Alarma a Sectores Productivos y Sociedad el Aumento de la Delincuencia Juvenil en la Región

430
Con los hechos delictivos ocurridos en los últimos días, donde pandillas se han enfrentado causando la muerte de jóvenes, se hace necesario que las autoridades pongan en práctica estrategias eficaces de seguridad; por lo pronto, la población ha creado guardias vecinales para hacerle frente a la delincuencia.
Con los hechos delictivos ocurridos en los últimos días, donde pandillas se han enfrentado causando la muerte de jóvenes, se hace necesario que las autoridades pongan en práctica estrategias eficaces de seguridad; por lo pronto, la población ha creado guardias vecinales para hacerle frente a la delincuencia.

* Avanza la Delincuencia en Tapachula.
Jorge Aguilar, el declarante.

* URGE QUE SE APRUEBE LA GUARDIA NACIONAL EN CHIAPAS, PARA OFRECER MAYOR SEGURIDAD A LA POBLACIÓN: RED MAYA
* EL CRIMEN ORGANIZADO EMPIEZA A APODERARSE DE LA JUVENTUD, CREANDO INSEGURIDAD POR LA APARICIÓN DE PANDILLAS DIVIDIDAS EN CÉLULAS.

Tapachula, Chiapas; 2 de Marzo.- “La inseguridad de Tapachula y en los municipios aledaños es un fenómeno muy grande que ha venido incrementándose. Hay un aumento considerable en los hechos delictivos, derivado de que el crimen organizado está imponiendo el control de la Frontera Sur”, sostuvo el asesor comercial de la Red Maya de Productores de Café y Cacao Orgánico, Jorge Aguilar Reyna.
En entrevista exclusiva para rotativo EL ORBE, puso de ejemplo a lo que está ocurriendo en los mercados y comercios de la región, “en donde la presencia de la delincuencia juvenil empieza a mostrar signos alarmantes de crecimiento y de control de la población”.
El también director del Centro Agroecológico San Francisco de Asís (CASFA) se refirió en específico a los casos de extorsión que, afirmó, se realizan en su gran mayoría desde el interior de los reclusorios.
Al hacer un balance de los grupos delictivos que se dedican a esos delitos, informó que primero sus víctimas son los comerciantes en pequeño, que se da en zonas muy focalizadas, como los mercados públicos, “y después avanza a los locales establecidos y para ello usan toda una red de vigilancia.
Reconoció que, dentro de la estrategia que utilizan los delincuentes para que se lleve a cabo la extorsión, está la generación del miedo entre sus víctimas y, cuando tienen que actuar, lo hacen, como los lamentables hechos ocurridos recientemente en el mercado “San Juan”, de esta ciudad, donde hubo tres asesinatos.
Esa metodología se fue empleando en el norte del país, en donde después el blanco de los delincuentes fueron los restaurantes, hoteles, comercio formal, tiendas departamentales, supermercados y, por último, la industria y el poder político, mediante el financiamiento de campañas, sostuvo.
“En el sur estamos en el inicio de una estrategia de control territorial que debe ser contenida por parte de los organismos del Estado y la ayuda de la población civil mediante denuncias”, advirtió al reconocer que la mejor manera de contenerlas sería la generación de desarrollo.
Hay cierta esperanza, consideró, de que ahora con el nombramiento de la Guardia Nacional, se refuerce totalmente la estrategia de seguridad en la frontera sur.
Comentó además que es preocupante también la seguridad rural, por ser uno de los temas más descuidado y que, por lo mismo, debería de capacitarse a los guardias comunitarios y dotarlos de herramientas, incluyendo las legales, para que puedan desempeñar sus funciones, “para inhibir la presencia de la delincuencia organizada en el campo porque, de no hacerlo, se puede provocar inestabilidad y ahuyentar las inversiones”.
Aprovechó para señalar que el tema de la telefonía celular como una alternativa de comunicación, es también una herramienta de seguridad, “pero lamentablemente en la región no hay cobertura total y, por lo contrario, una señal deficiente, por lo que se requiere de la intervención de los legisladores para exigir un mejor servicio”.
Incluso, destacó que hay infinidad de comunidades chiapanecas que tienen el servicio de telefonía celular, pero gracias a compañías guatemaltecas que cruzan la franja limítrofe con su señal.
En el caso de las extorsiones locales, señaló que hay bandas juveniles que roban teléfonos celulares y con ello se apropian de los datos personales para después llamar a familiares o conocidos de las víctimas y exigirles dinero, aunque tienen conocimiento de algunos casos en donde los delincuentes someten con armas a las personas y las obligan a que ellos mismos pidan el supuesto rescate, lo que algunos conocen como secuestro exprés.
Se mostró de acuerdo a la integración de vecinos vigilantes, como ya está ocurriendo en varias zonas de la ciudad, “y hay que prepararse, porque el municipio tiene una economía muy fuerte y hay bandas de jóvenes que quieren controlar a la población con las extorsiones”.
Dejó en claro que el hablar de la inseguridad, señalar los yerros de las autoridades y proponer más participación ciudadana y una inversión mayor en ese rubro, busca que no lleguemos al nivel que están algunas regiones centroamericanas, donde las fuerzas armadas mantienen el toque de queda.
“Hoy en día se dice mucho y se hace poco. La ciudadanía debe hacer su parte, pero no solo de opiniones, sino que establezcan procedimientos de verificación, se implementen verdaderos vigilantes ciudadanos y se denuncie. La estrategia de seguridad debe ser profundizada, porque, así como está no es suficiente” puntualizó. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello