No Vamos a Permitir que Regrese un México de Caudillos ni de Mesías: Meade

559
No Vamos a Permitir que Regrese un México de Caudillos ni de Mesías: Meade
No Vamos a Permitir que Regrese un México de Caudillos ni de Mesías: Meade

 

* Destaca en el Marco del 89 Aniversario del PRI.

No vamos a permitir que regrese un México de caudillos ni de mesías, el país no quiere retrocesos ni demagogia, queremos un México democrático y justo, expresó el candidato del PRI a la presidencia de la República, José Antonio Meade.
“Llegó el momento en el que México decidirá entre perder o ganar, entre ir hacia el atraso o hacia delante”, enfatizó en el marco del 89 aniversario del Partido Revolucionario Institucional (PRI).
En su discurso, que fue interrumpido varias veces por aplausos y porras, Meade Kuribreña dejó en claro que ningún candidato puede dejar de explicar de qué ha vivido, ni usar la contienda para lavar sus culpas y su dinero. “No hay cortina de humo que valga, el que la hace debe pagarla.
Asimismo, dejó en claro que México pierde al poner en riesgo las instituciones, pero gana al hacerlas mas fuertes.
“México pierde al dar amnistía a los criminales, ganamos al meterlos a la cárcel”, destacó el priista en el evento celebrado en la sede nacional del PRI, al que acudieron liderazgos del partido, gobernadores, presidentes municipales, senadores y diputados.
El único orador en los festejos del 89 Aniversario de la fundación del PRI, advirtió que el México “chingón” “lo vamos a construir juntos y resaltó que el partido es un heredero de un legado de sensibilidad, y transformación, por lo que resaltó que el partido Nacional Revolucionario y Plutarco Elías Calles cambiaron caudillos por instituciones, y consolidaron la paz social”.
“No vamos a permitir que regrese un México de Caudillo ni de mesías”, subrayó ante la algarabía de los cientos de priistas reunidos en la explanada del tricolor.
A las 10:55 horas, Meade arribó a la sede nacional del PRI, acompañado por su esposa, Juana Cuevas, recibido por aplausos y el grito de los priístas entre ellos gobernadores: «¡Pepe Presidente, Pepe Presidente! ¡Pepe Presidente!“. Agencias