Marchan Migrantes Africanos en Tapachula

361
Mostrando pancartas, los extracontinentales denunciaron diversas arbitrariedades que comete personal en el INM. Culminaron la marcha frente al Palacio Municipal.

Tapachula, Chiapas; 30 de Agosto.- En un hecho sin precedentes en la historia de México, este viernes miles de migrantes de origen africano, marcharon por las principales calles de la ciudad para denunciar supuestas arbitrariedades en el Instituto Nacional de Migración (INM) en Chiapas.
Con lo ocurrido en las últimas horas, suman ya 12 días ininterrumpidos de protestas por parte de esos extracontinentales.
El contingente partió por la mañana desde la explanada externa de la Estación Migratoria “Siglo XXI”, al norte de la ciudad, donde han montado un campamento en espera de ser atendidos por esa dependencia federal.
En ese lugar se concentraron elementos de la Guardia Nacional y de la Policía Federal, quienes formaron barricadas protegiendo las instalaciones.
La movilización fue acompañada de observadores de organismos y asociaciones defensoras de los derechos humanos, tanto nacionales como extranjeros.
En el recorrido, en el que participaron hombres, mujeres, menores de edad, personas de la tercera edad, embarazadas y jóvenes, desplegaron mantas y pancartas en donde expresaron sus inconformidades.
En algunos de esos carteles se explicaba que la Guardia Nacional y la Policía Federal los ha sometido a golpes, los ha humillado y violentado sus derechos, durante estos días de manifestaciones.
La gran mayoría de ellos se pegó hojas en el cuerpo en el que expresaban su repudio al racismo y la desigualdad en el trato migratorio.
En su camino entonaron canciones por la paz y exigieron libertad, luego de que aseguran viven atrapados en Tapachula, ya que las autoridades no les permiten avanzar en su camino hacia los Estados Unidos y tampoco pueden regresar, porque para ello significaría la cárcel o la muerte.
En la víspera, habían conformado, también en algo sin precedentes, la Asamblea de Migrantes Africanos en Tapachula, en la que participan unos tres mil migrantes de al menos 15 países.
Según sus relatos, el INM de Chiapas les admitió documentos desde principios de año para entregarles un oficio de salida, procedimiento administrativo común para que puedan ir en tránsito sin ser detenidos.
Sin embargo, cuando intentaron viajar hacia el norte del país, fueron detenidos por agentes migratorios, con el argumento de que los papeles del mismo INM tenían inconsistencias.
Desde entonces viven varados en Tapachula, deambulando en las calles, suplicando ayuda y que les entreguen el documento para poder irse.
La marcha de este viernes concluyó en el parque central “Miguel Hidalgo”, donde no hubo alguna comisión de funcionarios que por lo menos escuchara sus inconformidades o sirvieran de gestores en sus peticiones. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello