Éxodo de Migrantes y el Trafico de Mercancía No se Detienen en la Frontera Sur; la TVR fue Suspendida

580
De nada ha servido el acordonamiento policiaco en la franja fronteriza, cuando sigue pasando de todo.

*SECTOR EMPRESARIAL AFIRMA QUE AÚN CON EL DESPLIEGUE POLICACO EN MEXICO Y GUATEMALA, CONTINUA EL TRAFICO DE MORENOS POR PASOS DE EXTRAVIO. *TODOS LOS DIAS SE VEN ENMOCHILADOS EN DIVERSAS CALLES DE LA CIUDAD

Tapachula, Chiapas; 02 de octubre. – Sectores empresariales de México y Guatemala coincidieron este miércoles que, a pesar del despliegue de elementos de la Guardia Nacional (GN) y de la Policía Nacional Civil, respectivamente, el contrabando de todo tipo de mercancías en la franja limítrofe no ha disminuido. Por lo contrario, se ha triplicado este año.
En una reunión privada en materia de seguridad, celebrada en la comunidad fronteriza de Tecún Umán, los empresarios señalaron que esas actividades les están ocasionando una competencia desleal y la quiebra de infinidad de negocios.
Mientras que, al gobierno, la generación de uno de los daños fiscales más grandes en la historia de ambas naciones, por lo menos en materia de contrabando de Centroamérica a México y viceversa.
Aunque hay otros factores de por medio, como la presencia de migrantes, las ventas del comercio establecido en la frontera sur de Chiapas se han desplomado, mientras que la informalidad ha crecido este año en al menos 30 por ciento.
Jorge Alfredo Gálvez Sánchez, vicepresidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la región Soconusco, dijo en entrevista para el rotativo EL ORBE que “el éxodo de migrantes no se ha detenido en la frontera y tampoco el gigantesco tráfico de mercancías”.
Lamentó que el Parque Central “Miguel Hidalgo”, en Tapachula, esté llenó de migrantes de diversas nacionalidades y que muchos de ellos ya se hayan incorporado al comercio informal, incluso instalado peluquerías en banquetas y otros espacios públicos.
Recordó que, desde octubre del año pasado a la fecha, hay un decremento en el número de consumidores y visitantes al primer cuadro de la ciudad, por temor a la presencia de indocumentados.
“Las ventas se han desplomado. Tan solo en junio el comercio en general reportó una reducción en sus operaciones en alrededor del 40 por ciento, con relación al mismo periodo, pero del año pasado; mientras que para julio fue del 50 por ciento y, en agosto y septiembre, algo similar”, apuntó.
Reconoció que el comercio establecido en el centro de Tapachula tiene que cerrar sus puertas mucho más temprano que lo habitual, porque los consumidores ya no llegan.
Aunado a eso, recalcó, el Instituto Nacional de Migración (INM) ha dejado de atender y dar un servicio de calidad a los turistas legales con Tarjeta de Visitante Regional, a quienes ni siquiera les quieren renovar sus credenciales por la caducidad de la vigencia.
Calculó que en el último trimestre ya no llegó a Tapachula el 65 por ciento de esos visitantes legales con TVR. La mayoría porque el INM cerró las puertas al turismo en la Frontera Sur y, el resto, por miedo a los flujos de migrantes.
Mientras que, en el caso del contrabando impune y descarado de mercancías, opinó que ha crecido en lo que va del año y eso está generando también severos problemas a la economía regional y a la recaudación de impuestos.
En la reunión, según algunos empresarios que estuvieron presentes, e informó que en Guatemala se está dejando de percibir en lo que va el año, vía impuestos, por lo menos 16 mil millones de quetzales (unos 40 mil millones de pesos), debido al ingreso de mercadería de contrabando.
La representación de la Cámara de la Industria de la Transformación de esa nación externó que el tráfico y el comercio ilícito de mercadería que ingresa al territorio nacional son las actividades principales de competencia desleal.
También hizo hincapié sobre los daños que le puede hacer a la población ese tráfico de mercancías de dudosa procedencia y calidad, y el riesgo que pone en términos de salud y seguridad.
Por su parte, el Consejo de la Comisión Interinstitucional contra el Contrabando y la Defraudación Aduanera (Coincon), informó que durante el 2019 se ha decomisado mercadería valorada en 11 millones de quetzales (27.5 mdp), la cual ingresó de forma ilegal al país.
El reclamo empresarial va enfocado a que se pongan en marcha estrategias conjuntas porque las estadísticas señalan que el contrabando aumenta al doble en el último trimestre del año.
Po un lado, el gobierno de Guatemala, a través de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) calcula que, en hasta un 90 por ciento de los productos que entran a ese país de forma ilícita, ingresan desde México. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello