejecutado con un tiro en la cabeza.
Lugareños hicieron el reporte a los cuerpos policíacos que el cuerpo sin vida se encontraba en el entronque del tramo de terracería que conduce a la colonia Emiliano Zapata, cerca del basurero municipal.
No hay detenidos por ese caso y tampoco se h confirmado la identidad de la víctima.
Los índices delictivos en la Costa de Chiapas se han incrementado de manera alarmante desde septiembre del 2015, una fecha que coincide con la entrada de operaciones del Centro Federal de Reinserción Social (CEFERESO) No. 15, con sede en el municipio de Villa Comaltitlán.
Desde entonces, pobladores de esa región ha enunciado que junto con los internos peligrosos que fueron trasladados a ese penal, también llegaron a la región delincuentes que, se cree, muchos de ellos son cómplices de los detenidos y que pudieran estar cometiendo delitos para hacerse de recursos económicos.
Esas denuncias han llegado hasta el Senado de la República, pero no han sido atendidas. Por lo contrario, las quejas han aumentado y a esas se ha agregado el hecho de que en ese penal no hay juzgados y, por ello, sacan a los reclusos Hasta el municipio de Huixtla para que declaren, lo que es una situación muy peligrosa.
Lo ocurrido en las últimas horas precisamente en Huixtla, donde fue detenido el director del penal y tres reclusos justo cuando trataban de cobrar una extorsión a un empresario, es una prueba fiel de que las cárceles, por lo menos de ésta región, se han convertido en las universidades de la delincuencia.
En realidad, no hay un verdadero programa de rehabilitación y por ello la gran mayoría de los delincuentes que recién salen de esos lugares, vuelven rápidamente a delinquir.
Otros juzgados, como los ubicados en la 3ª norte y la 3ª oriente, ponen en riesgo a la población y cientos de menores de edad de una escuela que se encuentra frente a esas oficinas, luego de que diariamente son llevados hasta ahí a peligrosos delincuentes a declarar.
Es lamentable que mientras bajan de las patrullas a los reclusos, despliegan a personal policíaco con metralletas y armas de alto poder, ante el asombro de los niños y de los padres de familia que, a pesar de sus ruegos de que se reubiquen esas céntricas oficinas, tampoco han sido escuchados.
El incremento en los índices delictivos más grandes en el Estado durante los últimos dos años, han ocurrido en el municipio de Tapachula, que en ese periodo se ha convertido de una de las ciudades más seguras del país, en primer lugar en Chiapas en diversos delitos.
Hoy Tapachula sobresale en el número de homicidios, violaciones sexuales, robos a comercios y viviendas, lesiones, y ahora hasta extorsiones.
Cabe mencionar que en promedio en los últimos dos años, en Tapachula se comete diariamente un asalto a mano armada a comercios o transeúntes; así como el robo de un vehículo.
Es tan grane el número de delitos diarios en Tapachula, que se sospecha que los delincuentes pudieran estar operando bajo contubernio de las propias autoridades, con el fin, quizá, de repartirse el botín. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello